Cuan­do cho­can dos pa­sio­nes

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Du­ran­te los do­min­gos, es clá­si­co que mu­chas per­so­nas se pre­pa­ren des­de muy tem­prano para sa­lir a com­par­tir en fa­mi­lia en tí­pi­cos pa­seos de do­min­go. Al­gu­nos pre­fie­ren ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre, mien­tras que otros, qui­zá la ma­yo­ría, in­vi­tan a los su­yos a pre­sen­ciar es­pec­tácu­los de­por­ti­vos, en es­te ca­so los más ma­si­vos, el fút­bol y el au­to­mo­vi­lis­mo.

Sa­bi­do es que am­bas dis­ci­pli­nas com­par­ten pú­bli­co; así co­mo hay fa­ná­ti­cos de Ibe­ria que aman el de­por­te tuer­ca, hay otros fer­vien­tes se­gui­do­res del mundo au­to­mo­triz que gus­ta­rían ver y alen­tar a tan his­tó­ri­co club: Ibe­ria.

Es ho­ra de sen­tar­se a con­ver­sar y ver la for­ma en que los de­por­tes se­pan con­vi­vir. De la pro­duc­ción del mundo mo­tor siem­pre han ma­ni­fes­ta­do la ne­ce­si­dad de que Ibe­ria jue­gue los días sá­ba­do, en la que in­clu­so han man­te­ni­do reunio­nes para que di­cha pre­mi­sa se cum­pla.

Du­ran­te un tiem­po, el con­jun­to azul­gra­na dis­pu­tó sus due­los, par­ti­cu­lar­men­te los de lo­cal, la jor­na­da sa­ba­ti­na, pe­ro aun así se ha pro­du­ci­do el cho­que de es­tas dos pa­sio­nes.

Es im­por­tan­te que in­clu­so cuan­do Ibe­ria jue­gue los do­min­gos, se pue­da bus­car la con­vi­ven­cia, ya que aun­que no se de­ba ha­cer pre­sen­cia fí­si­ca en el mu­ni­ci­pal an­ge­lino, se de­be com­par­tir la aten­ción en­tre el de­rra­pe “en vi­vo” y las ju­ga­das in­tere­san­tes a tra­vés de la ra­dio.

Fi­nal­men­te, ¿a quién si­gue el pú­bli­co an­ge­lino? ¿Se es­tán ha­cien­do los es­fuer­zos para que es­tas dos ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas su­men iden­ti­dad en nues­tra zo­na, o sim­ple­men­te se es­tán de­jan­do lle­var sin la in­ten­ción de co­exis­tir, asu­mien­do que el que quie­ra ver­los sim­ple­men­te lle­ga­rá?

Es ho­ra de que las au­to­ri­da­des de Ibe­ria, los di­ri­gen­tes del au­to­mo­vi­lis­mo, e in­clu­so las au­to­ri­da­des lo­ca­les, le pon­gan ojo al asun­to, para que en­tre to­dos se pue­dan cons­truir pa­sio­nes que pue­dan con­vi­vir en una ciu­dad que tan­to re­quie­re va­lo­rar a sus de­por­tis­tas, y que tan­to ne­ce­si­ta de iden­ti­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.