Día del Pro­fe­sor, gran­des lo­gros que ce­le­brar

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Ser­gio Ca­mus

Ayer se con­me­mo­ró el Día del Pro­fe­sor, fe­cha que coin­ci­de con el día de la crea­ción del Co­le­gio de Pro­fe­so­res de Chi­le en 1974. La ta­rea que desa­rro­llan nues­tros pro­fe­so­res y pro­fe­so­ras es una de las más no­bles en nues­tra so­cie­dad, ya que es la que per­mi­te edu­car y for­mar a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, con­tri­bu­yen­do, ade­más de a la trans­mi­sión del co­no­ci­mien­to, a la for­ma­ción de per­so­nas in­te­gra­les con base en va­lo­res trans­ver­sal­men­te com­par­ti­dos por nues­tra so­cie­dad.

A pe­sar de la im­por­tan­cia de la ta­rea que rea­li­zan dia­ria­men­te nues­tros pro­fe­so­res, co­mo país te­nía­mos una deu­da que no ha­bía si­do abor­da­da en las úl­ti­mas dé­ca­das. Cre­cien­te­men­te es­ta si­tua­ción fue crean­do en nues­tros pro­fe­so­res la le­gí­ti­ma ne­ce­si­dad de re­cu­pe­rar el jus­to re­co­no­ci­mien­to y re­tri­bu­ción a su im­por­tan­te la­bor.

Es por ello que la pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let, ha­cién­do­se car­go de es­ta reali­dad, re­co­ge en su pro­gra­ma de go­bierno, co­mo uno de los cam­bios de la Re­for­ma Edu­ca­cio­nal, la con­for­ma­ción de un nue­vo trato con los pro­fe­so­res, el cual se con­cre­tó a tra­vés del en­vío y apro­ba­ción de la ley que crea el Sis­te­ma de Desa­rro­llo Pro­fe­sio­nal Do­cen­te y que be­ne­fi­cia­rá a más de 200 mil pro­fe­so­res a par­tir del año 2017.

Por me­dio de es­ta ini­cia­ti­va, las pro­fe­so­ras y pro­fe­so­res in­cre­men­ta­rán sus in­gre­sos en un pro­me­dio de 30%; con­ta­rán ade­más con los me­dios de apo­yo pa­ra su in­ser­ción pro­fe­sio­nal en el ca­so de los pro­fe­so­res que ini­cian su desem­pe­ño pro­fe­sio­nal, y el Es­ta­do se ha­rá res­pon­sa­ble de ga­ran­ti­zar los pro­ce­sos de for­ma­ción en ser­vi­cio que per­mi­tan que los pro­fe­so­res me­jo­ren sus com­pe­ten­cias y co­no­ci­mien­tos pa­ra de es­ta forma for­ta­le­cer los pro­ce­sos de en­se­ñan­za- apren­di­za­je de calidad, pero ajus­ta­dos a las ne­ce­si­da­des y a la reali­dad de los es­tu­dian­tes y las res­pec­ti­vas co­mu­ni­da­des es­co­la­res que atien­den.

To­das estas ini­cia­ti­vas es­tán en­mar­ca­das en la ge­ne­ra­ción de un sis­te­ma cu­yo ob­je­ti­vo cen­tral es for­ta­le­cer la pro­fe­sión do­cen­te, que se ini­cia en el pro­ce­so de for­ma­ción de los nue­vos pro­fe­so­res y pro­fe­so­ras con el au­men­to de las exi­gen­cias pa­ra las ins­ti­tu­cio­nes que im­par­ten las ca­rre­ras de pe­da­go­gía, co­mo lo es la obli­ga­to­rie­dad de la acre­di­ta­ción ins­ti­tu­cio­nal y por ca­rre­ra, de forma de ga­ran­ti­zar que la for­ma­ción que re­ci­ban los nue­vos pro­fe­so­res ten­ga los es­tán­da­res más al­tos de calidad.

Jun­to a lo an­te­rior se crea una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal que es­ta­ble­ce una pro­gre­sión en tra­mos en torno a un pro­ce­so ob­je­ti­vo, en el que el pro­fe­so­ra­do ac­ce­de­rá a de­ter­mi­na­dos ni­ve­les de re­mu­ne­ra­ción en fun­ción de su desem­pe­ño y años de experiencia.

El con­jun­to de cam­bios que es­ta­mos desa­rro­llan­do en es­ta ma­te­ria per­mi­ti­rán que co­mo país em­pe­ce­mos a sal­dar la deu­da que man­te­nía­mos con nues­tros pro­fe­so­res, y que ellos re­co­bren el si­tial que de­ben te­ner en to­da so­cie­dad que fun­da su pro­gre­so y desa­rro­llo en la for­ma­ción de las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. Es por ello que hoy sa­lu­da­mos a las y los pro­fe­so­res de la re­gión en su día, quie­nes con com­pro­mi­so, vo­ca­ción y pro­fe­sio­na­lis­mo cons­tru­yen día a día el Chi­le que to­dos so­ña­mos.

El con­jun­to de cam­bios que es­ta­mos desa­rro­llan­do en es­ta ma­te­ria per­mi­ti­rán que co­mo país em­pe­ce­mos a sal­dar la deu­da que man­te­nía­mos con nues­tros pro­fe­so­res, y que ellos re­co­bren el si­tial que de­ben te­ner en to­da so­cie­dad que fun­da su pro­gre­so y desa­rro­llo en la for­ma­ción de las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.