Co­noz­ca los ejer­ci­cios más fá­ci­les pa­ra eli­mi­nar la gra­sa ab­do­mi­nal

Si no te gus­ta ha­cer de­por­te, pe­ro quie­res eli­mi­nar tu gra­sa ab­do­mi­nal, prue­ba ir an­dan­do a los lu­ga­res don­de de­bas es­tar, y a su­bir y ba­jar es­ca­le­ras en lu­gar de usar el as­cen­sor.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - BIENESTAR -

Po­de­mos ser las per­so­nas me­nos va­ni­do­sas del mun­do, pe­ro no po­de­mos ne­gar que siem­pre va­mos a desear te­ner un ab­do­men per­fec­to, y si no lo es, por lo me­nos, sin ex­ce­so de gra­sa.

A la ho­ra de que­mar gra­sa, la que se acu­mu­la en el área ab­do­mi­nal es la más di­fí­cil de que­mar, se vuel­ve te­dio­so, abu­rri­do y en oca­sio­nes has­ta frus­tran­te tra­tar de ha­cer­lo.

Mu­chas per­so­nas afir­man que tra­tan de per­der pe­so y que­man la gra­sa de sus pier­nas o de sus glú­teos ¿ Pe­ro su ab­do­men? Bien, es­to es un pro­ble­ma de mu­chos. El día de hoy ha­bla­re­mos de una se­rie de ejer­ci­cios que nos po­drán con­tri­buir en la que­ma óp­ti­ma de la gra­sa ab­do­mi­nal.

ejer­ci­cios RE­CO­MEN­DA­DOS ejer­ci­cio nú­me­ro 1

Acués­ta­te en po­si­ción de­cú­bi­to ab­do­mi­nal ( bo­ca aba­jo), apo­ya tus an­te­bra­zos y los de­dos de tus pies con­tra el sue­lo (Pro­cu­ra man­te­ner es­ta po­si­ción el ma­yor tiem­po po­si­ble). Una vez tu cuer­po se en­cuen­tre le­jos del pi­so for­ma­rás una lí­nea rec­ta en­tre tus hom­bros y tus ta­lo­nes. Man­tén tu pel­vis en po­si­ción neu­tral, o sea, no la ele­ves ni la ba­jes.

Con­trae tu ab­do­men pa­ra man­te­ner la pos­tu­ra. Con­tráe­lo con fuerza, has­ta que te sien­tas fa­ti­ga­do. Man­tén en es­ta pos­tu­ra el ma­yor tiem­po po­si­ble.

ejer­ci­cio nú­me­ro 2

El ejer­ci­cio que nom­bra­re­mos a con­ti­nua­ción es ca­ta­lo­ga­do co­mo uno de los me­jo­res pa­ra que­mar gra­sa ab­do­mi­nal y es co­no­ci­do co­mo en­co­gi­mien­to ab­do­mi­nal o crunch.

Aho­ra en po­si­ción de­cú­bi­to dorsal (Bo­ca arri­ba), pro­ce­de a ubi­car tus ma­nos tras tu ca­be­za, se­pa­ra los co­dos y aho­ra ele­va tus pier­nas a una po­si­ción de apro­xi­ma­da­men­te 90°. En ca­so de que se te di­fi­cul­te man­te­ner esa po­si­ción, po­drás ayu­dar­te su­bién­do­lo en una si­lla. Cuan­do te en­cuen­tres ubi­ca­do en po­si­ción co­rrec­ta ele­va tu tron­co, lue­go con­trae los múscu­los ab­do­mi­na­les cuan­do lo ele­ves y a la mis­ma vez acer­ca tus ro­di­llas ha­cia tu tron­co; la zo­na lum­bar de tu es­pal­da no se de­be le­van­tar del pi­so.

De­bes te­ner en cuen­ta un buen ma­ne­jo de la res­pi­ra­ción: Ex­ha­la al su­bir e in­ha­la al ba­jar. Tam­bién le pue­des aña­dir más di­fi­cul­tad uti­li­zan­do una pe­sa de­trás de tu ca­be­za al sos­te­ner­la con tus ma­nos.

