Cen­tro de ne­go­cio ha apo­ya­do más de 400 em­pren­de­do­res

80 mi­cro­em­pre­sa­rios de la provincia ya ini­cia­ron sus pro­yec­tos.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Ya son sie­te me­ses des­de que se ins­ta­ló el Cen­tro de De­sa­rro­llo de Ne­go­cios en Los Ángeles, por par­te de Ser­co­tec, don­de ya van va­rios ca­sos exi­to­sos, en los que mi­cro­em­pre­sa­rios han re­ci­bi­do es­tas ase­so­rías gra­tui­tas, des­ta­can­do el au­men­to del do­ble de los in­gre­sos de al­gu­nos ne­go­cios lo­ca­les, en un pla­zo bas­tan­te aco­ta­do.

En es­ta lí­nea, el di­rec­tor re­gio­nal de Ser­co­tec, Da­niel Cue­vas, des­ta­có los gran­des avan­ces y be­ne­fi­cios que ha te­ni­do la ins­ta­la­ción de es­te cen­tro en la co­mu­na.

“Du­ran­te es­tos sie­te me­ses ya son va­rios los mi­cro­em­pre­sa­rios que han lo­gra­do me­jo­ras en sus ne­go­cios. Ese es el efec­to que no­so­tros que­re­mos ge­ne­rar con es­te cen­tro, con ase­so­rías es­pe­cia­li­za­das, con tal que los em­pre­sa­rios se­pan hoy -con la com­pe­ten­cia bas­tan­te agre­si­va- so­bre­vi­vir, cre­cer y me­jo­rar sus ne­go­cios, de tal ma­ne­ra que les per­mi­ta te­ner ma­yor ren­ta­bi­li­dad”, co­men­tó.

A ello, agre­gó que “cree­mos que los mi­cro­em­pre­sa­rios de­ben te­ner hoy más co­no­ci­mien­to de có­mo ad­mi­nis­tran, me­jo­ran, cui­dan y se ha­cen car­go de sus ne­go­cios. En ba­se a sus in­ven­ta­rios, una ma­yor cap­ta­ción de clien­tes, me­jor aten­ción, ad­mi­nis­tra­ción de cos­tos, educación fi­nan­cie­ra”.

De es­te mo­do, du­ran­te es­te tiem­po, el cen­tro ha aten­di­do a más de 400 mi­cro­em­pre­sa­rios, de los cua­les, al­re­de­dor de 80 han si­do ya for­ma­li­za­dos, se han cons­ti­tui­do le­gal­men­te co­mo una en­ti­dad eco­nó­mi­ca, “y esa es la ase­so­ría que no­so­tros es­ta­mos en­tre­gan­do a los em­pre­sa­rios de me­nor ta­ma­ño, en­ten­dien­do que co­mo es­to es­tá en la agen­da de pro- duc­ti­vi­dad In­no­va­ción y cre­ci­mien­to del Go­bierno, des­ta­ca que los em­pre­sa­rios de me­nor ta­ma­ño -que es el seg­men­to que no­so­tros aten­de­mos en los cen­tros- ten­gan la po­si­bi­li­dad de re­ci­bir ase­so­ría, por­que es­tas pa­ra po­der cre­cer son muy ca­ras pa­ra un ne­go­cio pe­que­ño. No tie­nen la ca­pa­ci­dad de con­tra­tar a un pro­fe­sio­nal que pue­da ver to­das sus áreas, y eso es lo que ha­ce­mos no­so­tros”, des­ta­có Da­niel Cue­vas.

CÓ­MO SER PAR­TE DEL CEN­TRO

El úni­co re­qui­si­to que se pi­de pa­ra ser par­te de es­te Cen­tro de Ne­go­cios y re­ci­bir la ase­so­ría ne­ce­sa­ria, es que los mi­cro­em­pre­sa­rios de­ben es­tar dis­pues­tos a ha­cer­se car­go de las ta­reas que los ex­per­tos les dan en es­tas ase­so­rías. Al res­pec­to, el di­rec­tor re­gio­nal de Ser­co­tec, ma­ni­fes­tó que “es im­por­tan­te la dis­po­si­ción y los tiem­pos su­fi­cien­tes, pa­ra que to­men en se­rio que es­te co­no­ci­mien­to les va a ser­vir, y ver que el aná­li­sis que se ha­ce del ne­go­cio tie­ne o no po­ten­cia­li­dad de cre­ci­mien­to, y si lo tie­ne, se ha­cen las ase­so­rías per­ti­nen­tes pa­ra que es­te ten­ga im­pac­to eco­nó­mi­co”.

