For­me­mos una cul­tu­ra pre­ven­ti­va des­de la in­fan­cia

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - An­drea Sal­da­ña León Di­rec­to­ra Re­gio­nal Jun­ji Bio­bío

En la Jun­ta Na­cio­nal de Jar­di­nes In­fan­ti­les, te­ne­mos mu­cho que com­par­tir pa­ra apren­der, por­que los ni­ños y las ni­ñas tie­nen el de­re­cho a que se les pro­te­ja. Por es­to mo­ti­vo, te­ne­mos a dis­po­si­ción el ma­nual de emer­gen­cia y eva­cua­ción de la Jun­ta Na­cio­nal de Jar­di­nes In­fan­ti­les, un im­por­tan­te ma­te- rial que tie­ne la in­ten­ción de po­ner a dis­po­si­ción de los dis­tin­tos jar­di­nes in­fan­ti­les y sa­las cu­na, una ver­da­de­ra he­rra­mien­ta in­no­va­do­ra e in­ter­ac­ti­va, pa­ra la con­fec­ción e im­ple­men­ta­ción de pla­nes de emer­gen­cia y eva­cua­ción ade­cua­dos a las ca­rac­te­rís­ti­cas de ca­da co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va, con­si­de­ran­do su en­torno e in­fra­es­truc­tu­ra y que fue ela­bo­ra­do por la Uni­dad de Pre­ven­ción y Se­gu­ri­dad de la Pri­me­ra In­fan­cia de la Jun­ta Na­cio­nal de Jar­di­nes In­fan­ti­les ( Jun­ji), en con­jun­to con la Aso­cia­ción Chi­le­na de Se­gu­ri­dad (ACHS).

Me­dian­te el Co­mi­té de Se­gu­ri­dad In­fan­til y los Co­mi­tés Pa­ri­ta­rios de Hi­gie­ne y Se­gu­ri­dad, ca­da mes se pro­gra­man ac­ti­vi­da­des de pre­ven­ción y for­ma­ción des­ti­na­das a evi­tar y en­fren­tar si­tua­cio­nes ines­pe­ra­das. Co­mo par­te de las ac­cio­nes con­te­ni­das en los pla­nes de emer­gen­cia se con­tem­plan rea­li­zar si­mu­la­cros de eva­cua­ción en for­ma pe­rió­di­ca, di­ri­gi­dos a los ni­ños y ni­ñas, y al equi­po edu­ca­ti­vo.

En es­tas ac­ti­vi­da­des, he­mos con­ta­do con el apo­yo irres­tric­to de la One­mi con quie­nes he­mos rea­li­za­do ta­lle­res pre­ven­ti­vos, el más re­cien­te, lo efec­tua­mos en la co­mu­na de Al­to Bio­bío, pa­ra sa­ber có­mo reac­cio­nar an­te una po­si­ble erup­ción del vol­cán Co­pahue. Si es­ta­mos pre­pa­ra­dos, po­dre­mos dar res­pues­ta de for­ma se­gu­ra con pre­vio co­no­ci­mien­to de las zo­nas de se­gu­ri­dad, las vías de eva­cua­ción, los pun­tos de en­cuen­tro, apo­ya­dos por el co­no­ci­mien­to de los ele­men­tos tec­no­ló­gi­cos de apo­yo co­mo los te­lé­fo­nos sa­te­li­ta­les.

Son tan im­por­tan­te los si­mu­la­cros que se rea­li­zan en nues­tros jar­di­nes in­fan­ti­les que tam­bién se in­vo­lu­cra a la co­mu­ni­dad, y los ni­ños y ni­ñas no se de­ses­pe­ran por­que sus edu­ca­do­ras de pár­vu­los y téc­ni­cos de edu­ca­ción par­vu­la­ria, les en­se­ñan pre­via­men­te las se­ña­lé­ti­cas de las vías de eva­cua­ción, las zo­nas se­gu­ras in­ter­nas y ex­ter­nas; así co­mo can­cio­nes que ayu­dan a tran­qui­li­zar­los, mien­tras otra en­car­ga­da los con­tie­ne, ve­lan por el res­guar­do fí­si­co, en­se­ñán­do­les a pro­te­ger­se en los re­fu­gios y lu­ga­res asig­na­dos pa­ra ello, don­de lo pri­me­ro es ale­jar­se de las ven­ta­nas y co­lo­car­se en un lu­gar se­gu­ro.

En la eje­cu­ción de los si­mu­la­cros pro­gra­ma­dos apo­yan a nues­tros jar­di­nes in­fan­ti­les, Bom­be­ros- Ca­ra- bi­ne­ros- One­mi- Sa­lud- re­pre­sen­tan­tes de las Jun­tas de Ve­ci­nos, de los Cen­tros de Pa­dres-en­car­ga­dos de Pro­tec­ción Ci­vil de la Mu­ni­ci­pa­li­dad, a quie­nes agra­de­ce­mos su ex­ce­len­te apo­yo pa­ra la for­ma­ción de una cul­tu­ra pre­ven­ti­va.

Los si­mu­la­cros nos per­mi­ten en­sa­yar có­mo ac­tuar en ca­so de una emer­gen­cia, que pu­die­se acon­te­cer por un sis­mo, in­cen­dio, erup­ción vol­cá­ni­ca, sis­te­mas fron­ta­les de vien­to y llu­via, inun­da­ción, fu­ga de gas, cor­te de agua, cor­te de luz, en­tre otros.

Na­da nos pue­de ase­gu­rar que no ocu­rra una emer­gen­cia mien­tras los pár­vu­los es­tén en las au­las. Vi­vir se­gu­ros es su de­re­cho, y nues­tro de­ber, de la co­mu­ni­dad y de la fa­mi­lia es pro­pi­ciar las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra pro­te­ger­los. De es­ta for­ma, rea­li­zan­do ac­ti­vi­da­des cons­tan­tes con la par­ti­ci­pa­ción de la co­mu­ni­dad, in­for­man­do a sus fa­mi­lias y mo­ti­ván­do­los a te­ner me­di­das pre­ven­ti­vas, es un pri­mer pa­so des­de la edu­ca­ción ini­cial, por­que es­ta­mos rea­li­zan­do ac­cio­nes pa­ra ins­tau­rar una cul­tu­ra de pre­ven­ción real y du­ra­de­ra, ya que cuan­do sean per­so­nas adul­tas ten­drán una ma­yor com­pren­sión de los fe­nó­me­nos de la na­tu­ra­le­za y los efec­tos de las ac­cio­nes hu­ma­nas.

En es­tas ac­ti­vi­da­des, he­mos con­ta­do con el apo­yo irres­tric­to de la One­mi con quie­nes he­mos rea­li­za­do ta­lle­res pre­ven­ti­vos. El más re­cien­te, fue en Al­to Bio­bío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.