Los be­ne­fi­cios de fes­te­jar las fiestas pa­trias con los fun­cio­na­rios

Al­muer­zos, con­cur­sos o tar­des li­bres, im­pul­san la cohe­sión en­tre los tra­ba­ja­do­res.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Por Víc­tor Con­tre­ras

Apo­cas ho­ras de co­men­zar las ce­le­bra­cio­nes del “18”, la ma­yo­ría de las em­pre­sas ajus­tan los úl­ti­mos de­ta­lles pa­ra la que se­rá una de las fiestas más im­por­tan­tes del año. An­te es­to, mu­chos lí­de­res con­si­de­ran que cen­trar­se en el tra­ba­ja­dor y dis­fru­tar de es­tas fe­chas es­pe­cia­les en con­jun­to, son la cla­ve pa­ra me­jo­rar cli­ma la­bo­ral.

Y es que pre­pa­rar el am­bien­te fes­ti­vo, co­mo así tam­bién las ce­le­bra­cio­nes en ofi­ci­nas y lu­ga­res de tra­ba­jo, son ins­tan­cias pro­pi­cias pa­ra co­no­cer de me­jor for­ma a los in­te­gran­tes de una com­pa­ñía, más allá de los as­pec­tos vin­cu­la­dos a lo la­bo­ral.

La ma­yo­ría de las em­pre­sas rea­li­za­rán es­te vier­nes las ce­le­bra­cio­nes jun­to a sus co­la­bo­ra­do­res. En­tre las ac­ti­vi­da­des pla­ni­fi­ca­das es­tán al­muer­zos tí­pi­cos, con­cur­sos de cue­ca o dar la tar­de li­bre a los tra­ba­ja­do­res.

EN LOS ÁN­GE­LES

En es­ta lí­nea, Juan Mauricio Ara­ne­da, no­ta­rio de la cuar­ta no­ta­ría de Los Án­ge­les ‘Ara­ne­da’, con­tó que “co­mo una for­ma de ad­he­rir­nos a la ac­ti­vi­da­des de Fiestas Pa­trias, pre­pa­ra­mos un es­qui­na­zo en­tre los co­la­bo­ra­do­res pa­ra nues­tros ami­gos usua­rios, in­clui­dos abo­ga­dos y per­so­nas que nor­mal­men­te tra­mi­tan en nues­tra no­ta­ría”.

“Pen­sa­mos que tam­bién es una for­ma de agra­de­cer a to­dos, en un mo­men­to de amis­tad, por su­pues­to que con al­gu­nas em­pa­na­di­tas y una chi­cha en ca­cho que te­ne­mos”, di­jo so­bre los mo­ti­vos de es­ta ac­ti­vi­dad.

“Igual­men­te es­to na­ció des­de los mis­mos fun­cio­na­rios, que son de Los Án­ge­les, Qui­lle­co, San­ta Bár­ba­ra y Qui­la­co. Así que me pa­re­cía, que si exis­tía una dis­po­si­ción vo­lun­ta­ria y de­seo de los fun­cio­na­rios, de­bía­mos com­par­tir en­tre to­dos”, puntualizó Ara­ne­da.

Du­ran­te el día jue­ves los fun­cio­na­rios de la no­ta­ría se vis­tie­ron con atuen­dos de hua­so, lo que lla­mó la aten­ción de los usua­rios de ese es­ta­ble­ci­mien­to. An­te es­to su no­ta­rio con­tó en­tre ri­sas que “las per­so­nas en­tran y les dan ga­nas de bai­lar al­ti­ro cue­ca”.

Co­mo bien de­cía el no­ta­rio, es­ta fue ini­cia­ti­va de los tra­ba­ja­do­res, par­ti­cu­lar­men­te de Ca­mi­la Cru­ces, quien brin­da apo­yo ad­mi­nis­tra­ti­vo y que co­men­tó: “Ca­da vez que la no­ta­ría tie­ne turno, te­ne­mos al­muer­zos en­tre to­dos tam­bién, y en uno de ellos se pi­dió un brin­dis, y co­mo yo soy tí­mi­da (son­ríe), pe­dí ha­cer­lo yo, y apar­te de agra­de­cer el ges­to que siem­pre se tie­ne con no­so­tros, pe­dí un ves­ti­do de Fiestas Pa­trias, a lo que don Juan Mauricio ac­ce­dió, pe­ro ter­mi­nó sa­lién­do­le más ca­ro por­que tu­vo apar­te que ves­tir­los a to­dos y com­prar chi­cha y em­pa­na­das”.

SIE­TE CON­SE­JOS PA­RA EVI­TAR LA RE­CAR­GA LA­BO­RAL DESPUÉ DE LAS FIESTAS

Es­te año los días fe­ria­dos de Fiestas Pa­trias co­rres­pon­den a lu­nes y mar­tes, lo que sig­ni­fi­ca que si un co­la­bo­ra­dor que tra­ba­ja en una jor­na­da re­gu­lar 7x2 pi­de tres días de sus va­ca­cio­nes, pue­de lle­gar a dis­fru­tar de un des­can­so de nue­ve días se­gui­dos.

Se­gún es­ti­ma­cio­nes de la Sub­se­cre­ta­ría de Tu­ris­mo, só­lo en lo que se re­fie­re a via­jes den­tro de Chi­le, el nú­me­ro al­can­za­rá a 4,8 mi­llo­nes de per­so­nas du­ran­te es­tas fe­chas, lo que de­mues­tra que la po­si­bi­li­dad de pe­dir días de va­ca­cio­nes pa­ra com­ple­tar la se­ma­na y así apro­ve­char un ma­yor tiem­po con la fa­mi­lia, ami­gos o in­clu­so pa­ra tras­la­dar­se a otras ciu­da­des, re­sul­ta muy con­ve­nien­te pa­ra mu­chos.

