Zá­mi­ra Ja­due: la te­nis­ta an­ge­li­na que es ten­ta­da por clu­bes eu­ro­peos

Con sus 21 años, ha vi­vi­do de to­do, pe­ro eso la ha trans­for­ma­do en lo que hoy en día es: par­te de la éli­te na­cio­nal de es­ta dis­ci­pli­na.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - Portada - Ni­co­lás Irri­ba­rra. Fo­to­gra­fías :Ma­nuel Dio­ca­res. © 2016 La Tri­bu­na

Zá­mi­ra Char­lot­te Ja­due Díaz, de tan só­lo 21 años, na­ció en San­tia­go el año 1995, y des­de el 2006 que se trans­for­mó –por op­ción- en una an­ge­li­na de to­mo y lo­mo. Por es­tos días, en­tre­na a full en el Club de Cam­po, y tam­bién en Co­ba, don­de rea­li­za Cross­fit, en la se­de de Ga­brie­la Mis­tral, jun­to a su en­tre­na­dor per­so­nal, Pa­blo Con­tre­ras. Co­men­zó a ju­gar te­nis des­de muy tem­pra­na edad, pe­ro des­de los 18 y 19 años, que co­men­zó a pro­fe­sio­na­li­zar aún más su ac­ti­vi­dad de­por­ti­va. Por aho­ra no es­tá es­tu­dian­do, se es­tá de­di­can­do 100% al te­nis, en­tre­nan­do gran par­te del día, aun­que es­to es aho­ra, an­te­rior­men­te – mien­tras es­tu­dia­ba en el Co­le­gio Ale­mán-com­par­tía ac­ti­vi­da­des. “Des­de los 3 años que jue­go te­nis, pe­ro des­de los 9 que jue­go tor­neos. Em­pe­cé con el ni­vel de éli­te a los 17 o 18 años, me em­pe­za­ron a lla­mar, em­pe­cé a ju­gar más tor­neos, a ir a Bra­sil, otros tor­neos in­ter­na­cio­na­les”, co­men­tó. Ade­más, aña­dió que “es di­fí­cil cuan­do uno se de­di­ca al de­por­te 100%, por­que hay que dar­le to­do, o sea hay que sa­cri­fi­car mu­chas co­sas, hay que de­jar co­sas de la­do, pe­ro to­do lo que vie­ne gra­cias a ese es­fuer­zo y sa­cri­fi­cio es im­pa­ga­ble. Cuan­do uno quie­re ha­cer otras co­sas, mez­clar otros mo­men­tos, hay que or­ga­ni­zar­se bien y nun­ca de­jar el de­por­te de la­do, por­que tiem­po que pa­sa es tiem­po per­di­do”. Los ma­yo­res lo­gros de Zá­mi­ra han si­do te­ner pun­tos pro­fe­sio­na­les, ha­ber po­di­do dispu­tar par­ti­dos pro­fe­sio­na­les en va­rios paí­ses, ha­ber si­do con­tra­ta­da en Ale­ma­nia – en dos oca­sio­nes- por un club, y que le si­gan lle­gan­do le­gan­do pro­pues­tas pa­ra po­der via­jar –nue­va­men­te- al vie­jo con­ti­nen­te a en­tre­nar y ju­gar por un club ale­mán. “He ido a Bra­sil, Pe­rú, Pa­ra­guay, Ar­gen­ti­na y Ale­ma­nia a ju­gar pro­fe­sio­na­les, y en es­te mo­men­to –co­mo de­jé los os pro­fe­sio­na­les pa­ra de­di­car­me a los in­ter­clu­bes en Ale­ma­nia, per­dí los pun­tos WTA que ha­bía ob­te­ni­do. En no­viem­bre em­pie­zo nue­va­men­te, ten­go tres tor­neos en San­tia­go que son pro­fe­sio­na­les”, sos­tu­vo. En el ca­so de las mu­je­res es más di­fí­cil ob­te­ner rán­king WTA, ya que de­be con­se­guir tres pun­tos pa­ra re­cién su­bir uno en di­cho es­ca­la­fón. En el ca­so de los hom­bres, un pun­to tam­bién se con­si­de­ra un pun­to en el ATP. “Por el he­cho de que yo ga­né só­lo dos, y no pu­de com­ple­tar el ter­ce­ro por ha­ber­me ido a Ale­ma­nia, no tu­ve un rán­king es­ta­ble­ci­do”, acla­ró.

LOS DESAFÍOS DE ZÁ­MI­RA

Zá­mi­ra Ja­due se vi­sua­li­za co­mo una pro­fe­sio­nal, con­si­guien­do en­trar y avan­zar lo más po­si­ble en el rán­king. “Quie­ro lle­gar a me­ter­me lo más po­si­ble en el rán­king, es­tar den­tro de unas 600 o 400 del mun­do, que no es al­go im­po­si­ble, se­guir ju­gan­do 3 me­ses en Ale­ma­nia, po­der dispu­tar otros tor­neos in­ter­na­cio­na­les que me que­den cer­ca de allí. Ju­gar WTA, me­ter­me lo que más pue­da en el rán­king”, ma­ni­fes­tó. Por aho­ra, la fa­mi­lia ha si­do un es­tan­dar­te fun­da­men­tal en to­do lo con­se­gui­do por la jo­ven te­nis­ta an­ge­li­na, que des­ta­ca en su ma­dre el es­fuer­zo pa­ra ser lo que hoy es. “Siem­pre he te­ni­do el apo­yo de mi ma­má, mi ta­ta, mi her­ma­na. Mi ma­má siem­pre me ha fi­nan­cia­do to­do, ha es­ta­do con­mi­go dán­do­me su apo­yo, mi her­ma­na y ta­ta igual, en to­dos los desafíos es­ta­mos siem­pre co­mo fa­mi­lia jun­tos”, men­cio­nó vi­si­ble­men­te agra­de­ci­da. “He ju­ga­do tan­tos años te­nis, que he pa­sa­do por ma­los en­tre­na­do­res, ma la s aca­de­mi aca­de­mias,as , n ive les te­nís­ti­cos sú­per ba­jos pro­duc­to de ello. Es­tar an­gus­tia­da por no sa­ber qué ha­cer por el fi­nan­cia­mien­to, mo­men­tos de que he es­ta­do va­cía sin en­tre­na­dor, pe­ro no to­do en es­te país es co­mo te lo di­cen, he pa­sa­do va­rios obs­tácu­los”, sen­ten­ció. Fi­nal­men­te, pa­ra su tér­mino de año, quie­re ju­gar los WTA que hay en no­viem­bre, son só­lo tres y en to­dos tie­ne op­cio­nes de que­dar­se con el re­sul­ta­do ma­yor. Por aho­ra, en­con­trar fi­nan­cia­mien­to pa­ra via­jar a tor­neos fue­ra de Chi l e, ha­ce com­ple­ja su par­ti­ci­pa­ción­par ti­ci­pa­ción en otras la­ti­tu­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.