Bu­ses con “efec­to lif­ting”: Em­pre­sa­rios lo­ca­les arre­gla­rían pa­pe­les para ocu­par má­qui­nas del 80 y 90

Uno de ellos -su­pues­ta­men­te- se­ría uti­li­za­do por el DAEM an­ge­lino, sin em­bar­go, la en­ti­dad des­car­tó que es­té den­tro de sus li­ci­ta­cio­nes.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - Portada - Mar­cos Sa­mien­to. © 2016 La Tribuna

Lue­go del úl­ti­mo per­can­ce ocu­rri­do a un bus de la em­pre­sa LAG, que su­frió un prin­ci­pio de in­cen­dio en la par­te de su mo­tor, es­pe­cí­fi­ca­men­te, cuan­do trans­por­ta­ba a ca­de­tes de Ibe­ria a la co­mu­na de Yun­gay, La Tribuna se in­ter­nó en el “mun­do del trans­por­te de pa­sa­je­ros ru­ra­les”, con la fi­na­li­dad de co­no­cer por qué las má­qui­nas pre­sen­tan tan­tos in­con­ve­nien­tes, y ofre­cen un ser­vi­cio de ba­ja ca­li­dad en al­gu­nos sec­to­res.

De es­ta ma­ne­ra, se in­da­gó con va­rios tra­ba­ja­do­res y em­pre­sa­rios del ru­bro, quie­nes en su ma­yo­ría no qui­sie­ron ha­blar, sin em­bar­go, hu­bo al­gu­nos due­ños de ser­vi­cios que sí qui­sie­ron en­tre­gar su tes­ti­mo­nio y des­en­mas­ca­rar, lo que ca­li­fi­ca­ron co­mo una “ma­la prác­ti­ca” que per­ju­di­ca a to­do el gre­mio.

Lo an­te­rior, pues -sos­tu­vie­ron- que los em­pre­sa­rios de bu­ses de la zo­na, en vez de in­ten­tar re­no­var sus má­qui­nas para brin­dar un me­jor ser­vi­cio a sus pa­sa­je­ros, y a la vez cum­plir con la nor­ma­ti­va, que prohí­be que bu­ses de 23 años y más sean uti­li­za­dos para el ser­vi­cio de trans­por­tes, re­cu­rri­rían a una ile­ga­li­dad para ex­ten­der la vi­da útil de los bu­ses.

“Hay em­pre­sa­rios que ha­cen ma­las prác­ti­cas en la zo­na, en qué sen­ti­do, to­man­do pa­pe­les de má­qui­nas más mo­der­nas, prin­ci­pal­men­te, de los bu­ses Tran­san­tia­go, con la fi­na­li­dad de po­nér­se­lo a bu­ses, que ellos ya tie­nen, del año 87 al 90. Esto es igual que si tú com­pra­ras el run de una per­so­na mu­cho más jo­ven, para co­men­zar a usar­lo, sin em­bar­go tu apa­rien­cia y cuer­po es de al­guien ma­yor”, ex­pli­có uno de los pro­pie­ta­rios de bu­ses en­tre­vis­ta­dos, que exi­gió la reserva de su iden­ti­dad para apor­tar la in­for­ma­ción.

Asi­mis­mo, el mis­mo pro­pie­ta­rio del trans­por­te ex­pli­có los va­lo­res de com­prar ex­clu­si­va­men­te los do­cu­men­tos, co­mo tam­bién otro mé­to­do, que es ad­qui­rir bu­ses Tran­san­tia­go en pé­si­mas con­di­cio­nes, con el ob­je­ti­vo de ob­te­ner só­lo los pa­pe­les.

“Un bus Tran­san­tia­go va­le pre­cio nor­mal en­tre 7 a 10 mi­llo­nes, com­prar só­lo los do­cu­men­tos cuesta un 30% el va­lor del bus. Otro mé­to­do es ad­qui­rir una má­qui­na des­ar­ma­da, sin mo­tor, sin ca­ja, con la fi­na­li­dad de traer só­lo los pa­pe­les, en­tre 2 a 3 mi­llo­nes de pe­sos”, de­ta­lló.

Uno de los trans­por­tis­tas lo­ca­les, que tam­bién so­li­ci­tó res­guar­dar su nom­bre, por te­mor a re­pre­sa­lias, ex­pli­có en de­ta­lle có­mo se rea­li­za la ope­ra­ción.

“Tras arre­glar los do­cu­men­tos, al­gu­nos bo­rran los nú­me­ros de cha­sis y los re­mar­can. Pe­se a ello, no que­dan nun­ca ori­gi­na­les, por­que si se ha­ce una in­ves­ti­ga­ción co­mo co­rres­pon­de, se va a des­cu­brir que la nu­me­ra­ción no es­tá en el lu­gar pre­ci­so, que no es­tán con el lu­gar que re­quie­ren, que­dan­do fue­ra de ta­ma­ño y lar­go”, ar­gu­men­tó.