Sin em­bar­go, es­ta reali­dad no es igual pa­ra to­dos los co­la­bo­ra­do­res de las em­pre­sas. Mien­tras al­gu­nos dis­fru­tan de un me­re­ci­do y ex­ten­so des­can­so, otros de­ben vol­ver el miér­co­les 20 de sep­tiem­bre y ab­sor­ber las ta­reas de quie­nes no es­ta­rán en sus pues­tos de tra­ba­jo.

A con­ti­nua­ción los sie­te tips que en­tre­gó la em­pre­sa La­bo­rum pa­ra no so­bre­car­gar las la­bo­res des­pués de es­te 18 de sep­tiem­bre:

1. De­fi­nir, con tiem­po, quie­nes pue­den to­mar Días De va­ca­cio­nes.

Las em­pre­sas no pue­den de­jar de fun­cio­nar, pa­ra lo cual es esen­cial con­tar con el re­cur­so hu­mano su­fi­cien­te pa­ra asu­mir las fun­cio­nes de quie­nes no es­ta­rán pre­sen­tes. Por es­ta ra­zón se de­ben es­ta­ble­cer acuer­dos y cri­te­rios que per­mi­tan de­fi­nir quié­nes se pue­den to­mar los tres días de va­ca­cio­nes y quié­nes no. 2. avi­sar con an­ti­ci­pa­ción.

Com­ple­men­tan­do el pun­to an­te­rior, es im­por­tan­te que los días de des­can­so se so­li­ci­ten con bas­tan­te an­ti­ci­pa­ción pa­ra así or­ga­ni­zar a los equi­pos de tra­ba­jo.

3. ano­tar pen­dien­tes, prio­ri­zar ta­reas y De­fi­nir res­pon­sa­bles.

El co­la­bo­ra­dor que se au­sen­te de­be de­jar un do­cu­men­to muy de­ta­lla­do con sus fun­cio­nes y res­pon­sa­bi­li­da­des. Es im­por­tan­te que se dis­tin­gan las ta­reas en­tre in­dis­pen­sa­bles y no prio­ri­ta­rias. Ade­más se de­be de­fi­nir, en con­jun­to con la je­fa­tu­ra, quien to­ma­rá ca­da res­pon­sa­bi­li­dad in­ten­tan­do ser equi­ta­ti­vos en la re­par­ti­ción, pa­ra no re­car­gar a al­gún tra­ba­ja­dor en es­pe­cial. 4. re­unir­se pa­ra tras­pa­sar res­pon­sa­bi­li­da­des.

Lue­go de re­dac­tar el do­cu­men­to de res­pon­sa­bi­li­da­des, se re­co­mien­da que el co­la­bo­ra­dor que to­ma­rá va­ca­cio­nes se reúna con las per­so­nas que asu­mi­rán su rol, pa­ra po­der ex­pli­car­les pro­ce­sos y re­sol­ver even­tua­les du­das.

5. es­cri­bir un bre­ve ma­nual De pro­ce­di­mien­tos.

Lo que abun­da no da­ña, por eso se re­co­mien­da, ade­más, de­jar por es­cri­to la ma­yor can­ti­dad de de­ta­lles re­la­cio­na­dos a la fun­ción, pa­ra que de esa for­ma se pue­dan re­sol­ver con­sul­tas rá­pi­da­men­te.

6. en­tre­gar in­for­ma­ción De pro­vee­do­res, clien­tes in­ter­nos y ex­ter­nos.

Tras­pa­sar una agen­da con los da­tos de los con­tac­tos más fre­cuen­tes y de­jar pre­sen­ta­do con los pro­vee­do­res y clien­tes al equi­po que ha­rá el re­em­pla­zo de quien se au­sen­ta­rá, siem­pre es una bue­na me­di­da.

7. pro­gra­mar la agen­da pa­ra la vuel­ta De va­ca­cio­nes.

Se su­gie­re ade­lan­tar­se al re­torno, de­jan­do en cla­ro al equi­po y a la je­fa­tu­ra có­mo se re­to­ma­ran las fun­cio­nes a la vuel­ta de va­ca­cio­nes. So­bre es­ta ba­se es ne­ce­sa­rio agendar reunio­nes con clien­tes, pro­vee­do­res y tam­bién con el equi­po que re­em­pla­zó a quien es­tu­vo au­sen­te, pa­ra de es­ta for­ma ha­cer un tras­pa­so in­for­ma­ti­vo que con­tem­ple las ac­cio­nes que se lle­va­ron a ca­bo du­ran­te el pe­rio­do de va­ca­cio­nes.

“Igual­men­te es­to na­ció des­de los mis­mos fun­cio­na­rios, que son de los Án­ge­les, qui­lle­co, san­ta Bár­ba­ra y qui­la­co. Así que me pa­re­cía, que si exis­tía una dis­po­si­ción vo­lun­ta­ria y de­seo de los fun­cio­na­rios, de­bía­mos com­par­tir en­tre to­dos”. Juan Mauricio Ara­ne­da

EN LA NO­TA­RÍA AN­DRA­DE de Los Án­ge­les, es­te jue­ves rea­li­za­ron un es­qui­na­zo con em­pa­na­das y chi­cha en ca­cho, en don­de ade­más fue­ron in­vi­ta­dos los usua­rios. Tam­bién se pre­sen­tó, el Te­nor Pehuen­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.