Es­ta­ti­zar Ina­cap se­ría un gra­ve error

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

En con­se­cuen­cia, es­tos dis­cur­sos más allá de pro­po­ner, ge­ne­ran te­mor en el em­pre­sa­ria­do con o sin fi­nes de lu­cro y se trans­for­man en ame­na­zas a la eco­no­mía, so­bre to­do cuan­do no se sus­ten­tan en ar­gu­men­tos só­li­dos que se pue­dan ana­li­zar. Pri­va­ti­zar, no es siem­pre la so­lu­ción.

Re­sul­ta muy di­fí­cil cues­tio­nar la la­bor que ha desa­rro­lla­do Ina­cap en ma­te­ria de for­ma­ción de téc­ni­cos y pro­fe­sio­na­les pa­ra Chi­le. Sin du­da al­gu­na, la ins­ti­tu­ción ha si­do un gran aporte en mano de obra ca­li­fi­ca­da en sus más de 26 se­des de Ari­ca a Pun­ta Are­nas, don­de hoy cur­san sus ca­rre­ras más de 123 mil alum­nos. De he­cho, uno de es­tos cen­tros es­tá ubi­ca­do pre­ci­sa­men­te en el co­ra­zón de la ciu­dad de Los Án­ge­les y se ha ca­rac­te­ri­za­do en los úl­ti­mos 20 años, por su ar­mo­nía y com­pa­ñía tan­to en ma­te­rias edu­ca­ti­vas co­mo en vin­cu­la­ción con el me­dio, con una cla­ra co­ne­xión con el sec­tor pro­duc­ti­vo lo­cal y ba­sa­dos en las ne­ce­si­da­des del país.

Por ello re­sul­ta cues­tio­na­ble la pro­pues­ta de los se­na­do­res del PS y PPD de es­ta­ti­zar la cor­po­ra­ción, de­bi­do a que has­ta aho­ra, ja­más se ha vi­sua­li­za­do que la en­ti­dad ten­ga ac­ti­tu­des lu­cra­ti­vas o afec­te de al­gu­na ma­ne­ra con sus ma­llas aca­dé­mi­cas, la ca­li­dad de los pro­fe­sio­na­les que es­tán sa­lien­do al mer­ca­do. To­do lo con­tra­rio, quie­nes se ti­tu­lan de Ina­cap, es­tán muy bien po­si­cio­na­dos y al­ta­men­te va­lo­ra­dos en ma­te­ria de com­pe­ten­cias.

El pro­pio Ma­rio Waiss­bluth, di­rec­tor de Edu­ca­ción 2020, ase­gu­ró que “lo peor de lo peor se­ría po­ner una en­ti­dad pu­jan­te y ágil ba­jo el es­pan­to­so yu­go bu­ro­crá­ti­co que aplas­ta a to­das las uni­ver­si­da­des del Es­ta­do, su­je­tas a go­bier­nos cor­po­ra­ti­vos de ca­rác­ter an­te­di­lu­viano, for­za­das a ac­tuar co­mo mi­nis­te­rios vi­gi­la­dos por la Con­tra­lo­ría (...) La tra­mi­to­lo­gía in­ter­na es de te­rror”.

So­bre es­te te­ma, ca­be in­di­car que el Es­ta­do, ho­nes­ta­men­te, no se ca­rac­te­ri­za po­si­ti­va­men­te por una bue­na ad­mi­nis­tra­ción de sus em­pre­sas. Bas­ta ver lo ocu­rri­do en las úl­ti­mas se­ma­nas con Co­del­co, don­de el pro­pio pre­si­den­te eje­cu­ti­vo, Nel­son Pi­za­rro ase­gu­ró tex­tual­men­te que “no hay pla­ta, vie­jo, en­tién­de­me, no hay un pu­to pe­so”. Eso no ha­bla de una bue­na ges­tión. Tam­bién se pue­de ver lo que ha pa­sa­do en reite­ra­das oca­sio­nes con ENAP, que prác­ti­ca­men­te ha si­do la ca­ja chi­ca del go­bierno de turno o de he­chos de co­rrup­ción “le­gal” co­mo las in­dem­ni­za­cio­nes mi­llo­na­rias ocu­rri­das en el 2000 y la cual que­dó en na­da, por­que la cor­te so­bre­se­yó la cau­sa en 2004.

Si a eso se le su­ma, en ma­te­ria ne­ta­men­te edu­ca­ti­va, el pau­pé­rri­mo tra­ba­jo que se ha rea­li­za­do pa­ra la for­ma­ción de las uni­ver­si­da­des es­ta­ta­les de Ay­sén y de O’hig­gins, y de los 15 CFT es­ta­ta­les, no re­sul­ta aus­pi­cio­so que el Es­ta­do pue­da ha­cer­se car­go de­cen­te­men­te de la edu­ca­ción.

Con el plan­tea­mien­to de los se­na­do­res, só­lo se pue­de des­pren­der que se bus­ca con­tro­lar la ins­ti­tu­ción, pe­ro no ve­lar por la ca­li­dad de es­te ¿Qué bus­ca­rán con su ini­cia­ti­va?

La idea ha te­ni­do el re­cha­zo ab­so­lu­to de la DC, quie­nes lo han til­da­do co­mo ab­so­lu­ta­men­te in­con­ve­nien­te. Alla­mand por su par­te sos­tu­vo que “era lo que le fal­ta­ba a la Nue­va Ma­yo­ría pa­ra iden­ti­fi­car­se con al­gu­nas de las peo­res prác­ti­cas de la UP”. Ig­na­cio Wal­ker lo lla­mó de­re­cha­men­te una “in­sen­sa­tez” y en las re­des so­cia­les, los usua­rios en ma­yo­ría se han opues­to a cam­biar el mo­de­lo.

En con­se­cuen­cia, es­tos dis­cur­sos más allá de pro­po­ner, ge­ne­ran te­mor en el em­pre­sa­ria­do con o sin fi­nes de lu­cro y se trans­for­man en ame­na­zas a la eco­no­mía, so­bre to­do cuan­do no se sus­ten­tan en ar­gu­men­tos só­li­dos que se pue­dan ana­li­zar. Pri­va­ti­zar, no es siem­pre la so­lu­ción.

Has­ta aho­ra, na­die ha re­ba­ti­do al pre­si­den­te del con­se­jo di­rec­ti­vo de la ca­sa de es­tu­dios, quien ha ase­gu­ra­do a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción que la pro­pie­dad “no es de las per­so­nas que for­man par­te del di­rec­to­rio, ni exis­ten ac­cio­nis­tas, sino que to­da la in­fra­es­truc­tu­ra y las se­des son de la cor­po­ra­ción Ina­cap […]”Na­die se lle­va un pe­so pa­ra la ca­sa”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.