¿Có­mo se­rán re­cor­da­dos en las elecciones del 23 de oc­tu­bre?

Son 71 can­di­da­tos a con­ce­jal. ¿Se­rá po­si­ble que la gen­te pue­da re­cor­dar­los a to­dos, o bien, a un so­lo nom­bre en­tre tan­tas op­cio­nes?

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

En el ca­so par­ti­cu­lar de Los Án­ge­les, son seis can­di­da­tos a al­cal­de y 71 a con­ce­ja­les. En es­te úl­ti­mo ca­so, don­de son tan­tos can­di­da­tos, es sin du­da una ta­rea prác­ti­ca­men­te ti­tá­ni­ca pa­ra po­der po­si­cio­nar­se so­bre otro.

Nor­mal­men­te la gen­te es­pe­ra di­ver­sas co­sas de un can­di­da­to, en­tre ellas los puer­ta a puer­ta, la co­lo­ca­ción de las fa­mo­sas “pa­lo­mas” y la en­tre­ga de fo­lle­te­ría, en­tre otros, pe­ro durante es­tas Mu­ni­ci­pa­les 2016, po­co se ha vis­to de aque­llo, prác­ti­ca­men­te por la lo­ca­ción de los es­pa­cios au­to­ri­za­dos pa­ra ubi­car la pro­pa­gan­da, los cos­tos y fi­nan­cia­mien­tos de ca­da cam­pa­ña, y por de­ci­sio­nes de los pro­pios co­man­dos.

Pe­ro en ri­gor, la pre­gun­ta que sur­ge, an­te la es­ca­sa pre­sen­ta­ción por ca­da can­di­da­to, es: ¿có­mo se­rán re­cor­da­dos en las elecciones del 23 de oc­tu­bre?

Es com­ple­ja la si­tua­ción en el cam­po de las can­di­da­tu­ras a con­ce­jal. Son mu­chos pa­ra po­cos cu­pos, y son con­ta­dos con los de­dos de la mano aque­llos que han asu­mi­do cos­tos ma­yo­res pa­ra dar­se a co­no­cer en re­des so­cia­les.

¿De los 71 can­di­da­tos, a cuán­tos co­no­ce la gen­te? ¿Es­tán to­dos ha­cien­do bien la ta­rea de dar­se a co­no­cer, o sim­ple­men­te sa­ca­ron la cuen­ta de cuán­tos vo­tos ne­ce­si­tan, bus­ca­ron un ni­cho, y só­lo cir­cuns­cri­bie­ron su cam­pa­ña a un pú­bli­co ob­je­ti­vo re­du­ci­do?

Teo­rías hay mu­chas, así co­mo can­di­da­tos; lo im­por­tan­te es que de­ben eva­luar có­mo pre­ten­den que su nom­bre sea el que la gen­te re­cuer­de en­tre to­das las op­cio­nes po­si­bles.

Una op­ción se­ría asu­mir cos­tos en re­des so­cia­les, pla­ta­for­mas co­mo Fa­ce­book, don­de por una su­ma de di­ne­ro X pue­dan vi­si­bi­li­zar el nom­bre de quien desea ser con­ce­jal.

Exis­te la even­tual po­si­bi­li­dad de que al­guno de los 71 pue­da dar­se el tra­ba­jo de ha­cer que su nom­bre sea prác­ti­ca­men­te una mar­ca pa­ra un ni­cho es­ta­ble­ci­do de per­so­nas, en la que ca­da uno de ellos pue­da acor­dar­se. Cla­ra­men­te es­ta se­gun­da op­ción es más com­ple­ja, por­que no de­pen­de del in­tere­sa­do que la gen­te ne­ce­sa­ria­men­te se acuer­de de él.

Tam­bién exis­te la po­si­bi­li­dad de tra­ba­jar con ba­se en vo­lun­ta­rios, en don­de es­tos pue­dan ha­cer una es­pe­cie de cé­lu­las en las que una per­so­na pue­da ir in­cor­po­ran­do más per­so­nas a es­te “equi­po”, y así más gen­te pue­da su­mar­se y re­cor­dar el nom­bre de un can­di­da­to. El te­ma en es­te sis­te­ma es: ¿En­tu­sias­ma a la gen­te una can­di­da­tu­ra a con­ce­jal? ¿Los can­di­da­tos son per­so­na­jes que mo­ti­ven o li­de­ren?

Sa­be­mos que al­gu­nas res­pues­tas a es­tos cues­tio­na­mien­tos son evi­den­tes, par­ti­cu­lar­men­te pen­san­do en que la po­lí­ti­ca en tér­mi­nos ge­ne­ra­les es­tá des­pres­ti­gia­da. Só­lo es­pe­rar que la de­ci­sión de la gen­te sea la co­rrec­ta, pen­san­do en el bie­nes­tar ge­ne­ral, co­lec­ti­vo, no só­lo en el in­di­vi­dual o fa­mi­liar.

Una bue­na elec­ción es­te 23 de oc­tu­bre es una bue­na ges­tión pa­ra cua­tro años de tra­ba­jo. Par­ti­ci­pe en las elecciones, y si sien­te que no co­no­ce a los can­di­da­tos, in­fór­me­se, no pier­de na­da, muy por el con­tra­rio, us­ted y su co­mu­na se lo agra­de­ce­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.