OTRAS AC­TI­VI­DA­DES QUE CON­TRI­BU­YEN A la QUE­MA De GRA­SA AB­DO­MI­NAL

No de­bes ol­vi­dar que es fun­da­men­tal pa­ra nues­tra sa­lud el man­te­ner­se ac­ti­vo fí­si­ca­men­te pa­ra que los re­sul­ta­dos que ob­ten­gas sean a lar­go plazo. Así que pa­ra ayu­dar­te a rea­li­zar una bue­na ac­ti­vi­dad fí­si­ca pue­des te­ner en cuen­ta los si­guien­tes con­se­jos:

Ca­mi­nar:

No po­de­mos ne­gar que es una de las ac­ti­vi­da­des más sen­ci­llas que pue­de rea­li­zar un ser hu­mano, a pe­sar de ello, no to­dos lo ha­cen y de ahí sur­gen los pro­ble­mas de se­den­ta­ris­mo. Bien, con só­lo ca­mi­nar du­ran­te al­gu­nos mi­nu­tos po­drás que­mar gra­sa ab­do­mi­nal rá­pi­da­men­te.

Bai­lar:

¿ A quién no le gus­ta bai­lar? La ver­dad creo que a to­dos nos gus­ta ha­cer­lo, así sea en la clan­des­ti­ni­dad de nues­tro cuar­to, en fin; bai­lar es muy en­tre­te­ni­do y es de­ma­sia­do sano, tam­bién te ayu­da a li­be­rar­te del es­trés y lo más im­por­tan­te, a que­mar ca­lo­rías y gra­sa ab­do­mi­nal.

su­bir y ba­jar es­ca­le­ras:

¿Eres pe­re­zo­so? Si tu res­pues­tas es po­si­ti­va, la idea es que em­pie­ces a li­be­rar­te de to­da esa pe­re­za y cuan­do va­yas a un lu­gar pú­bli­co no uti­li­ces los as­cen­so­res o las es­ca­le­ras eléc­tri­cas, sino las es­ca­le­ras nor­ma­les, de es­ta for­ma pue­des que­mar gra­sa ab­do­mi­nal. En po­cas pa­la­bras, uti­li­za las es­ca­le­ras lo más que te sea po­si­ble.

MÁS RE­CO­MEN­DA­CIO­NES

El ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar es la for­ma más efec­ti­va de que­mar ca­lo­rías y eli­mi­nar la gra­sa ab­do­mi­nal. El ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar es cual­quier ti­po de ac­ti­vi­dad que po­ne a tu sis­te­ma car­dio­pul­mo­nar a tra­ba­jar de for­ma tal que lo­gra for­ta­le­cer­se du­ran­te un tiem­po pro­lon­ga­do.

Tam­bién rea­li­za ejer­ci­cios pa­ra for­ta­le­cer tu par­te cen- tral del cuer­po y tus ab­do­mi­na­les. Con par­te cen­tral nos re­fe­ri­mos a los múscu­los del ab­do­men, los múscu­los de la es­pal­da ba­ja o zo­na lum­bo- dorsal y los pec­to­ra­les. Cuan­ta más ma­sa ma­gra o múscu­los to­ni­fi­ca­dos, más au­men­ta­rá el me­ta­bo­lis­mo y por en­de, se­rá más fá­cil des­ha­cer­se de la gra­sa del área ab­do­mi­nal y otras áreas.

Pa­ra po­der con­se­guir los re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos de­bes es­for­zar­te al má­xi­mo e in­ver­tir mu­cho más em­pe­ño con res­pec­to a tu co­ti­dia­ni­dad pa­ra lo­grar­lo.

Pa­ra no que­dar así, es ne­ce­sa­rio que prac­ti­ques de­por­te, a lo me­nos, tres ve­ces por se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.