“V” DE VIC­TO­RIA O “V” DE VEN­GAN­ZA

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Abe­lar­do Cam­pi­llay

Se­ñor Di­rec­tor: Es la­men­ta­ble que es­tas mu­ni­ci­pa­les se ha­yan trans­for­ma­do en un co­brar cuen­tas pen­dien­tes en par­ti­cu­lar en las co­mu­nas don­de el úni­co pro­pó­si­to era sim­ple­men­te sa­car al que es­ta­ba ins­ta­la­do o ga­nar al que lo pre­ten­día, co­sa que es al­go ló­gi­co y com­pren­si­ble más allá de la con­tien­da po­lí­ti­ca en es­tos co­mi­cios. Ca­be ha­cer men­ción que en el ca­so de nues­tra co­mu­na La­ja el can­di­da­to desafian­te co­mo quie­ro lla­mar­lo no mos­tro nin­gún pro­yec­to am­bi­cio­so pa­ra nues­tra co­mu­na, só­lo se li­mi­tó a ha­cer una cam­pa­ña, aun­que re­co­noz­co que un po­co in­du­ci­do por co­men­ta­rios de un seu­do-pe­rio­dis­ta que qui­zás ten­ga an­sias de ob­te­ner al­go en la nue­va ad­mi­nis­tra­ción, (ca­so las ac­cio­nes), pe­ro él no se dio el tra­ba­jo de ha­cer de sus “in­ves­ti­ga­cio­nes” un tra­ba­jo com­ple­to, ya que la nue­va au­to­ri­dad ele­gi­da por la co­mu­na tam­bién tie­ne te­ja­do de vi­drio.

Es­to me re­cuer­da los tiem­pos bí­bli­cos, don­de ha­bía que pa­sar al “enemi­go” a cu­chi­llo y bo­rrar to­do ves­ti­gio de lo an­te­rior con el úni­co pro­pó­si­to de po­se­sio­nar­se del po­der a cual­quier pre­cio. In­sis­to en la­men­tar la for­ma y el fon­do por el cual se ha­ya da­do es­ta con­tien­da y creo sin pre­su­mir que en el ca­si 90% de las co­mu­nas es­te pro­pó­si­to fue el mé­to­do más fre­cuen­te e in­qui­si­dor.

De­cía un co­me­dian­te muy que­ri­do por to­dos la si­guien­te fra­se “la ven­gan­za no es bue­na mata el al­ma y la en­ve­ne­na”, co­sa que aun­que pa­rez­ca par­te de un li­bre­to, nos de­be lla­mar a la re­fle­xión a to­dos y pen­sar que ya pa­sa­ron los tiem­pos en que nues­tra co­mu­na es­tá di­vi­di­da por per­so­nas de pri­me­ra y se­gun­da cla­se.

Si pien­so que las nue­vas au­to­ri­da­des lo ha­rán me­jor en­ton­ces de­be­mos ha­cer ma­yor fis­ca­li­za­ción y co­mo di­go siem­pre, a ma­yor co­no­ci­mien­to ma­yor san­ción… les de­seo una bue­na ges­tión por el bien del pue­blo y no pa­ra al­gu­nos opor­tu­nis­tas, pe­ca­do ya ins­ta­la­do en nues­tra idio­sin­cra­sia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.