Ja­vie­ra Blan­co: una mi­nis­tra que no pu­do con sus fun­cio­nes

Con to­dos es­tos an­te­ce­den­tes, cla­ra­men­te se pue­de ha­blar de un his­to­rial po­lí­ti­co con se­rias de­fi­cien­cias y por ello, es de es­pe­rar que el nue­vo se­cre­ta­rio de Es­ta­do pue­da en­fren­tar y en­men­dar el rum­bo de es­ta car­te­ra.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Con gus­to a po­co pa­ra al­gu­nos, jus­to y ne­ce­sa­rio pa­ra otros, así fue el re­sul­ta­do del úl­ti­mo cam­bio de ga­bi­ne­te rea­li­za­do es­te miér­co­les por la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca, Michelle Ba­che­let.

En Ener­gía, re­nun­ció el mi­nis­tro Pa­che­co, pa­ra ir a colaborar di­rec­ta­men­te en la cam­pa­ña del ex pre­si­den­te Ricardo La­gos. En Bie­nes Na­cio­na­les, sa­lió Víc­tor Oso­rio y asu­mió Ni­via Pal­ma.

Sin em­bar­go, uno de los cam­bios más es­pe­ra­dos y más ob­vios a rea­li­zar­se du­ran­te di­cha jor­na­da, era el de la otro­ra mi­nis­tra de Jus­ti­cia, Ja­vie­ra Blan­co, quien tu­vo que li­diar con una ca­de­na de desa­cier­tos co­me­ti­dos por su car­te­ra du­ran­te el ejer­ci­cio de su car­go. Ayer, en es­ta mis­ma edi­to­rial, re­cor­dá­ba­mos par­te de ellos: Muer­tes al in­te­rior del Se­na­me, ju­bi­la­cio­nes mi­llo­na­rias de ope­ra­do­res po­lí­ti­cos al in­te­rior de Gen­dar­me­ría, li­be­ra­cio­nes ma­si­vas de reos, el ex­ten­so pa­ro del Re­gis­tro Ci­vil y el úl­ti­mo co­no­ci­do, el gra­ví­si­mo error en el pa­drón elec­to­ral que afec­tó a cer­ca de me­dio mi­llón de chi­le­nos. Ya no da­ba pa­ra más. Las equi­vo­ca­cio­nes de los or­ga­nis­mos de­pen­dien­tes de ella, no le per­mi­tie­ron con­ti­nuar en sus fun­cio­nes. En es­te sen­ti­do, Ba­che­let tam­po­co pu­do elo­giar mu­cho su la­bor y só­lo se re­mi­tió a se­ña­lar que se de­di­có al car­go “con ab­ne­ga­ción, de­di­ca­ción y leal­tad”, sin men­cio­nar el pro­fe­sio­na­lis­mo ni la efi­cien­cia.

So­bre es­to, tam­po­co se pue­de de­cir que es pri­me­ra vez que se ve cues­tio­na­da su la­bor. Re­cor­de­mos que en 2008, du­ran­te el pri­mer go­bierno de la man­da­ta­ria, cuan­do se desem­pe­ña­ba co­mo sub­se­cre­ta­ria de Ca­ra­bi­ne­ros de Chi­le, re­ci­bió un lla­ma­do del Se­na­dor PPD Gui­do Gi­rar­di, tras ser mul­ta­do por ex­ce­so de velocidad mien­tras cir­cu­la­ba por la Ru­ta 68 a 136 ki­ló­me­tros por ho­ra, po­lé­mi­ca que ter­mi­nó con los dos ca­ra­bi­ne­ros re­ci­bien­do san­cio­nes dis­ci­pli­na­rias. Es­te he­cho fue du­ra­men­te cues­tio­na­do por la opo­si­ción y fi­nal­men­te el ge­ne­ral Di­rec­tor de Ca­ra­bi­ne­ros, Eduar­do Gor­don, tu­vo que re­ver­tir la san­ción.

Con to­dos es­tos an­te­ce­den­tes, cla­ra­men­te se pue­de ha­blar de un his­to­rial po­lí­ti­co con se­rias de­fi­cien­cias y por ello, es de es­pe­rar que el nue­vo se­cre­ta­rio de Es­ta­do pue­da en­fren­tar y en­men­dar el rum­bo de es­ta car­te­ra. Se tra­ta de Jai­me Cam­pos, abo­ga­do de la Uni­ver­si­dad de Con­cep­ción, con vas­ta ex­pe­rien­cia po­lí­ti­ca, aca­dé­mi­ca y pro­fe­sio­nal, en quien es­tá de­po­si­ta­da la con­fian­za del go­bierno pa­ra en­fren­tar lo que ocu­rri­rá tras las elec­cio­nes y por su­pues­to, re­to­mar y me­jo­rar con efi­cien­cia to­dos los erro­res que exis­ten en la ad­mi­nis­tra­ción de su car­te­ra. ¿Qué le es­pe­ra al fu­tu­ro de Ja­vie­ra Blan­co? En po­lí­ti­ca, to­do pue­de pa­sar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.