Fun­cio­na­rias fue­ron agre­di­das vio­len­ta­men­te por pa­cien­te psi­quiá­tri­co en hos­pi­tal an­ge­lino

Tras el in­ci­den­te, una téc­ni­co pa­ra­mé­di­co, tu­vo que ser in­ter­na­da en San­tia­go con un cua­dro de da­ño ocular se­ve­ro. “No es un he­cho ais­la­do que se pro­duz­can si­tua­cio­nes de agre­sio­nes por par­te de nues­tros usua­rios”, in­di­có el di­rec­tor del re­cin­to.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Marcos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Una com­ple­ja si­tua­ción se re­gis­tró la se­ma­na pa­sa­da en el hos­pi­tal ba­se de Los Án­ge­les, en don­de un pa­cien­te psi­quiá­tri­co agre­dió a dos fun­cio­na­rias del ci­ta­do or­ga­nis­mo.

El he­cho se sus­ci­tó, es­pe­cí­fi­ca­men­te, en la Uni­dad de Corta Es­ta­día de Sa­lud men­tal del re­cin­to de Sa­lud, en don­de un usua­rio ata­có fí­si­ca­men­te a las tra­ba­ja­do­ras que lo es­ta­ban aten­dien­do.

Pro­duc­to del ac­to de vio­len­cia una de las fun­cio­na­rias, iden­ti­fi­ca­da co­mo una téc­ni­co pa­ra­mé­di­co, que­dó con le­sio­nes de ma­yor gra­ve­dad, de­bien­do ser tras­la­da­da a la re­gión Me­tro­po­li­ta­na, con­cre­ta­men­te, al Hos­pi­tal Clí­ni­co de la Mu­tual de Se­gu­ri­dad, en don­de se en­cuen­tra in­ter­na­da - su­pues­ta­men­te­por un cua­dro de da­ño ocular se­ve­ro.

La otra tra­ba­ja­do­ra -fa­vo- ra­ble­men­te- re­sul­tó con con­tu­sio­nes de me­nor con­si­de­ra­ción, re­tor­nan­do a sus la­bo­res en el Com­ple­jo Asis­ten­cia Víc­tor Ríos Ruiz du­ran­te los pró­xi­mos días.

El di­rec­tor del cen­tro hos­pi­ta­la­rio, Brian Romero, si bien ca­li­fi­có el he­cho co­mo ais­la­do, por su ni­vel de gra­ve­dad, pre­ci­só que se han sus­ci­ta­do he­chos si­mi­la­res en otras uni­da­des del plan­tel.

“La­men­ta­ble­men­te no es un he­cho ais­la­do que se pro­duz­can si­tua­cio­nes de agre­sio­nes por par­te de nues­tros usua­rios. Mu­chas ve­ces se re­fie­ren a con­duc­tas, ya sea a tra­vés de pa­la­bras, ges­tos o ac­ti­tu­des, que tam­bién se tras­for­man en ata­ques a nues­tros tra­ba­ja­do­res, so­bre to­do cuan­do no ha si­do bien en­ten­di­da la aten­ción que se es­tá en­tre­gan­do, o tie­nen ex­pec­ta­ti­vas dis­tin­tas a lo que es una aten­ción de sa­lud”, ex­pli­có.

Asi­mis­mo, la au­to­ri­dad hos­pi­ta­la­ria lo­cal pre­ci­só que mu­chas ve­ces es­tas si­tua­cio­nes son pro­ta­go­ni­za­das por fa­mi­lia­res de los usua­rios.

“Mu­chas ve­ces nos ocu­rre con los fa­mi­lia­res de los pa­cien­tes, cuan­do se exi­ge otro ti­po de be­ne­fi­cios que no es­tán in­clui­dos den­tro de las aten­cio­nes”, agre­gó.

Por úl­ti­mo, Romero reali­zó un lla­ma­do a la co­mu­ni­dad a orien­tar su des­con­ten­to por las vías for­ma­les, lle­nan­do el for­mu­la­rio es­ta­ble­ci­do pa­ra tal efec­to.

“Cuan­do con­si­de­ren que no han si­do aten­di­dos con la ca­li­dad o cum­plien­do las ex­pec­ta­ti­vas que ellos es­pe­ran, lo ha­gan sa­ber a la di­rec­ción del es­ta­ble­ci­mien­to, a tra­vés del for­mu­la­rio de re­cla­mos, so­li­ci­tu­des y su­ge­ren­cias, pa­ra po­der in­ves­ti­gar y dar una res­pues­ta con­cre­ta”, con­clu­yó.

“La­men­ta­ble­men­te no es un he­cho ais­la­do que se pro­duz­can si­tua­cio­nes de agre­sio­nes por par­te de nues­tros usua­rios. Mu­chas ve­ces se re­fie­ren a con­duc­tas, ya sea a tra­vés de pa­la­bras, ges­tos o ac­ti­tu­des, que tam­bién se tras­for­man en ata­ques a nues­tros tra­ba­ja­do­res”. Brian Romero, di­rec­tor del hos­pi­tal ba­se an­ge­lino.

LA OTRA FUN­CIO­NA­RIA ata­ca­da re­tor­nó a sus la­bo­res ha­bi­tua­les en el Com­ple­jo Asis­ten­cial Víc­tor Ríos Ruiz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.