Del mis­mo mo­do, si no exis­te di­cha po­ten­cia­li­dad, se ve la ma­ne­ra de orien­tar­lo en qué for­ma pue­de ha­cer cre­cer su ne­go­cio, en­ton­ces es un aná­li­sis com­ple­to del ne­go­cio, pe­ro in­sis­tien­do que exis­te el com­pro­mi­so de es­tos mi­cro­em­pre­sa­rios, que tie­nen que se­guir to­das las ins­truc­cio­nes que les en­tre­gan es­tos pro­fe­sio­na­les pa­ra que el ne­go­cio va­ya por buen rum­bo.

“Has­ta aho­ra he­mos te­ni­do una gran de­man­da, pe­ro aun­que sea gran de­man­da, vol­ve­mos a in­sis­tir en que el mi­cro­em­pre­sa­rio pue­de ir al Cen­tro de De­sa­rro­llo de Ne­go­cios, a pe­dir ase­so­ría y tam­bién orien­ta­ción”, en­fa­ti­zó Cue­vas.

Fi­nal­men­te, la au­to­ri­dad reali­zó un lla­ma­do a los mi­cro­em­pre­sa­rios de Los Ángeles, a que par­ti­ci­pen en es­te Cen­tro.

“Con la ex­pe­rien­cia de quie­nes han par­ti­ci­pa­do se pue­de co­rro­bo­rar que es­tas ase­so­rías sir­ven, con una aten­ción pre­fe­ren­cial y es­pe­cia­li­za­da, en la cual no­so­tros exi­gi­mos que sea así, y por lo tan­to lo que no­so­tros re­que­ri­mos es com­pro­mi­so por par­te de ellos. Es­to es a la par, si bien es cier­to tie­nen ase­so­ría gra­tui­ta, el mi­cro­em­pre­sa­rio de­be po­ner el es­fuer­zo de re­co­rrer es­te ca­mino que le in­di­can pa­ra que le va­ya bien en el ne­go­cio”, con­clu­yó.

CA­SO EXI­TO­SO

Glo­ria Sáez, es una mi­cro­em­pre­sa­ria an­ge­li­na, que ha­ce un po­co más de tres años creó su em­pren­dien­do de con­fec­ción de cor­ti­na­je con to­do ti­po de so­lu­cio­nes pa­ra las ventanas, y des­de que se ini­ció el Cen­tro de Ne­go­cios es­tá par­ti­ci­pan­do ac­ti­va­men­te.

En es­te sen­ti­do, Sáez acen­tuó el Cen­tro tie­ne una am­plia ca­pa­ci­dad de po­der ayu­dar a to­do ti­po de mi­cro­em­pre­sa­rio, por lo tan­to, la uti­li­dad que uno pue­de al­can­zar de es­to, es muy bue­na.

“En mi ca­so, he­mos po­di­do au­men­tar nues­tras ven­tas con­si­de­ra­ble­men­te, so­bre un 200% y eso se ha de­bi­do mu­cho al or­de­na­mien­to que he­mos al­can­za­do con los ase­so­res del cen­tro”, ex­pli­có la mi­cro­em­pre­sa­ria.

A ello, agre­gó que, ade­más, con es­to ha po­di­do au­men­tar la do­ta­ción de tra­ba­ja­do­res, y eso –ob­via­men­te- es im­por­tan­te, por­que a me­di­da que tie­ne más ven­tas, pue­de te­ner la po­si­bi­li­dad de ge­ne­rar em­pleo pa­ra la gen­te.

“He­mos po­di­do cre­cer en ba­se a to­da la res­truc­tu­ra­ción que tu­vo nues­tra em­pre­sa, y en eso fue fun­da­men­tal el apo­yo que tu­vi­mos del Cen­tro de Ne­go­cios, por­que ellos nos die­ron la ins­tan­cia pa­ra po­der au­to­eva­luar­nos tam­bién de cua­les eran nues­tras de­bi­li­da­des, y de esa ma­ne­ra au­men­ta­mos nues­tra do­ta­ción, y eso fue lo que nos hi­zo po­der au­men­tar nues­tras ven­tas con­si­de­ra­ble­men­te du­ran­te es­te 2016”.

Pa­ra fi­na­li­zar, Glo­ria Sáez des­ta­có la gran la­bor del Cen­tro de Ne­go­cios en Los Ángeles, acen­tuan­do que “creo que es de su­ma im­por­tan­cia pa­ra cual­quier mi­cro­em­pre­sa­rio po­der te­ner la ase­so­ría de un ex­per­to, que pue­da eva­luar tu ges­tión des­de afue­ra, con­si­de­ran­do to­dos los an­te­ce­den­tes que uno les pue­de en­tre­gar pa­ra que ellos pue­dan dar­te el me­jor ase­so­ra­mien­to y así po­der me­jo­rar tu ges­tión”.

EN ES­TE CEN­TRO, los mi­cro­em­pre­sa­rios de­ben es­tar dis­pues­tos a ha­cer­se car­go de las ta­reas que los ex­per­tos les dan en es­tas ase­so­rías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.