Re­pú­bli­ca y re­pu­bli­cano

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Ale­jan­dro Me­ge Val­de­be­ni­to

Do­min­go 23, día de elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les en me­dio de un am­bien­te en que ron­da­ba la som­bra y la ame­na­za cier­ta de una al­ta abs­ten­ción ciu­da­da­na, apre­cia­mos que las per­so­nas de ma­yor edad eran quie­nes acu­die­ron a cum­plir con su de­ber cí­vi­co lle­van­do, mu­chos de ellos, jun­to a la su­ma de los años, el pe­so de una en­fer­me­dad o una dis­ca­pa­ci­dad fí­si­ca que re­que­ría pa­ra mo­vi­li­zar­se de bas­to­nes, de si­llas de rue­das o de ma­nos so­li­da­rias, pe­ro sos­te­ni­do por la dig­ni­dad de un es­pí­ri­tu in­que­bran­ta­ble de quie­nes se iden­ti­fi­can con los va­lo­res re­pu­bli­ca­nos pro­pios del sis­te­ma po­lí­ti­co co­no­ci­da co­mo Re­pú­bli­ca, con­ce­bi­da és­ta co­mo el sis­te­ma po­lí­ti­co que se fun­da­men­ta y sos­tie­ne en el im­pe­rio de la ley es­ta­ble­ci­da en la Car­ta fun­da­men­tal a cu­yos prin­ci­pios de­ben so­me­ter­se en igual­dad de con­di­cio­nes tan­to go­ber­nan­tes co­mo go­ber­na­dos, con in­de­pen­den­cia de las or­ga­ni­za­cio­nes y mo­vi­mien­tos po­lí­ti­cos, con la fi­na­li­dad de evi­tar los abu­sos de quie­nes os­ten­tan dis­tin­tos gra­dos de po­der y que uti­li­zan en pro­pio be­ne­fi­cio, pro­vo­can­do el re­cha­zo y frus­tra­ción de la ciu­da­da­nía que au­men­ta en la mis­ma me­di­da en que los tras­gre­so­res de la ley y la fe pú­bli­ca no re­ci­ben las san­cio­nes que se me­re­cen.

To­das las irre­gu­la­ri­da­des que ro­dea­ron el pro­ce­so elec­cio­na­rio con mi­les de ciu­da­da­nos im­po­si­bi­li­ta­dos de ejer­cer su de­re­cho a vo­to en el lu­gar en que es­ta­ban ins­cri­tos, con acu­sa­cio­nes y des­ca­li­fi­ca­cio­nes de to­do ti­po y nu­me­ro­sos ac­tos de co­rrup­ción, son al­gu­nos de los fac­to­res que so­ca­van los ci­mien­tos de la Re­pú­bli­ca cons­trui­dos por mu­chas ge­ne­ra­cio­nes con pre­va­len­cia de los va­lo­res que dig­ni­fi­can a la na­ción y a las per­so­nas que la cons­ti­tu­yen.

El al­to ni­vel de abs­ten­ción y su efec­to en los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos re­fle­jan, jun­to a el de­sin­te­rés y la apa­tía, es­pe­cial­men­te de las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes, la ne­ce­si­dad de un pro­fun­do aná­li­sis y una se­ria re­fle­xión so­bre los pro­ble­mas que afec­tan a la ma­yo­ría, es­pe­cial­men­te por quie­nes li­de­ran y orien­tan a la so­cie­dad, asu­mien­do la con­di­ción del ser re­pu­bli­cano aquel que ac­túa con ape­go y res­pe­to por la ley so­bre la que se sos­tie­ne apo­ya­do en los va­lo­res pro­pios de una Re­pú­bli­ca que es­ta­ble­ce, co­mo con­di­ción pa­ra ac­ce­der y desem­pe­ñar car­gos pú­bli­cos, la ido­nei­dad y la ho­nes­ti­dad, asu­mien­do los po­lí­ti­cos y los fun­cio­na­rios del Es­ta­do la res­pon­sa­bi­li­dad que sig­ni­fi­ca desem­pe­ñar un car­go pú­bli­co.

El ba­jo in­vo­lu­cra­mien­to de la ciu­da­da­nía en las re­cien­tes elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les afec­ta no só­lo a los per­de­do­res, tam­bién es un desafío pa­ra quie­nes ga­na­ron pues­to que exis­te una im­por­tan­te ma­yo­ría de per­so­nas que op­ta­ron por mar­gi­nar­se del pro­ce­so y que, al ha­cer­lo, no res­pal­da­ron a quie­nes re­sul­ta­ron elec­tos por lo que las ac­cio­nes de­ben orien­tar­se a in­cor­po­rar­los a una ta­rea de la cons­truc­ción de un país de to­dos y de una so­cie­dad me­jor, más jus­ta y solidaria.

Exis­te una im­por­tan­te ma­yo­ría de per­so­nas que op­ta­ron por mar­gi­nar­se del pro­ce­so y que, al ha­cer­lo, no res­pal­da­ron a quie­nes re­sul­ta­ron elec­tos por lo que las ac­cio­nes de­ben orien­tar­se a in­cor­po­rar­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.