Des­car­tan ile­ga­li­dad en cam­pa­ña de Ta­pia por uso de gim­na­sio

Pre­ci­só que ya no es al­cal­de de Qui­lle­co. De­jó el car­go el pa­sa­do 22 de sep­tiem­bre.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Lue­go de que al­gu­nos ve­ci­nos de­nun­cia­ran con imá­ge­nes la su­pues­ta irre­gu­la­ri­dad en el uso del Gim­na­sio Mu­ni­ci­pal qui­lle­cano pa­ra el lan­za­mien­to de cam­pa­ña de Ro­dri­go Ta­pia, Dia­rio La Tri­bu­na se co­mu­ni­có con el po­lí­ti­co del PPD pa­ra co­no­cer una res­pues­ta al te­ma.

De es­ta ma­ne­ra, Ta­pia par­tió re­cor­dan­do que ac­tual­men­te no es je­fe co­mu­nal, ya que por ley de­bió aban­do­nar su car­go an­tes del ini­cio de la pro­pa­gan­da en es­pa­cios pú­bli­cos y pri­va­dos.

“El lan­za­mien­to de cam­pa­ña fue el pa­sa­do sá­ba­do 24 de sep­tiem­bre. Yo de­jé el car­go el jue­ves 22, por ello no es­ta­ba ac­tuan­do co­mo je­fe co­mu­nal”, ex­pli­có.

De igual ma­ne­ra, el aho­ra ex je­fe co­mu­nal des­car­tó, de plano, un uso irre­gu­lar del edi­fi­cio mu­ni­ci­pal, acla­ran­do que fue una ins­ti­tu­ción de la co­mu­na la que pi­dió el gim­na­sio.

“Mi pro­cla­ma­ción la hi­ce ayer en las mis­mas con­di­cio­nes que la hi­ce ha­ce cua­tro años. Es de­cir, me­dian­te una or­ga­ni­za­ción fun­cio­nal de la co­mu­na con per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca pro­pia, en es­te ca­so el Club de Ro­deo Crio­llo, que so­li­ci­tó el lu­gar pa­gan­do los res­pec­ti­vos de­re­chos mu­ni­ci­pa­les”, ase­gu­ró.

Apro­ve­chan­do el con­tac­to con Ta­pia, se le con­sul­tó so­bre la pre­sen­cia de fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les tra­ba­jan­do en su cam­pa­ña po­lí­ti­ca, co­mo se agre­ga en los co­men­ta­rios de la de­nun­cia rea­li­za­da me­dian­te imá­ge­nes.

“To­do eso lo han he­cho fue­ra de su ho­ra­rio nor­mal de tra­ba­jo, es de­cir, des­pués de las 17.30 ho­ras, co­mo lo es­ti­pu­la la ley res­pec­to a los fun­cio­na­rios pú­bli­cos. Es­to se am­plía a los sá­ba­dos, do­min­gos y fes­ti­vos”, con­clu­yó.

INS­TRUC­TI­VO DE LA CON­TRA­LO­RÍA PA­RA LAS ELEC­CIO­NES

Si bien el ins­truc­ti­vo 2.800 prohí­be ex­pre­sa­men­te el uso de ins­ta­la­cio­nes fis­ca­les pa­ra fi­nes que no sean pro­pia­men­te de su fun­ción, dis­po­ne tam­bién al­gu­nas ex­cep­cio­nes si se cum­plen cier­tos re­qui­si­tos.

“Cuan­do la au­to­ri­dad res­pec­ti­va otor­gue au­to­ri­za­cio­nes pa­ra la uti­li­za­ción de los bie­nes in­mue­bles es­ta­ta­les, sean fis­ca­les, mu­ni­ci­pa­les, pa­tri­mo­nia­les de ser­vi­cios pú­bli­cos (…), de­be ha­cer­lo de for­ma que per­mi­ta el ac­ce­so igua­li­ta­rio de las can­di­da­tu­ras ofi­cia­les, a fin de no in­cu­rrir en una dis­cri­mi­na­ción ar­bi­tra­ria que aten­te con­tra la igual­dad de tra­to que las au­to­ri­da­des (…) de­ben otor­gar a to­dos los sec­to­res po­lí­ti­cos”, pun­tua­li­za.

IMÁ­GE­NES FUE­RON EN­VIA­DAS por ve­ci­nos de la lo­ca­li­dad, quie­nes de­nun­cia­ban la apa­ren­te si­tua­ción irre­gu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.