Ri­car­do La­gos pre­fie­re las ma­cro­rre­gio­nes co­mo di­vi­sión geo­grá­fi­ca

El ex man­da­ta­rio y can­di­da­to pre­si­den­cial se la ju­gó por la con­for­ma­ción de ma­cro­rre­gio­nes que con­cen­tren re­cur­sos hu­ma­nos y fi­nan­cie­ros.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA - pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Las re­gio­nes se crea­ron des­de una con­cep­ción geo­po­lí­ti­ca. Por ello, yo sos­ten­go: ‘por qué va­mos a acep­tar las re­gio­nes que de­jó Au­gus­to Pi­no­chet’ pa­ra un con­tex­to que aho­ra no exis­te”,

En el con­tex­to de su vi­si­ta a la zo­na pa­ra pre­sen­tar su li­bro “En vez del pe­si­mis­mo”, el ex man­da­ta­rio y can­di­da­to pre­si­den­cial, Ri­car­do La­gos, con­ver­só en ex­clu­si­va con Dia­rio La Tri­bu­na so­bre di­ver­sos te­mas na­cio­na­les y pro­vin­cia­les, en una en­tre­vis­ta que fue di­fun­di­da en di­rec­to por Ra­dio San Cristóbal (97.5 FM).

En­tre los pun­tos más des­ta­ca­dos del diá­lo­go con el ex je­fe de Es­ta­do se po­si­cio­nó su par­ti­cu­lar vi­sión res­pec­to a la re­gio­na­li­za­ción del país y el afán de se­guir crean­do nue­vas di­vi­sio­nes po­lí­ti­ca-ad­mi­nis­tra­ti­vas.

“Las ac­tua­les re­gio­nes del país se hi­cie­ron en 1978 (…), y qué pa­sa­ba en ese tiem­po, có­mo eran las re­la­cio­nes con nues­tros ve­ci­nos. (…) Te­nien­do en cuen­ta ello, las re­gio­nes se crea­ron des­de una con­cep­ción geo­po­lí­ti­ca. Por ello, yo sos­ten­go: ‘por qué va­mos a acep­tar las re­gio­nes que de­jó Au­gus­to Pi­no­chet’ pa­ra un con­tex­to que aho­ra no exis­te”, en­fa­ti­zó.

Tras ello, el man­da­ta­rio a la re­elec­ción pre­ci­só su pro­pia teo­ría al res­pec­to, llamando a la crea­ción de di­vi­sio­nes po­lí­ti­co-ad­mi­nis­tra­ti­vas ma­yo­res.

“A lo me­jor ten­dría que haber ma­cro­rre­gio­nes, las cua­les se di­se­ña­rían en fun­ción de cri­te­rios so­cio­eco­nó­mi­cos. Por ejem­plo, en el nor­te, en­tre Ari­ca, Iqui­que, An­to­fa­gas­ta y Ata­ca­ma; to­das son mi­ne­ras, to­das son de­sier­to, to­das tie­nen ener­gía so­lar y pro­ble­mas hí­dri­cos; (…) pe­ro si us­ted tu­vie­ra esa gran re­gión, se­ría una re­gión im­por­tan­te”, pun­tua­li­zó.

Si­guien­do su aná­li­sis, La­gos agre­gó que una ma­cro­rre­gión po­si­bi­li­ta­ría una ma­yor asig­na­ción de re­cur­sos.

“Mien­tras más gran­de sea la re­gión, más per­so­nal hu­mano se ten­drá que en­viar, más re­cur­sos fi­nan­cie­ros lle­ga­rán; ha­ga­mos pri­me­ro esa dis­cu­sión”, co­men­tó.

Por úl­ti­mo, el pre­si­den­cia­ble cri­ti­có que se si­ga pro­fun­di­zan­do la re­gio­na­li­za­ción del país con la crea­ción de nue­vas di­vi­sio­nes po­lí­ti­co-ad­mi­nis­tra­ti­vas.

“Con lo de Ñu­ble, la Pro­vin­cia de Bio­bío tam­bién va a que­rer ser re­gión. A es­te pa­so va­mos a vol­ver a las 25 pro­vin­cias que exis­tían con mu­cha an­te­rio­ri­dad”, con­clu­yó.

FON­DO DE IN­FRA­ES­TRUC­TU­RA

Otro te­ma que sa­lió a la luz en la con­ver­sa­ción con el ex je­fe de go­bierno fue la pro­pues­ta de con­for­ma­ción de un fon­do de in­fra­es­truc­tu­ra que pro­mue­va el desa­rro­llo vial del país y la pro­vin­cia.

“Creo que es in­dis­pen­sa­ble crear un gran fon­do de in­fra­es­truc­tu­ra. (…) Es­to per­mi­te in­de­pen­di­zar­se y te­ner un ma­yor gra­do de au­to­no­mía, pues ca­da vez es­tos pro­yec­tos de desa­rro­llo son más a lar­go pla­zo. (…) Con su apa­ri­ción se per­mi­te ob­te­ner una can­ti­dad de in­gre­sos dis­tin­tos a los que hay en el pre­su­pues­to, sa­can­do fi­nan­cia­mien­to de las obras crea­das por in­ter­me­dio de la con­ver­gen­cia pú­bli­ca-pri­va­da”, ar­gu­men­tó.

TREN AL SUR

Tam­bién se con­ver­só so­bre la po­si­bi­li­dad de desa­rro­llar un sis­te­ma de tre­nes ha­cia el sur del país, mos­trán­do­se de acuer­do con re­im­pul­sar la ini­cia­ti­va si sa­le re­elec­to.

“Yo creo que es in­dis­pen­sa­ble re­to­mar el pro­yec­to de tre­nes. (…) Des­de San­tia­go a Chi­llán es re­la­ti­va­men­te fá­cil, por­que es una lí­nea rec­ta y no tie­ne gran­des vi­ci­si­tu­des. (…) De Chi­llán a Te­mu­co co­mien­zan los in­con­ve­nien­tes por­que hay mu­cha cur­va, por lo cual ha­bría que rea­li­zar ex­pro­pia­cio­nes pa­ra ha­cer vi­ra­jes más am­plios”, de­ta­lló.

CON­FLIC­TO IN­DÍ­GE­NA

Fi­nal­men­te se abor­dó el lla­ma­do con­flic­to in­dí­ge­na, en­fa­ti­zan­do sus su­pues­tas con­se­cuen­cias en la Pro­vin­cia de Bio­bío, en don­de el ex pre­si­den­te se mos­tró de acuer­do en la elec­ción de­mo­crá­ti­ca de sus pro­pias au­to­ri­da­des.

“Un ini­cio de la so­lu­ción se­ría ele­gir sus pro­pias au­to­ri­da­des, sus miem­bros del par­la­men­to, por ejem­plo. (…) Es­to pue­de ser una so­lu­ción po­lí­ti­ca. Es­tas co­sas al final siem­pre tie­nen una con­clu­sión de es­te ti­po”, sen­ten­ció. Mar­cos Sar­mien­to

EL EX JE­FE DE GO­BIERNO vi­si­tó la zo­na acom­pa­ña­do del par­la­men­ta­rio Fe­li­pe Har­boe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.