Seis con­se­jos de se­gu­ri­dad pa­ra za­pa­tear se­gu­ro du­ran­te Fies­tas Pa­trias

Mu­chos apro­ve­chan que us­ted via­ja­rá a pa­sar­lo bien pa­ra co­me­ter de­li­tos con­tra su pro­pie­dad o pa­ra ro­bar­le en las fon­das y even­tos die­ci­oche­ros.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

Pa­ra mu­chos es la ce­le­bra­ción más es­pe­ra­da del año y es que la fies­ta na­cio­nal, es pa­ra los chi­le­nos el mo­men­to ideal pa­ra via­jar o com­par­tir con la fa­mi­lia y los ami­gos, pe­ro al­gu­nas ve­ces es­ta se ve em­pa­ña­da por los de­lin­cuen­tes tras un ro­bo a nues­tras per­te­nen­cias. Es por es­to, que Pro­se­gur Alar­mas, en­tre­gó a La Tri­bu­na, 10 con­se­jos que lo ha­rán za­pa­tear más de un pie de cue­ca tran­qui­lo du­ran­te es­te 18:

Si va via­jar: - Ase­gú­re­se de que su alar­ma fun­cio­na co­rrec­ta­men­te:

Che­quear el es­ta­do de su sis­te­ma de se­gu­ri­dad, es fun­da­men­tal si sal­drá de la ciu­dad o al me­nos de­ja­rá su vi­vien­da so­la du­ran­te al­gu­nas ho­ras pa­ra asis­tir a una fon­da o a un asa­do fa­mi­liar. Pa­ra ello, es ne­ce­sa­rio que ve­ri­fi­que la co­ne­xión con su cen­tral de mo­ni­to­reo y que ac­tua­li­ce los da­tos de con­tac­to con su em­pre­sa de se­gu­ri­dad, trá­mi­te que tan só­lo to­ma­rá unos mi­nu­tos.

-Dé­le vi­da a su ca­sa: Si es

de los que pien­sa via­jar du­ran­te el 18, es ne­ce­sa­rio que su ca­sa pa­rez­ca ha­bi­ta­da du­ran­te los días que es­ta­rá afue­ra, ya que de lo con­ta­rio, es­to podría au­men­tar las po­si­bi­li­da­des de ser víc­ti­ma de un de­li­to. Un tem­po­ri­za­dor pa­ra que las lu­ces se en­cien­dan só­lo de no­che o pa­ra que se pren­da la te­le­vi­sión y la ra­dio en al­gu­nas ho­ras del día, son ele­men­tos cla­ves que ha­rán que su vi­vien­da se vea tal co­mo si us­ted es­tu­vie­ra aden­tro.

-Des­co­nec­te el te­lé­fono:

Si es­te sue­na y sue­na du­ran­te to­do el día y na­die lo atien­de, es una se­ñal cla­ra pa­ra los de­lin­cuen­tes de que no hay mo­ra­do­res en el ho­gar. Por es­to mis­mo, es ne­ce­sa­rio que el apa­ra­to que­de des­col­ga­do o des­co­nec­ta­do en su au­sen­cia.

- Su au­to, siem­pre a la vis­ta:

Es pre­fe­ri­ble que su vehícu­lo que­de es­ta­cio­na­do en lu­ga­res se­ña­li­za­dos y asu­mir el cos­to de aparcamiento pa­ra así evi­tar in­ten­tos de ro­bo en zo­nas de po­ca vi­gi­lan­cia. Adi­cio­nal­men­te, pue­des uti- li­zar sis­te­mas co­mo: el traba vo­lan­te, traba rue­das, el corta co­rrien­te o un ser­vi­cio de Lo­ca­li­za­ción GPS pa­ra Vehícu­los co­mo el de Pro­se­gur Alar­mas, que in­clu­ye un bo­tón de pá­ni­co, un sen­sor de im­pac­to pa­ra ac­ci­den­tes au­to­mo­vi­lís­ti­cos, un cor­te de mo­tor y un mi­cró­fono es­con­di­do.

-Si sal­drá con ni­ños en­sé­ñe­les me­di­das de se­gu­ri­dad:

si irán a una fon­da o lu­ga­res con gran afluen­cia de pú­bli- co, ins­trú­ya­los so­bre có­mo ac­tuar en ca­so de ex­tra­vío, es fun­da­men­tal que se­pan pe­dir ayu­da a ca­ra­bi­ne­ros o guar­dias. Es im­por­tan­te ade­más, con­tar con una fo­to ac­tua­li­za­da de ellos; re­cor­dar có­mo an­dan ves­ti­dos y que se­pan sus da­tos per­so­na­les co­mo nom­bre, di­rec­ción, te­lé­fono y el nom­bre de los pa­dres.

- No por­te ex­ce­so de di­ne­ro:

al igual que jo­yas y ob­je­tos de va­lor, es ne­ce­sa­rio que lle­ve el efec­ti­vo jus­to y ne­ce­sa­rio pa­ra las em­pa­na­das, cho­ri­pa­nes, vo­lan­ti­nes y el clá­si­co te­rre­mo­to, ya que de es­ta ma­ne­ra evi­ta­rá ser víc­ti­ma de un ro­bo o hur­to al pa­sar des­aper­ci­bi­do. Mu­chas fon­das in­clu­so ya cuen­tan con el sis­te­ma de tar­je­tas de dé­bi­to o cré­di­to, por lo que una me­di­da pre­li­mi­nar pue­de ser in­for­mar­se so­bre los mé­to­dos de pa­go del lu­gar pre­vio a su vi­si­ta.

Ade­más, es­tán las me­di­das ge­ne­ra­les co­mo no ma­ne­je si us­ted ha con­su­mi­do be­bi­das al­cohó­li­cas; cir­cu­le siem­pre por las ve­re­das y uti­li­ce cru­ces ha­bi­li­ta­dos, ya que du­ran­te es­tas fe­chas las víc­ti­mas por atro­pe­llos au­men­tan con­si­de­ra­ble­men­te; si va a en­cum­brar vo­lan­ti­nes no lo ha­ga ja­más con hi­lo cu­ra­do, ya que es­to podría da­ñar­lo a us­ted o a cual­quier per­so­na que es­té cer­ca su­yo.

LO IDEAL ES TE­NER siem­pre el di­ne­ro se­gu­ro en una cuen­ta ban­ca­ria, en la bi­lle­te­ra y ba­jo el col­chón, pue­den re­pre­sen­tar un ries­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.