Tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia: Seg­men­to cre­cien­te y desafío pen­dien­te

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Ser­gio Urrutia Do­no­so Fa­cul­tad de Cien­cias Eco­nó­mi­cas y Ad­mi­nis­tra­ti­vas, Uni­ver­si­dad Cen­tral

Co­no­ci­da la ci­fra de 7,1% co­rres­pon­dien­te a la ta­sa de de­socu­pa­ción en­tre­ga­da por el INE pa­ra el tri­mes­tre mó­vil ma­yo-ju­nio, la más al­ta des­de sep­tiem­bre de 2011, ocu­rren va­rias pro­yec­cio­nes en lí­nea con los ana­lis­tas del mer­ca­do, que, di­cho sea de pa­so, es­pe­ra­ban una ci­fra le­ve­men­te in­fe­rior.

Ha­cia di­ciem­bre, de­be­ría­mos es­pe­rar un in­cre­men­to en la ta­sa, el cual es­ta­ría pre­sio­na­do por el sec­tor de la cons­truc­ción. De acuer­do con lo in­for­ma­do ha­ce unas po­cas se­ma­nas por la Cá­ma­ra Chi­le­na de Cons­truc­ción, es­ta ci­fra podría es­tar so­bre el 10,0% a fi­nes del pre­sen­te año pa­ra es­ta in­dus­tria.

Aho­ra bien, en ma­yo pa­sa­do, la Co­mi­sión Eco­nó­mi­ca pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y El Ca­ri­be (Ce­pal) jun­to con la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT), en­tre­gó un in­for­me au­gu­ran­do que el des­em­pleo en la re­gión au­men­ta­ría en el año 2016 a cau­sa del de­te­rior eco­nó­mi­co re­gio­nal y que es­ta ta­sa se de­be­ría ubi­car so­bre el 7,0%. Bra­sil su­peró el pro­nós­ti­co con cre­ces ano­tan­do en agos­to un 11,6%, mien­tras que Ar­gen­ti­na in­for­mó una ce­san­tía de 8,5%.

Si bien es cier­to el es­ce­na­rio pa­ra la re­gión no es bueno, tam­po­co lo es pa­ra no­so­tros, so­bre to­do por el au­men­to en una di­men­sión que re­quie­re de una gran preo­cu­pa­ción: “Tra­ba­jo por Cuen­ta Pro­pia”. Du­ran­te el pre­sen­te año, el INE ha in­for­ma­do que es­ta mo­da­li­dad ha te­ni­do un in­cre­men­to so­bre el 6% re­gis­tran­do en la úl­ti­ma en­tre­ga de in­for­ma­ción un 7,6%, ci­fra pa­ra ana­li­zar con un po­co de más de­ten­ción.

El pro­ble­ma del tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia es que no siem­pre es­tá aso­cia­do a con­di­cio­nes la­bo­res dig­nas, y caen en él ac­ti­vi­da­des co­mo el co­mer­cio in­for­mal, los tra­ba­jos in­de­pen­dien- tes o “po­lo­li­tos”, con ba­jo in­gre­sos y es­ca­sa o nu­la pro­tec­ción so­cial.

La OIT, ba­jo la di­rec­ción ge­ne­ral del chi­leno Juan So­ma­vía Al­ta­mi­rano, (1999 - 2012), de­fi­nió el con­cep­to de tra­ba­jo de­cen­te co­mo aquel que se rea­li­za en con­di­cio­nes de li­ber­tad, equi­dad, se­gu­ri­dad so­cial y dig­ni­dad hu­ma­na.

Des­de el pun­to de vis­ta de la se­gu­ri­dad so­cial, el tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia, ge­ne­ral­men­te no des­ti­na re­cur­sos pa­ra pre­ver una pen­sión dig­na ni tam­po­co pa­ra ac­ce­der a pres­ta­cio­nes de sa­lud.

Los al­tos ni­ve­les de ex­pec­ta­ti­vas de vi­da en Chi­le (80,5 años pro­me­dio) que nos po­nen cer­ca de paí­ses desa­rro­lla­dos co­mo Ca­na­dá cu­ya po­bla­ción se es­ti­ma que al­can­za­rá los 82,2 años, no se con­di­cen con los ba­jos ni­ve­les de se­gu­ri­dad so­cial de un nú­me­ro de tra­ba­ja­do­res que va en au­men­to.

Es­te nue­vo fe­nó­meno la­bo­ral obli­ga a pen­sar en ese fu­tu­ro que ca­da día se acer­ca a pa­sos agi­gan­ta­dos de mo­do que cuan­do lle­gue no sea tar­de y nos en­fren­te­mos a pen­sio­nes asis­ten­cia­les y sa­lud pú­bli­ca con las li­mi­ta­cio­nes por to­dos co­no­ci­das.

El tra­ba­ja­dor por cuen­ta pro­pia su­pues­ta­men­te ejer­ce in­de­pen­dien­te­men­te una pro­fe­sión u ofi­cio pe­ro no tie­ne nin­gún em­plea­do a suel­do o sa­la­rio. Es la de­fi­ni­ción teó­ri­ca de un gra­ve pro­ble­ma que ya es­tá em­pe­zan­do a ocu­rrir en la prác­ti­ca.

Es la de­fi­ni­ción teó­ri­ca de un gra­ve pro­ble­ma que ya es­tá em­pe­zan­do a ocu­rrir en la prác­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.