Fu­nan a can­di­da­to a con­ce­jal co­no­ci­do co­mo “el fal­so ve­te­ri­na­rio”

Re­cor­de­mos que el –aho­ra- as­pi­ran­te mu­ni­ci­pal del Par­ti­do Eco­lo­gis­ta, fue con­de­na­do por ejer­ci­cio ile­gal de la pro­fe­sión.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLÍTICA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Una cuen­ta de Twit­ter iden­ti­fi­ca­da co­mo MVS_ En_ Ac­cion, di­fun­dió una fu­na con­tra el can­di­da­to a con­ce­jal por Los Án­ge­les, Ma­rio Pal­ma, del Par­ti­do Eco­lo­gis­ta, por sus an­te­ce­den­tes pe­na­les aso­cia­dos al ejer­ci­cio ile­gal de la pro­fe­sión.

Re­cor­de­mos que Pal­ma fue con­de­na­do a 300 días de re­clu­sión noc­tur­na y una mul­ta de 280 mil pe­sos por el Tri­bu­nal Oral en lo Pe­nal an­ge­lino, lue­go de ejer­cer co­mo mé­di­co ve­te­ri­na­rio des­de el año 2008 en la clí­ni­ca que ad­mi­nis­tra­ba en la ca­pi­tal pro­vin­cial.

El per­fil de Twit­ter, que adu­ce en su des­crip­ción res­guar­dar los va­lo­res y el pres­ti­gio de la Me­di­ci­na Ve­te­ri­na­ria en Chi­le, re­cor­dó es­te –a lo me­nos- in­có­mo­do pa­sar del –aho­ra- as­pi­ran­te mu­ni­ci­pal, com­par­tien­do una ima­gen de un afi­che de Pal­ma, con una fo­to­co­pia de la sen­ten­cia ju­di­cial.

La si­tua­ción –pron­ta­men­te- fue co­men­ta­da en las re­des so­cia­les e, in­clu­so, abor­da­da por pá­gi­nas es­pe­cia­li­za­das en la te­nen­cia res­pon­sa­ble de las mas­co­tas, co­mo No­ti­cie­ro Ani­mal, quie­nes in­vi­ta­ron a no vo­tar por el –ac­tual- can- di­da­to al Con­ce­jo co­mu­nal.

La Tri­bu­na en su afán de co­no­cer si la co­mu­ni­dad an­ge­li­na per­do­na­rá el pa­sa­do le­gal de Pal­ma, con­sul­tó a quie­nes pa­sa­ban por el pa­seo Se­mi­pea­to­nal si vo­ta­rían por un as­pi­ran­te con an­te­ce­den­tes ju­di­cia­les.

“Esa gen­te con pron­tua­rio po­li­cial no de­bie­ra po­der pos­tu­lar a car­gos pú­bli­cos. Ya que si uno mis­mo tie­ne un an­te­ce­den­te ma­lo, no lo re­ci­ben en cual­quier tra­ba­jo”, co­men­tó Jo­sé Illa­na.

En tan­to, Diego Torres, ma­ni­fes­tó que “me pa­re­ce que es­ta­mos sú­per mal co­mo co­mu­na si un can­di­da­to con una sen­ten­cia ju­di­cial lle­ga al Con­ce­jo. Yo en mi ca­so, no le doy el vo­to, pues si voy a su­fra­gar se­rá por per­so­nas jus­tas y ho­nes­tas”, re­sal­tó.

Por su par­te, Mó­ni­ca Man­rí­quez, quien en­fa­ti­zó que Pal­ma ofi­cia­ra co­mo ve­te­ri­na­rio sin con­tar con tí­tu­lo, ex­pre­só que “qué con­fian­za nos pue­de dar es­ta per­so­na con ese pron­tua­rio. Fue­ra que es muy gra­ve que se ha­ya he­cho pa­sar por ve­te­ri­na­rio, abu­san­do de los más dé­bi­les. Y si me vie­ne a pe­dir mi vo­to, se lo di­ría en su ca­ra que es un sin­ver­güen­za”, pun­tua­li­zó. La Tri­bu­na, en su afán de des­cu­brir las dos ca­ras de la mo­ne­da y en­tre­gar el le­gí­ti­mo de­re­cho a de­fen­der­se, se co­mu­ni­có con el can­di­da­to a con­ce­jal cues­tio­na­do, quien res­pon­dió lo si­guien­te.

Pal­ma par­tió por con­fir­mar que es­ta­ba al tan­to de la fu­na, ase­gu­ran­do que se tra­ta de una persecución en su con­tra.

“Yo me en­te­ré por­que vi una per­so­na que es­ta­ba co­lo­can­do esa fo­to­gra­fía en una de las pa­lo­mas que ten­go en la pla­za. Esa per­so­na es un ar­tí­fi­ce de una persecución en mi con­tra. Afor­tu­na­da­men­te los co­men­ta­rios en las re­des so­cia­les han si­do más po­si­ti­vos que ne­ga­ti­vos”, pre­ci­só.

Con­sul­ta­do so­bre los cues­tio­na­mien­tos que pue­da te­ner la ciu­da­da­nía an­ge­li­na, en torno a que una per­so­na con una con­de­na ju­di­cial se pre­sen­te al Con­ce­jo, Pal­ma se li­mi­tó a co­men­tar que asu­mió por com­ple­to la sen­ten­cia.

“Es­to fue ha­ce 5 años atrás. Yo has­ta hoy sos­ten­go que exis­te una ver­dad ju­di­cial y una que es la mía. Yo en ese pro­ce­so ju­di­cial se me ofre­ció un jui­cio abre­via­do, que yo no acep­te y que era mu­cho más con­ve­nien­te pa­ra mí. Pe­se a to­do, me so­me­tí al pro­ce­so y per­dí, pa­gan­do la con­de­na que se me im­pu­so”, acla­ró.

Por úl­ti­mo, se le con­sul­tó si si­gue ad­mi­nis­tran­do la clí­ni­ca ve­te­ri­na­ria en Los Án­ge­les, an­te lo cual con­fir­mó la si­tua­ción.

“Yo ac­tual­men­te tra­ba­jo en el lu­gar co­mo ge­ren­te téc­ni­co, vien­do to­do el te­ma de los re­cur­sos y coor­di­nan­do que

“Es­to fue ha­ce 5 años atrás. Yo has­ta hoy sos­ten­go que exis­te una ver­dad ju­di­cial y una que es la mía. Yo en ese pro­ce­so ju­di­cial se me ofre­ció un jui­cio abre­via­do, que yo no acep­té y que era mu­cho más con­ve­nien­te pa­ra mí. Pe­se a to­do, me so­me­tí al pro­ce­so y per­dí, pa­gan­do la con­de­na que se me im­pu­so”. Ma­rio Pal­ma, can­di­da­to a con­ce­jal por Los Án­ge­les.

mis mé­di­cos ve­te­ri­na­rios pue­dan ejer­cer co­mo co­rres­pon­de. Yo no ten­go na­da cer­cano al ejer­ci­cio ile­gal, pues des­pués de lo que me pa­só, de lo que tu­ve que vi­vir, en nin­gún ca­so quie­ro es­tar de nue­vo en una si­tua­ción si­mi­lar”, con­clu­yó.

CUEN­TA DE TWIT­TER ha com­par­ti­do va­rios en­la­ces cues­tio­na­do la apa­ri­ción de Pal­ma en la pa­pe­le­ta del pró­xi­mo do­min­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.