Sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to vir­tual: la nu­be lle­gó pa­ra que­dar­se

El res­guar­do de ar­chi­vos, da­tos e in­for­ma­ción cla­ve es­tá de­fi­ni­ti­va­men­te ins­ta­la­do en el mun­do vir­tual. Es­te pa­no­ra­ma no ha de­ja­do in­di­fe­ren­te a ban­cos, or­ga­ni­za­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les y com­pa­ñías trans­na­cio­na­les, quie­nes ca­da vez con­fían más en la nu­be qu

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

Las ne­ce­si­da­des de los ne­go­cios han ido evo­lu­cio­nan­do a lo lar­go de los años, ade­más han te­ni­do un cam­bio en su men­ta­li­dad y en su en­fo­que em­pre­sa­rial con res­pec­to al uso de la tec­no­lo­gía.

En la ac­tua­li­dad, el sis­te­ma de al­ma­ce­na­mien­to Cloud es­tá to­man­do es­pe­cial re­le­van­cia, ya que ofre­ce po­si­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas pa­ra em­pre­sas y en­ti­da­des de to­dos los ni­ve­les. Es un con­cep­to que ha­ce re­fe­ren­cia al alo­ja­mien­to de los ser­vi­cios en “la nu­be” o en la red.

Pa­ra Ben­hel Sar­ce, di­rec­tor co­mer­cial de World­li­ne, “la fa­ci­li­dad de ac­ce­so a la co­ne­xión re­mo­ta, la ma­yor se­gu­ri­dad, es­ca­la­bi­li­dad y con­fia­bi­li­dad que ofre­cen los ser­vi­cios de cloud per­mi­te que las ins­ti­tu­cio­nes que ma­ne­jan al­tas can­ti­da­des de in­for­ma­ción, que ade­más es sen­si­ble y mu­chas ve­ces con­fi­den­cial, co­mo la de los ban­cos por ejem­plo, pue­dan res­guar­dar­la y a la vez com­par­tir­la en­tre sus in­te­gran­tes en for­ma rá­pi­da y efi­cien­te, así se pue­den to­mar de­ci­sio­nes a la ve­lo­ci­dad que su­ce­den las co­sas hoy en día”.

El al­ma­ce­na­mien­to en la nu­be trae con­si­go una se­rie de ven­ta­jas en com­pa­ra­ción con otras pla­ta­for­mas de al­ma­ce­na­mien­to, pues sig­ni­fi­ca in­me­dia­tez. Quien con­tra­ta un ser­vi­cio Cloud pa­ga úni­ca­men­te por la ca­pa­ci­dad que ne­ce­si­ta, pu­dien­do au­men­tar los ser­vi­cios con­tra­ta­dos tan pron­to co­mo quie­ra, lo que abre nue­vas for­mas de tra­ba­jo al per­mi­tir ac­ce­der a sus apli­ca­cio­nes des­de cual­quier par­te del mun­do.

A jui­cio de Sar­ce, “los ser­vi­cios de pla­ta­for­mas vir­tua­les son ca­da vez más ne­ce­sa­rios pa­ra el fun­cio­na­mien­to de una com­pa­ñía. Ac­tual­men­te exis­te una ga­ma de so­lu­cio­nes pa­ra el al­ma­ce­na­mien­to y apli­ca­cio­nes en la nu­be, las cua­les re­pre­sen­ta una real opor­tu­ni­dad pa­ra la em­pre­sa, del ta­ma­ño que sea”.

Sin em­bar­go, el ser­vi­cio Cloud tam­bién tie­ne des­ven­ta­jas co­mo la ne­ce­si­dad de una co­ne­xión per­ma­nen­te a In­ter­net, lo que pro­vo­ca de­pen­den­cia. Ade­más, a me­di­da que más usua­rios em­pie­cen a com­par­tir la pla­ta­for­ma de la nu­be, la so­bre­car­ga en los ser­vi­do­res de los pro­vee­do­res au­men­ta­rá. “El desafío es en­ton­ces no ofre­cer “la so­lu­ción cloud”, sino ‘su so­lu­ción cloud’, adap­ta­da al sis­te­ma par­ti­cu­lar de quien uti­li­za es­te ser­vi­cio”, des­ta­ca Ben­hel Sar­ce.

LA EX­PE­RIEN­CIA EU­RO­PEA

Go­ber­lin es la pri­me­ra pla­ta­for­ma en­fo­ca­da al ciu­da­dano en la Eu­ro­pa con­ti­nen­tal ser­vi­da se­gún prin­ci­pios de una cloud co­mu­ni­ta­ria. Es­ta so­lu­ción pio­ne­ra co­nec­ta ciu­da­da­nos, au­to­ri­da­des ci­vi­les y gru­pos de in­te­rés lo­ca­les en fun­ción de las si­tua­cio­nes co­ti­dia­nas. Pa­ra Ben­hel Sar­ce “es­tas so­lu­cio­nes son el ejem­plo del im­pac­to de ne­go­cio que pue­den afron­tar­se con unos ser­vi­cios cloud com­ple­ta­men­te or­ques- ta­dos. Otro ejem­plo es la in­no­va­ción ba­sa­da en la nu­be de los pro­ce­sos que for­man el nú­cleo del ne­go­cio en me­dios de co­mu­ni­ca­ción, ta­les co­mo la crea­ción de con­te­ni­dos y su dis­tri­bu­ción” fi­na­li­za.

LA AL­TER­NA­TI­VA DE AL­MA­CE­NA­MIEN­TO se ha trans­for­ma­do en una gran po­si­bi­li­dad pa­ra las em­pre­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.