Mar­tin Puf­fe y su cer­ve­ce­ría ar­te­sa­nal: un sue­ño he­cho reali­dad

Hi­jo y nie­to de em­pre­sa­rios de la zo­na, tam­bién na­ció en él la ne­ce­si­dad de in­cur­sio­nar en al­gún ru­bro. Por aho­ra, le ha ido bien, y le ha brin­da­do se­llo pro­pio a su ne­go­cio.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - Portada - Ni­co­lás Irri­ba­rra. Fo­to­gra­fías :Ma­nuel Dio­ca­res. © 2016 La Tri­bu­na

Mar­tin Puf­fe, quien ha vi­vi­do en los Sal­tos del La­ja - prác­ti­ca­men­te­to­da su vida, hoy en día es un em­pre­sa­rio del ru­bro de la cer­ve­ce­ría ar­te­sa­nal. Con sus 34 años, y sien­do in­ge­nie­ro co­mer­cial, en­con­tró una gran al­ter­na­ti­va pa­ra in­cur­sio­nar, y así cum­plir su sue­ño, de ser un em­pren­de­dor que pu­die­se co­la­bo­rar al de­sa­rro­llo de Los Án­ge­les y la pro­vin­cia de Bío Bío. “(La idea de em­pren­der) es un in­cen­ti­vo que me en­tre­gó mi pa­dre, y ade­más de una épo­ca de mi abue­lo, que era un gran pro­duc­tor de que­sos del sec­tor, en­ton­ces fue la idea un po­co de po­der ela­bo­rar un pro­duc­to, y en ho­me­na­je a él uti­li­za­mos el ape­lli­do de no­so­tros que es Puf­fe, tal co­mo se lla­ma­ban los que­sos Puf­fe. Y el bi­chi­to em­pren­de­dor, de to­das ma­ne­ras, me lo en­tre­gó mi pa­pá des­de chi­co”, co­men­tó. Ade­más, aña­dió que “des­de­des­de que es­ta­ba en

cuar­to me­dio y en­tré a In­ge­nie­ría Co­mer­cial, siem­pre es­tu­ve pen­san­do en em­pren­der al­gún ne­go­cio y bus­car mi li­ber­tad de ho­ra­rios. En la uni­ver­si­dad siem­pre en­con­tré muy atrac­ti­vo el te­ma de la cer­ve­ce­ría ar­te­sa­nal, has­ta hi­ce unos tra­ba­jos que te­nía de em­pren­di­mien­to, y des­pués vi­ví un año y me­dio en Lon­dres y ahí me enamo­ré de las cer­ve­zas. Eso fue el 2009 o 2010”. Des­de sus es­tu­dios en San­tia­go, es­pe­cí­fi­ca­men­te en la Uni­ver­si­dad Die­go Por­ta­les, te­nía es­ta idea, y fue cuan­do re­tor­nó a tra­ba­jar en el Ho­tel Sal­tos del La­ja, cuan­do se dio la po­si­bi­li­dad de ini­ciar su ac­ti­vi­dad.

CER­VE­CE­RÍA PUF­FE, LO AR­TE­SA­NAL DE AL­TA CA­LI­DAD

Con cua­tro va­rie­da­des, Mar­tín Puf­fe quie­re brin­dar a la co­mu­ni­dad de la pro­vin­cia de Bío Bío, y en es­pe­cial a Los Án­ge­les, la po­si­bi­li­dad de dis­fru­tar de pro­duc­tos de la más al­ta ca­li­dad. De he­cho, más allá de la can­ti­dad de clien­tes, su in­te­rés es­tá cen­tra­do en ge­ne­rar un pro­duc­to del más al­to ni­vel, y ac­ce­si­ble pa­ra cual­quier bol­si­llo. “En di­ciem­bre cum­pli­ré tres años, y lle­vo apro­xi­ma­da­men­te 4 años ela­bo­ran­do cer­ve­za co­mo cer­ve­ce­ro ca­se­ro. En ge­ne­ral son cer­ve­zas que me gus­tan a mí. Por un la­do la mar­ca Sal­to del La­ja es más sua­ve, pa­ra to­do pú­bli­co, y la mar­ca Puf­fe más ex­tre­ma, más amar­ga, más fuer­te, más tos­ta­do, más de ni­cho. Eso es lo in­tere­san­te, que­brar un po­co el es­que­ma, so­bre to­do en Los Án­ge­les, don­de no ha­bía mu­cho re­la­cio­na­do a es­te ti­po de cer­ve­za, po­der ofre­cer al pú­bli­cop al­gog di­fe­ren­te”, sos­tu­vo. Les ha ido muy muyy bien,b co­men­za­ron ven­dien­do alrr al­re­de­dor de 200 li­tros, y hoy ene día al­can­zan los 2000 milm li­tros, y en el ve­rano pro­yec­tanp a 4 mil li­tros. “Em­pe­za­mo­sEm­pezz con una plan­ta de ca­pa­ci­dad de 2000200 o 2500 li­tros, y aho­raaho lle­ga­re­mos a unau­naa ca­pa­ci­dad de 400040000 o 5000 li­tros men­sua­les.mee Va­ría un po­co­po la can­ti­dad, de­pen­dien­do­de del es­ti­loess que es­tás ela­bo­ran­do.e Voy ma­ne­jan­do stock, y co­no­cien­do lo que me es­tán pi­dien­do los c l ien­tes. De esa for­ma me or g a n i z o ”, de­ta­lló. Tie­ne clien­tes en Con­cep­ción, Los Án­ge­les, Sal­tos del La­ja y San­tia­go, y tra­ba­jan en to­tal con 25 clien­tes, que son res­tau­ran­tes y pubs. “En Los Án­ge­les es­ta­mos en De Mi Tie­rra Piz­zas, Sa­bor An­ge­lino, Ca­fé Fran­cés, Puer­co y Ja­ba­lí, Bier­haus, la cer­ve­ce­ría Lut­hier. No sé si se me ol­vi­da al­guno. En Sal­tos del La­ja es­ta­mos en la ma­yo­ría de los lo­ca­les, y tam­bién en 5 res­tau­ran­tes en San­tia­go”, acla­ró.

