Dis­fru­te­mos Fies­tas Pa­trias aten­tos a los ni­ños y ni­ñas

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - An­drea Sal­da­ña León Di­rec­to­ra Re­gio­nal Jun­ji Bio­bío

Cuan­do faltan po­cos días pa­ra co­men­zar la ce­le­bra­ción de Fies­tas Pa­trias y que se ini­cien di­ver­sas ac­ti­vi­da­des con la fa­mi­lia y ami­gos, co­mo ins­ti­tu­ción que­re­mos re­fle­xio­nar acer­ca de la pro­tec­ción que de­ben te­ner los ni­ños y ni­ñas en es­tas fe­chas que se ex­ten­de­rán por va­rios días.

De es­ta for­ma, fes­te­je­mos de ma­ne­ra se­gu­ra, por­que si al­go le pa­sa a un ni­ño to­da su fa­mi­lia y círcu­lo más cer­cano se ve afec­ta­do y so­mos los pa­dres y/o adul­tos los res­pon­sa­bles de ve­lar por la se­gu­ri­dad de los más pe­que­ños. Lo pri­me­ro a res­guar­dar es­tá en­fo­ca­do a una bue­na se­lec­ción y ade­cua­da pre­pa­ra­ción de los ali­men­tos pa­ra evi­tar tras­tor­nos gas­tro­in­tes­ti­na­les e in­to­xi­ca­cio­nes. Un cla­ro ejem­plo de ello, es que po­de­mos re­em­pla­zar las em­pa­na­das o cho­ri­pa­nes, que tie­nen un al­to con­te­ni­do en ca­lo­rías, por tru­tros de ali­ta de po­llo a la pa­rri­lla. Ele­gir sal­sas sa­lu­da­bles co­mo pe­bre o yo­gur na­tu­ral con ci­bou­let­te, por­que es más sano que con­su­mir ma­yo­ne­sas y cre­mas. Com­pre car­ne fres­ca o con­ge­la­da, de­bi­da­men­te eti­que­ta­da. Pre­fie­ra las car­nes con me­nor can­ti­dad de gra­sa, co­mo po­llo, pa­vo y pes­ca­do. Si escoge va­cuno o cer­do, eli­mi­ne la gra­sa vi­si­ble. En ca­so de con­su­mir lon­ga­ni­za o cho­ri­zo, op­te por pa­vo. Acom­pa­ñe con en­sa­la­das de dis­tin­tos co­lo­res y una pe­que­ña por­ción de arroz, pas­tas, cho­clo o pa­pas. Evi­te las fri­tu­ras y el ex­ce­so de sal. La­ve bien las ver­du­ras. Pri­vi­le­gie el con­su­mo de fru­tas fres­cas sin azú­car ya que con­tie­nen fi­bras que be­ne­fi­cian la di­ges­tión. Evi­te el con­su­mo de he­la­dos, por­que la di­fe­ren­cia de tem­pe­ra­tu­ra pue­de pro­vo­car mo­les­tias es­to­ma­ca­les. Pre­fie­ra ju­gos de fru­ta na­tu­ral sin azú­car. Y an­te to­do res­pe­te­mos los ho­ra­rios de co­mi­da de los ni­ños. Los me­no­res de 3 años de­ben con­su­mir su co­mi­da ha­bi­tual. Des­pués de los 3 años, pue­den com­par­tir la ali­men­ta­ción de los adul­tos, pe­ro en por­cio­nes dis­tin­tas, se­gún la edad.

Re­co­men­da­mos fo­men­tar las ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre y ejer­ci­cios a tra­vés de com­pe­ten­cias, jue­gos y bai­les. Or­ga­ni­ce jue­gos don­de par­ti­ci­pen los ni­ños jun­to a la fa­mi­lia y ami­gos. In­ví­te­los a co­no­cer y apren­der nues­tros jue­gos tra­di­cio­na­les. Es im­por­tan­te rea­li­zar ac­ti­vi­dad fí­si­ca dia­ria­men­te co­mo ca­mi­nar, an­dar en bi­ci­cle­ta, en pa­ti­nes, co­rrer y dis­fru­tar de los par­ques y las pla­zas. Y ya sa­be, no uti­li­zar hi­lo cu­ra­do, en nin­gún mo­men­to. Si hay días de sol, use blo­quea­dor so­lar con un fac­tor de pro­tec­ción so­lar de 30 co­mo mí­ni­mo, la pro­tec­ción so­lar de­be es­tar acom­pa­ña­da siem­pre de uso de ro­pa ade­cua­da, go­rros, som­bre­ros y an­te­ojos ade­cua­dos. Si el ni­ño o ni­ña se se­pa­ra de us­ted en cual­quier mo­men­to y se pier­de, en­sé­ñe­le que en tal ca­so de­be bus­car al per­so­nal de se­gu­ri­dad del sec­tor. Nun­ca de­be sa­lir a la zo­na de es­ta­cio­na­mien­to a bus­car el au­to­mó­vil. En­sé­ñe­le los es­te­reo­ti­pos co­rrec­tos de un per­so­nal de se­gu­ri­dad (el ti­po de uni­for­me que de­ben por­tar, si cuen­ta con cre­den­cia­les, etc.) pa­ra que se le fa­ci­li­te iden­ti­fi­car­los. Es im­por­tan­te que los ni­ños y ni­ñas me­no­res de 6 años de edad por­ten un pa­pel con su nú­me­ro te­le­fó­ni­co, en una de las bol­sas del pan­ta­lón o por­te un bra­za­le­te de se­gu­ri­dad. Ins­tru­ya a su hi­jo o hi­ja pa­ra que no acep­te ob­se­quios ni in­vi­ta­cio­nes de ex­tra­ños. Es­tas fes­ti­vi­da­des son una gran opor­tu­ni­dad pa­ra com­par­tir con la fa­mi­lia en for­ma sa­lu­da­ble, por eso nues­tra ins­ti­tu­ción, en­fa­ti­za­rá es­tas re­co­men­da­cio­nes en los jar­di­nes in­fan­ti­les y a la ciu­da­da­nía, re­le­van­do la se­gu­ri­dad al via­jar, en las co­mi­das y man­te­nien­do am­bien­tes de buen tra­to en to­do mo­men­to

“Lo pri­me­ro a res­guar­dar es­tá en­fo­ca­do a una bue­na se­lec­ción y ade­cua­da pre­pa­ra­ción de los ali­men­tos pa­ra evi­tar tras­tor­nos gas­tro­in­tes­ti­na­les e in­to­xi­ca­cio­nes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.