Cre­cen su­ma­rios a em­pre­sas por te­mas de sa­lud la­bo­ral

Un 16% de los fis­ca­li­za­dos pre­sen­tó pro­ble­mas en los pro­to­co­los por lo que se ini­cia­ron las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA -

Se tra­ta de la fis­ca­li­za­ción per­ma­nen­te que efec­túa la Uni­dad de Sa­lud Ocu­pa­cio­nal de la Se­re­mi de Sa­lud Bio­bío, en su De­le­ga­ción Pro­vin­cial, de los pro­to­co­los Psi­co­so­cial, Tras­tor­nos Muscu­lo Es­que­lé­ti­cos, vi­gi­lan­cia a pla­gui­ci­das, Pre­xor o ex­po­si­ción al rui­do, y erra­di­ca­ción de la si­li­co­sis.

Al res­pec­to, el se­re­mi de Sa­lud, Mau­ri­cio Ca­rea­ga, ex­pli­có que “el in­cre­men­to en los su­ma­rios di­ce re­la­ción con la au­to­ma­ti­za­ción di­gi­tal de los pro­ce­di­mien­tos, en ba­se a la es­tra­te­gia de mo­der­ni­za­ción que se ini­ció en la re­gión el pre­sen­te año, que ob­je­ti­vi­za más el pro­ce­so, evi­ta in­ter­pre­ta­cio­nes res­pec­to a po­si­bles in­cum­pli­mien­tos a la nor­ma­ti­va y dis­mi­nu­ye el error”.

Des­de el mes de ju­lio los pro­ce­di­mien­tos de fis­ca­li­za­ción a pro­to­co­los de sa­lud ocu­pa­cio­nal, rea­li­za­dos por la Se­re­mi de Sa­lud del Bio­bío, ex­pe­ri­men­ta­ron un cam­bio im­por­tan­te, con­sis­ten­te en la au­to­ma­ti­za­ción di­gi­tal de los pro­ce­di­mien­tos, en ba­se a la es­tra­te­gia de mo­der­ni­za­ción ini­cia­da el año 2015 y que es par­te del com­pro­mi­so pre­si­den­cial N° 15 del sec­tor sa­lud, ra­ti­fi­ca­do pos­te­rior­men­te en el Plan Ins­ti­tu­cio­nal de Sa­lud Pú­bli­ca fren­te al Con­gre­so.

Lo an­te­rior, im­pli­ca que al fis­ca­li­zar los pro­to­co­los, ca­da fis­ca­li­za­dor rea­li­za­rá el pro­ce­di­mien­to en lí­nea, des­de un Ta­blet, lo que per­mi­ti­rá aho­rro de tiem­pos ad­mi­nis­tra­ti­vos, dis­mi­nu­ción de erro­res y trans­pa­ren­tar en for­ma in­me­dia­ta el con­te­ni­do de las ins­pec­cio­nes a la em­pre­sa o ins­ti­tu­ción que es su­je­to de fis­ca­li­za­ción.

En es­te sen­ti­do, Ca­rea­ga, agre­gó que “en­tre las po­lí­ti­cas de sa­lud pú­bli­ca de nues­tro Mi­nis­te­rio, se con­si­de­ra re­le­van­te la preo­cu­pa­ción por la sa­lud de las y los tra­ba­ja­do­res, par­ti­cu­lar­men­te en lo que se re­fie­re a la pre­ven­ción y vi­gi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca de las en­fer­me­da­des que de­ri­van o se agra­van por efec­tos de los agen­tes de ries­go en el tra­ba­jo; y en ese mar­co, rea­li­za­mos una con­ti­nua fis­ca­li­za­ción en ám­bi­tos que pue­den te­ner un al­to im­pac­to en la sa­lud, co­mo son el psi­co­so­cial, en ma­te­ria de sí­li­ce, tras­tor­nos múscu­lo es­que­lé­ti­co de ex­tre­mi­dad su­pe­rior, ex­po­si­ción a rui­do la­bo­ral y erra­di­ca­ción de la si­li­co­sis”.

LOS PRO­TO­CO­LOS

En el ám­bi­to psi­co­so­cial el tra­ba­jo de la au­to­ri­dad sa­ni­ta­ria se orien­ta prin­ci­pal­men­te a rea­li­zar se­gui­mien­to a los ries­gos psi­co­so­cia­les en el tra­ba­jo, el que es obli­ga­to­rio des­de oc­tu­bre de 2015 pa­ra to­das las em­pre­sas, y don­de los em­plea­do­res de­ben no­ti­fi­car a su or­ga­nis­mo ad­mi­nis­tra­dor de la Ley y ellas a la au­to­ri­dad sa­ni­ta­ria y a la Su­pe­rin­ten­den­cia de Se­gu­ri­dad So­cial pa­ra eva­luar ca­sos de es­trés y otras pa­to­lo­gías pa­ra ge­ne­rar la vi­gi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca res­pec­ti­va.