EL APOR­TE A SAL­TO DEL LA­JA

“Se vin­cu­la sú­per bien el tu­ris­mo con la ela­bo­ra­ción de cer­ve­za. Mu­chas se­ma­nas re­ci­bi­mos gi­ras de es­tu­dian­tes que vie­nen a vi­si­tar la plan­ta, pa­ra ex­pli­car y en­se­ñar un po­co la ela­bo­ra­ción de cer­ve­za. Por otro la­do, to­dos los clien­tes que vi­si­tan a to­dos los res­to­ra­nes acá, que es un po­lo tu­rís­ti­co y gas­tro­nó­mi­co, ade­más de ser­vir­se un pla­to tí­pi­co, pue­den dis­fru­tar de una cer­ve­za he­cha acá en el mis­mo sec­tor. Es uno de los po­cos pro­duc­tos que se ha­ce acá, ade­más de la co­mi­da de los res­tau­ran­tes, es uno de los po­cos pro­duc­tos pro­pios que se ha­ce acá”, ex­pli­có Mar­tin Puf­fe. Él di­ce es­tar, aun­que lo plan­tea des­de una pers­pec­ti­va hu­mil­de, muy con­for­me con el apor­te que rea­li­za a su lo­ca­li­dad y la pro­vin­cia. “Va­mos a tra­tar de cre­cer lo má­xi­mo en re­la­ción a es­te edi­fi­cio, que po­de­mos lle­gar a los 6 mil o 7 mil li­tros men­sua­les, des­pués me­ter­nos en Con­cep­ción, y ahí ana­li­zar si te­ne­mos que ha­cer otra plan­ta o cre­cer de otra for­ma. Quie­ro men­cio­nar que ha exis­ti­do mu­cho apor­te de Ser­co­tec y Cor­fo pa­ra po­der agran­dar­nos y com­prar al­gu­nos equi­pos”, men­cio­nó. Se­gún su vi­sión, nun­ca ter­mi­na de te­ner el ‘bi­chi­to’ de se­guir cre­cien­do, as­pi­ran­do a te­ner una pro­duc­ción de 20 mil o 30 mil li­tros men­sua­les, que es lo que mu­chas cer­ve­ce­rías de mar­ca in­de­pen­dien­te es­tán ha­cien­do. “Yo no le ten­go mie­do a la com­pe­ten­cia, por­que si uno ve las ci­fras, en los úl­ti­mos 10 años, el con­su­mo per cá­pi­ta en Chi­le pa­só de 28 li­tros a 42 li­tros por año. Mu­chas cer­ve­ce­rías ar­te­sa­na­les es­tán cre­cien­do, así que yo creo que to­dos los que tra­ta­mos de ha­cer un pro­duc­to de ca­li­dad, es­ta­mos cre­cien­do. De to­das ma­ne­ras la idea es po­si­cio­nar­se lo más que se pue­da, con una cer­ve­za pro­pia de Los Án­ge­les. Que el an­ge­lino em­pie­ce a dis­fru­tar los pro­duc­tos pro­pios, que se iden­ti­fi­que, y en eso es­ta­mos al de­be”, pun­tua­li­zó. Fi­nal­men­te, en­vió un men­sa­je a la co­mu­ni­dad, se­ña­lan­do que “que nos con­tac­ten, por fa­ce­book, ins­ta­gram, pue­den ve­nir a vi­si­tar la plan­ta, les po­de­mos en­se­ñar a ela­bo­rar, tam­bién el con­se­jo a la gen­te que apren­de, es se­guir sus sue­ños, bus­car la fór­mu­la, tra­tar de ha­cer al­go de ca­li­dad, y de ser pro­fe­sio­nal en tu idea o em­pren­di­mien­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.