Mu­je­res en la to­ma de de­ci­sio­nes

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Mar­co Ber­di­chevsky

Se­gún el es­tu­dio del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción en Cien­cias So­cia­les de la Uni­ver­si­dad Die­go Por­ta­les (ICSO-UDP) del año 2013, la in­clu­sión de mu­je­res en pues­tos di­rec­ti­vos es una gran deu­da de nues­tra so­cie­dad.

La in­ves­ti­ga­ción, que con- ta­bi­li­zó 5 mil 106 pues­tos de to­ma de de­ci­sión –tan­to en el ám­bi­to pú­bli­co co­mo en el pri­va­do-, con­clu­yó que só­lo un 21,7% de ellos era ocu­pa­do por mu­je­res.

Es­ta si­tua­ción, que fue cues­tio­na­da y cri­ti­ca­da da­da la es­ca­sa par­ti­ci­pa­ción fe­me­ni- na, no se com­pa­ra en nin­gún ca­so con lo que ocu­rre en el ám­bi­to de la in­dus­tria mi­ne­ra na­cio­nal, don­de ape­nas un 2% de las mu­je­res al­can­zan car­gos di­rec­ti­vos.

Tam­bién en los gre­mios em­pre­sa­ria­les na­cio­na­les se ad­vier­te una ca­si nu­la in­cor­po­ra­ción de la mu­jer, ra­zón por la que en es­tos úl­ti­mos años han co­men­za­do a agru­par­se y crear ins­tan­cias de pro­mo­ción de sus de­re­chos y apo­yo de ini­cia­ti­vas, em­pren­di­mien­tos y ges­tión en el mundo la­bo­ral. Así sur­gie­ron Co­mu­ni­dad Mu­jer, Mu­je­res Em­pre­sa­rias, Mu­je­res Em­pren­de­do­ras y Fun­da­ción Chi­le Mu­je­res, por nom­brar so­la­men­te al­gu­nas de es­tas ins­ti­tu­cio­nes.

De la mis­ma ma­ne­ra, en los dis­tin­tos sec­to­res eco­nó­mi­cos, tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo mun­dial, han sur­gi­do or­ga­ni­za­cio­nes que las agru­pan y per­mi­ten au­nar es­fuer­zos para lo­grar una in­ser­ción ple­na en el mundo del tra­ba­jo. En el ca­so de la mi­ne­ría, por ejem­plo, des­ta­ca Wo­men in Mi­ning ( WIM), que na­ció en 2014 co­mo res­pues­ta a la ne­ce­si­dad de in­cor­po­rar más mu­je­res a es­ta in­dus­tria y que cuen­ta con una ra­ma chi­le­na, pre­si­di­da por Clau­dia Mon­real .

El te­ma no ha de­ja­do in­di­fe­ren­te a Fin­ning, que tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal, des­de ha­ce ya un buen tiem­po vie­ne tra­ba­jan­do en el te­ma.

Fue así co­mo en el mes de agos­to re­cién pa­sa­do fir­mó un im­por­tan­te con­ve­nio con Co­mu­ni­dad Mu­jer, ONG lí­der en la dis­cu­sión y es­tu­dio de te­mas de gé­ne­ro, que con­tem­pla el desa­rro­llo de un pro­gra­ma para fo­men­tar la par­ti­ci­pa­ción de mu­je­res en las dis­ci­pli­nas STEM (Cien­cia, Tec­no­lo­gía, In­ge­nie­ría y Ma­te­má­ti­cas) e in­ci­dir en sus de­ci­sio­nes vo­ca­cio­na­les a fin de con­tri­buir en avan­zar en te­mas de di­ver­si­dad e in­clu­sión, per­mi­tien­do a las jó­ve­nes es­tu­dian­tes op­tar por ca­rre­ras que his­tó­ri­ca­men­te só­lo han es­ta­do dis­po­ni­bles para los hom­bres.

Ese mis­mo mes, el equi­po re­gio­nal de Wo­men in Mi­ning ( WIM), re­pre­sen­ta­do por Jenny Ro­jas de Mi­ne­ra Es­con­di­da, se­sio­nó en las ins­ta­la­cio­nes de la se­de An­to­fa­gas­ta de Fin­ning Ins­truc­ción Téc­ni­ca, en­cuen­tro que reunió a cer­ca de 20 mu­je­res de la in­dus­tria mi­ne­ra y em­pre­sas pro­vee­do­ras del sec­tor.

En Gran Bre­ta­ña, por su par­te, Fin­ning ha te­ni­do un rol muy ac­ti­vo en la pro­mo­ción fe­me­ni­na pa­tro­ci­nan­do a “Wo­men’s En­gi­nee­ring So­ciety” co­mo par­te de su com­pro­mi­so con los fu­tu­ros in­ge­nie­ros, y es­pe­cial­men­te con las mu­je­res que bus­can en­trar en la in­dus­tria, ini­cia­ti­va en la que tra­ba­ja ac­ti­va­men­te Ju­lie Ay­res, ase­so­ra de ta­len­tos en fin­ning del Reino Uni­do e Ir­lan­da.

No me­nos im­por­tan­te es para la em­pre­sa con­tar en su Di­rec­to­rio des­de 2007 con Kath­leen M. O’neill, ele­gi­da co­mo una de las 100 mu­je­res lí­de­res de Ca­na­dá en los años 2014 y 2015, quien con con­vic­ción afir­ma: “son los di­rec­to­res quie­nes tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de ase­gu­rar­se de que la di­ver­si­dad es­té en la agen­da para el li­de­raz­go y los pues­tos del con­se­jo”.

Es que la di­ver­si­dad es im­por­tan­te y muy va­lio­sa, así lo de­mos­tró “The Bot­tom Li­ne: Cor­po­ra­te Per­for­man­ce And Wo­men’s Re­pre­sen­ta­tion On Boards”, un es­tu­dio a ni­vel mun­dial ( Joy, Car­ter, Wa­ge­ner and Na­rah­ya­nan, 2007) que con­clu­yó que las em­pre­sas que cuen­tan con más mu­je­res en los di­rec­to­rios lo­gran un 42% más en sus re­tor­nos de ven­tas y un 6% más en sus re­tor­nos so­bre la in­ver­sión. Es­to, se­ña­la la mis­ma in­ves­ti­ga­ción, obe­de­ce más que a un te­ma de gé­ne­ro, al he­cho de que la con­tri­bu­ción com­bi­na­da de per­so­nas con di­fe­ren­tes ha­bi­li­da­des y pers­pec­ti­vas per­mi­te te­ner una vi­sión más glo­bal y am­plia de los re­tos y desafíos de una em­pre­sa.

En la ac­tua­li­dad, más de la mi­tad del ta­len­to se des­apro­ve­cha por no dar igual­dad de opor­tu­ni­da­des, un he­cho que de­be ha­cer re­fle­xio­nar a quie­nes aún se mues­tran rea­cios a la in­cor­po­ra­ción de la mu­jer a to­dos los ám­bi­tos del mundo la­bo­ral, pues es­ta con­duc­ta res­ta com­pe­ti­ti­vi­dad, in­no­va­ción y crea­ti­vi­dad a las em­pre­sas… sin du­da para pen­sar­lo me­jor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.