En tan­to, en ma­te­ria de sí­li­ce, exis­te el Plan Na­cio­nal pa­ra la Erra­di­ca­ción de la Si­li­co­sis 2009-2030, que nace co­mo una ini­cia­ti­va que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo con­tri­buir a ter­mi­nar con es­ta en­fer­me­dad la­bo­ral en el país, lo que cons­ti­tu­ye una ini­cia­ti­va cla­ve en la po­lí­ti­ca de Pro­tec­ción So­cial im­pul­sa­da por el Go­bierno de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let, y se en­mar­ca den­tro del Pro­gra­ma Glo­bal pa­ra la Erra­di­ca­ción de la Si­li­co­sis en el mun­do (OMS- OIT).

Del mis­mo mo­do, en lo que res­pec­ta a los pla­gui­ci­das, se fis­ca­li­za que to­do pla­gui­ci­da agrí­co­la o do­més­ti­co, cuen­te con re­gis­tro sa­ni­ta­rio de co­mer­cia­li­za­ción y au­to­ri­za­ción pa­ra la apli­ca­ción, de­bi­do a su po­ten­cial de ge­ne­rar da­ño ge­né­ti­co. Se fis­ca­li­za la em­pre­sa que apli­ca y los pre­dios don­de se apli­can, rea­li­zán­do­se vi­gi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca so­bre los tra­ba­ja­do­res ex­pues­tos a di­chos pro­duc­tos quí­mi­cos; ve­ri­fi­can­do el con­trol bio­ló­gi­co de los tra­ba­ja­do­res, y el cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va ge­ne­ral.

El ob­je­ti­vo del pro­to­co­lo de vi­gi­lan­cia de la pér­di­da au­di­ti­va por ex­po­si­ción al rui­do en los lu­ga­res de tra­ba­jo, es dis­mi­nuir la in­ci­den­cia y pre­va­len­cia de hi­poa­cu­sia de ori­gen ocu­pa­cio­nal, es­ta­ble­cien­do cri­te­rios co­mu­nes, líneas de ac­ción y re­co­men­da­cio­nes pa­ra el ma­ne­jo in­te­gral del tra­ba­ja­dor ex­pues­to ocu­pa­cio­nal­men­te a rui­do; de­fi­nien­do en pa­ra­le­lo eta­pas y ac­cio­nes com­ple­men­ta­rias de vi­gi­lan­cia am­bien­tal y vi­gi­lan­cia a la sa­lud que con­tro­len la ex­po­si­ción y evi­ten el da­ño y su pro­gre­sión.

Adi­cio­nal­men­te, la Se­re­mi de Sa­lud, vi­gi­la el tras­torno múscu­lo es­que­lé­ti­co de ex­tre­mi­dad su­pe­rior, a tra­vés de pro­to­co­lo vi­gen­te pa­ra ta­les efec­tos.

FIS­CA­LI­ZA­CIÓN EN PRO­VIN­CIA DE BIO­BÍO

En dis­tin­tas em­pre­sas de la Pro­vin­cia de Bio­bío res­pec­to a es­tos pro­to­co­los, los fis­ca­li­za­do­res de la Uni­dad de Sa­lud Ocu­pa­cio­nal de la Au­to­ri­dad Sa­ni­ta­ria han efec­tua­do 50 fis­ca­li­za­cio­nes es­te año, las que han arro­ja­do el ini­cio de 8 su­ma­rios, el 50% de ellos el úl­ti­mo mes, por in­cum­pli­mien­to en al­gu­nos de los pro­to­co­los.

Ca­be men­cio­nar que la Uni­dad de Sa­lud Ocu­pa­cio­nal de la Se­re­mi de Sa­lud, ade­más de la vi­gi­lan­cia de los pro­to­co­los an­te­rior­men­te men­cio­na­dos, tam­bién fis­ca­li­za e ini­cia su­ma­rios sa­ni­ta­rios an­te la ocu­rren­cia de ac­ci­den­tes la­bo­ra­les gra­ves, gra­ví­si­mos y/o fa­ta­les, o an­te am­bien­tes la­bo­ra­les cu­yas con­di­cio­nes sa­ni­ta­rias no cum­plan los es­tán­da­res mí­ni­mos pa­ra man­te­ner la sa­lud y bie­nes­tar del tra­ba­ja­dor.

EN LO QUE VA DEL AÑO, en la pro­vin­cia ya se han rea­li­za­do 50 fis­ca­li­za­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.