De igual mo­do, es­te due­ño de re­co­rri­dos de­nun­ció al­gu­nos de los bu­ses que es­ta­rían in­cu­rrien­do en es­ta ile­ga­li­dad, los que in­clu­so pres­ta­rían ser­vi­cios al mu­ni­ci­pio an­ge­lino.

“Uno de ellos es un bus que co­rre para Ti­na­jón, el que es ver­da­de­ra­men­te de 1993, pe­ro lo arre­gla­ron con pa­pe­les del 94. Otro es el Bus El­per pa­ten­te, LD8593, que rea­li­za re­co­rri­do a Vi­lla Mer­ce­des, el cual tie­ne pa­pe­les del año 94, en vir­tud que su pri­me­ra pa­ten­te es del 89.(…) In­clu­so hay un bus es­co­lar que pres­ta ser­vi­cios al mu­ni­ci­pio de Los Án­ge­les, que es ver­da­de­ra­men­te año 87, pe­ro tie­nen pa­pe­les 2002. Por ejem­plo uno pla­ca pa­ten­te, VC4878, de la em­pre­sa LAG”, acu­só.

Por úl­ti­mo, in­di­car que se­gún el tes­ti­mo­nio de los de­nun­cian­tes, en la zo­na ha­bría en­tre 15 a 22 bu­ses que es­ta­rían con una an­ti­güe­dad igual o su­pe­rior a 23 años, sien­do en su ma­yo­ría del 89, 90 y 92, to­dos in­cum­plien­do el De­cre­to 1, de 1994, del Ministerio de Trans­por­tes y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes.

OTRAS MA­LAS PRÁC­TI­CAS

Fue­ra de lo an­te­rior, los trans­por­tis­tas que de­ci­die­ron ha­blar, ba­jo la ga­ran­tía del ano­ni­ma­to, acu­sa­ron otra ile­ga­li­dad, con­sis­ten­te en la uti­li­za­ción de bu­ses sin per­mi­so le­gal para rea­li­zar re­co­rri­dos es­co­la­res.

“Yo pue­do te­ner un bus y ha­cer oca­sio­nal­men­te tras­la­do es­co­lar, cuan­do hay una emer­gen­cia, pe­ro no pue­do ha­cer re­co­rri­dos es­co­la­res to­dos los días, sin es­tar ins­cri­to para tal fin en el Ministerio de Trans­por­tes”, pun­tua­li­zó.

Otra si­tua­ción que tam­bién iría con­tra la nor­ma, es el em­pleo de bu­ses con per­mi­so para tras­la­do de es­co­la­res para uso de agrí­co­las de la zo­na.

“Hay unos bu­ses que pres­tan ser­vi­cios de­ter­mi­na­dos, sin con­tar con los per­mi­sos. Por ejem­plo, rea­li­zan ser­vi­cio re­mu­ne­ra­do a una em­pre­sa, en cir­cuns­tan­cias que tie­nen re­vi­sión téc­ni­ca es­co­lar. Esto no es una si­tua­ción pun­tual, sino una reali­dad que se vi­ve a dia­rio en la zo­na”, ex­pli­ca­ron.

EL RIES­GO DE LA SI­TUA­CIÓN

Con la fi­na­li­dad de en­fa­ti­zar el ries­go a que se ex­po­nen los pa­sa­je­ros que de­ben uti­li­zar es­tos “bu­ses re­no­va­dos”, La Tribuna Fin­de se co­mu­ni­có con el di­rec­tor del Área de Pre­ven­ción de Riesgos de la UST, Gus­ta­vo Fuen­tes.

El ex­per­to ex­pli­có que en es­tas má­qui­nas au­men­ta el ries­go de ac­ci­den­tes por man­ten­ción me­cá­ni­ca, prin­ci­pal­men­te por su an­ti­güe­dad, exis­tien­do el pe­li­gro de una fa­ti­ga de ma­te­rial en sec­to­res es­truc­tu­ra­les del vehícu­lo.

A lo an­te­rior, se su­ma –co­men­tó- el

es­trés tér­mi­co que se pue­de ge­ne­rar al in­te­rior, el que pue­de pro­vo­car can­san­cio y pér­di­da de las ha­bi­li­da­des psi­co­mo­to­ras al con­duc­tor y pa­sa­je­ros. Fue­ra de lo an­te­rior, -agre­gó- que por lo ge­ne­ral la man­ten­ción se orien­ta –par­ti­cu­lar­men­tea te­mas me­cá­ni­cos, de­jan­do de la­do el cir­cui­to aso­cia­do a los com­bus­ti­bles, que pue­de ge­ne­rar un in­cen­dio.

