In­clu­sión y Di­ver­si­dad: Una ca­de­na de va­lor más allá de la em­pre­sa

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Mar­ce­lo Vás­quez Di­rec­tor de Di­ver­si­dad e In­clu­sión So­de­xo

Sin du­da, las em­pre­sas es­tán to­man­do ca­da vez ma­yor con­cien­cia de la im­por­tan­cia que tie­nen la di­ver­si­dad y la in­clu­sión al mo­men­to de po­ten­ciar equi­pos de tra­ba­jo y, por lo mis­mo, con­tar con una es­tra­te­gia desa­rro­lla­da en es­ta ma­te­ria es un plus pa­ra cual­quier com­pa­ñía. Si bien ha ha­bi­do mu­chos avan­ces al in­te­rior de las em­pre­sas, creo que aún te­ne­mos el gran desafío de ex­ten­der las po­lí­ti­cas de di­ver­si­dad al eco­sis­te­ma que rodea nues­tras com­pa­ñías, pa­ra ir más allá, por ejem­plo, de au­men­tar el nú­me­ro de mu­je­res con­tra­ta­das. De­be­mos am­pliar nues­tras po­lí­ti­cas de in­clu­sión a pro­vee­do­res y clien­tes con el ob­je­ti­vo de po­ten­ciar el de­sa­rro­llo lo­cal, la trans­fe­ren­cia tecnológica, un co­mer­cio más jus­to, y por qué no de­cir­lo una so­cie­dad me­jor.

Una de las tan­tas ma­ne­ras de ser in­clu­si­vos co­mo com­pa­ñías es en­ten­der el con­tex­to lo­cal don­de es­ta­mos in­ser­tos y co­mo mul­ti­na­cio­na­les fle­xi­bi­li­zar los re­qui­si­tos pa­ra pro­vee­do­res pa­ra así in­cor­po­rar a las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas a nues­tros círcu­los vir­tuo­sos. No­so­tros he­mos te­ni­do ex­pe­rien­cias muy po­si­ti­vas al res­pec­to, co­mo por ejem­plo, con el pro­gra­ma ne­go­cios in­clu­si­vos con co­mu­ni­da­des lo­ca­les “Miel pa­ra el desa­yuno de los mi­ne­ros”, don­de he­mos im­pac­ta­do po­si­ti­va­men­te más de 150 fa­mi­lias pro­duc­to­ras de miel. En es­te pun­to, es im­por­tan­te tam­bién que las em­pre­sas apo­ye­mos los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos de nues­tros pro­vee­do­res pa­ra ge­ne­rar­les una ma­yor ren­ta­bi­li­dad a sus ne­go­cios, ge­ne­ran­do un “win win” con ellos.

Otra for­ma de po­ten­ciar ca­de­nas de va­lor in­clu­si­vas es a tra­vés del apo­yo al em­pren­di- mien­to, en es­pe­cial al fe­me­nino. De­be­mos tra­ba­jar pa­ra que más mu­je­res lo­gren in­cor­po­rar­se a gran­des ca­de­nas de va­lor y a su vez, ellas mis­mas su­men a más mu­je­res. Ahí re­sul­ta fun­da­men­tal la con­vic­ción es­tra­té­gi­ca, la de­fi­ni­ción co­rrec­ta y la per­sis­ten­cia.

Aho­ra bien, las es­tra­te­gias de di­ver­si­dad e In­clu­sión no ter­mi­nan só­lo en nues­tros pro­vee­do­res, es im­por­tan­te tam­bién que tra­ba­je­mos con nues­tros clien­tes. En ese sen­ti­do de­be­mos aliar­nos pa­ra apo­yar las co­mu­ni­da­des don­de es­ta­mos in­ser­tos. En Chi­le, por ejem­plo, es fun­da­men­tal tra­ba­jar en cons­truir re­la­cio­nes sos­te­ni­bles en­tre la mi­ne­ría y las co­mu­ni­da­des, en ese sen­ti­do en So­de­xo he­mos tra­ba­ja­do con nues­tros clien­tes de es­ta área en el de­sa­rro­llo de es­cue­las de ca­pa­ci­ta­ción de ofi­cios de pa­na­de­ría y pas­te­le­ría, en­tre otros pa­ra fo­men­tar el em­pleo en dis­tin­tas re­gio­nes del país.

Ex­pe­rien­cias exi­to­sas hay mu­chas, y en So­de­xo lo sa­be­mos, pe­ro más que ha­blar so­bre ellas, que­re­mos in­vi­tar a las gran­des em­pre­sas a que nos “aso­cie­mos” a las pe­que­ñas pa­ra desa­rro­llar pro­yec­tos en con­jun­to, don­de am­bas se be­ne­fi­cian, co­mo un mo­de­lo em­pre­sa­rial com­pe­ti­ti­vo y sus­ten­ta­ble en el tiem­po. Esa es la úni­ca for­ma de con­ti­nuar cre­cien­do.

De­be­mos tra­ba­jar pa­ra que más mu­je­res lo­gren in­cor­po­rar­se a gran­des ca­de­nas de va­lor y a su vez, ellas mis­mas su­men a más mu­je­res. Ahí re­sul­ta fun­da­men­tal la con­vic­ción es­tra­té­gi­ca, la de­fi­ni­ción co­rrec­ta y la per­sis­ten­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.