POS­TU­RA DE LA SEREMI

En ba­se a las de­nun­cias ex­pues­tas, La Tribuna se con­tac­tó con el seremi de Trans­por­tes del Bio­bío, Cé­sar Arria­ga­da, quien des­car­tó la exis­ten­cia de de­nun­cias for­ma­les al res­pec­to.

“Des­de mi ad­mi­nis­tra­ción no ten­go an­te­ce­den­tes de nin­gu­na de­nun­cia en la Seremi. Eso po­dría ser cons­ti­tu­ti­vo de de­li­to, y para que pue­dan ope­rar las ins­ti­tu­cio­nes se ne­ce­si­ta una de­nun­cia for­mal. (…) No­so­tros –en lo par­ti­cu­lar- el año pa­sa­do hi­ci­mos un ope­ra­ti­vo con Ca­ra­bi­ne­ros, en don­de se des­cu­brió un bus ru­ral que es­ta­ba adul­te­ra­do, ya que no coin­ci­día con la do­cu­men­ta­ción. Eso fue te­ma des­pués de in­ves­ti­ga­ción de la Fis­ca­lía”, pre­ci­só.

DAEM AN­GE­LINO

El dia­rio de la pro­vin­cia tam­bién in­da­gó la de­nun­cia -en con­cre­to- so­bre un bus con una an­ti­güe­dad ma­yor a 23 años, que pres­ta­ría –su­pues­ta­men­te- ser­vi­cio es­co­lar al mu­ni­ci­pio, con­sul­tán­do­le al DAEM de la co­mu­na, des­de don­de res­pon­die­ron que no era li­ci­ta­do por ellos, no obs­tan­te, in­di­ca­ron que po­dría te­ner con­tra­to con el Ministerio de Trans­por­tes, para su uso en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo.

RES­PUES­TA DE EM­PRE­SAS ALUDIDAS

Con la fi­na­li­dad de en­tre­gar el de­re­cho a ré­pli­ca, el dia­rio de la pro­vin­cia se co­mu­ni- có con al­gu­nos de los em­pre­sa­rios alu­di­dos en las de­nun­cias.

Uno de ellos, Luis Ca­rras­co, de em­pre­sa LAG, des­car­tó de plano la si­tua­ción, des­es­ti­man­do que uno de sus bu­ses que pres­ta ser­vi­cio es­co­lar al mu­ni­ci­pio an­ge­lino, sea de es­tos “mó­vi­les arre­gla­dos”, en­fa­ti­zan­do que to­dos los bu­ses que ha com­pra­do lo ha he­cho en re­gla.

En tan­to, Ed­gar­do Pe­zoa, de Bu­ses El­per, tam­bién des­es­ti­mó las impu­tacio­nes, sin em­bar­go, re­co­no­ció que es al­go que “sue­na fuer­te” en el gre­mio, no só­lo en la zo­na, sino a ni­vel na­cio­nal. Tras ello, abor­dó la in­ves­ti­ga­ción de Fis­ca­lía, ci­ta­do tam­bién en el reportaje por el seremi de Trans­por­tes, co­men­tan­do que “eso fue un mal uso de do­cu­men­to mer­can­til, pe­ro yo era pro­pie­ta­rio de las 2 má­qui­nas, por ello no es lo mis­mo que se ex­po­ne en el reportaje”, con­clu­yó.

Ca­be men­cio­nar que las úni­cas al­ter­na­ti­vas que tie­nen los usua­rios para ve­ri­fi­car mo­vi­li­zar­se so­bre un bus no arre­gla­do, es re­vi­sar la pla­ca de las ca­rro­ce­ras, que es­tá ins­ta­la­da de­trás del con­duc­tor o cer­ca de los pe­da­les, en don­de sa­le nú­me­ro de ca­rro­ce­ría, año de fa­bri­ca­ción y ca­pa­ci­dad de asien­to ver­da­de­ros. Ya que cuan­do se en­cuen­tra adul­te­ra­da la pla­ca, se no­ta por­que es­tá he­cha en acrí­li­co y sin los gol­pes de im­pac­to de la fá­bri­ca. Va­le men­cio­nar que al­gu­nos “bu­ses arre­gla­dos”, in­clu­so, no la tie­nen.

Por úl­ti­mo, exis­te la pá­gi­na http://apps. mtt.cl/con­sul­ta­web/, en don­de se pue­de co­no­cer la fe­cha de fa­bri­ca­ción de los trans­por­tes, por lo cual si se mo­vi­li­za en un bus que –vi­si­ble­men­te- se no­ta an­ti­guo o en mal es­ta­do, di­fí­cil­men­te se­rá de des­pués del año 2000, por lo cual se de­be ge­ne­rar la aler­ta.

LOS DE­NUN­CIAN­TES VA­LO­RA­RON de 15 a 22 bu­ses ba­jo es­tas ma­las prác­ti­cas.

BUS QUE ES­TA­RÍA su­pues­ta­men­te pres­tan­do ser­vi­cios al mu­ni­ci­pio an­ge­lino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.