El discurso del mie­do y la elec­ción de ul­tra­na­cio­na­lis­tas

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Constanza Fernández Dan­cea­nu Abo­ga­da y ana­lis­ta in­ter­na­cio­nal USS

“El Pre­si­den­te de Fran­cia, Em­ma­nuel Ma­cron, des­ta­có que “el re­sul­ta­do del na­cio­na­lis­mo es la gue­rra”.

La cuar­ta vic­to­ria con­se­cu­ti­va de An­ge­la Mer­kel, con la que con­cre­ta­rá 16 años en el po­der, ha que­da­do en se­gun­do plano. Por pri­me­ra vez en la his­to­ria mo­der­na de la Re­pú­bli­ca Fe­de­ral de Ale­ma­nia un par­ti­do ul­tra­na­cio­na­lis­ta ha lle­ga­do al Bun­des­tag (Par­la­men­to ale­mán). Al­ter­na­ti­va pa­ra Ale­ma­nia (AFD) in­gre­só al ór­gano legislativo con un 12,6% de vo­ta­ción po­pu­lar en las elec­cio­nes fe­de­ra­les que se lle­va­ron a ca­bo el pa­sa­do 24 de sep­tiem­bre.

El AFD na­ce co­mo un par­ti­do an­ti eu­ro, pe­ro adop­ta tam­bién un discurso an­ti mi­gra­ción, fren­te a la po­lí­ti­ca de aper­tu­ra de Mer­kel, la que ha te­ni­do co­mo con­se­cuen­cia la lle­ga­da de más de un mi­llón de mi­gran­tes al país. En su si­tio web de­cla­ra que las ra­zo­nes pa­ra vo­tar por ellos son la lu­cha contra los que bus­can asi­lo, los in­mi­gran­tes y el Is­lam. Pe­se a ser un par­ti­do jo­ven, crea­do ha­ce só­lo cua­tro años, ha ga­na­do ad­he­ren­tes rá­pi­da­men­te, po­se­sio­nán­do­se co­mo re­fe­ren­te de la ul­tra­de­re­cha. Aun­que ha tra­ta­do de desaso­ciar­se del na­zis­mo, ha – a su vez– lla­ma­do al fin del “cul­to a la cul­pa que ro­dea al Ho­lo­caus­to”. En es­te sen­ti­do, el vi­ce­can­ci­ller y mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res ale­mán, Sig­mar Ga­briel, la­men­tó que “ver­da­de­ros na­zis” fue­ran una vez más par­te del Bun­des­tag.

Ca­be des­ta­car que no to­das las per­so­nas que vo­ta­ron por ellos son ne­ce­sa­ria­men­te neo­na­zis o xe­nó­fo­bos. La fal­ta de renovación po­lí­ti­ca y la si­tua­ción eco­nó­mi­ca y la­bo­ral in­ter­na, tam­bién ex­pli­can el fe­nó­meno. Mu­chos cul­pan a la glo­ba­li­za­ción y a la in­te­gra­ción por los pro­ble­mas en Ale­ma­nia, pe­ro ol­vi­dan que las gran­des di­fi­cul­ta­des que en­fren­ta­mos hoy son glo­ba­les: de­sigual­dad, cam­bio cli­má­ti­co, te­rro­ris­mo y mi­gra­ción. El Pre­si­den­te de Fran­cia, Em­ma­nuel Ma­cron, des­ta­có que “el re­sul­ta­do del na­cio­na­lis­mo es la gue­rra”, ya que to­dos es­tos asun­tos glo­ba­les re­quie­ren de mul­ti­la­te­ra­lis­mo pa­ra afron­tar­los.

No obs­tan­te, el sur­gi­mien­to y la lle­ga­da al po­der del AFD no sor­pren­den. Las mis­mas cau­sas es­tán tras el Bre­xit en Reino Uni­do, tras el triun­fo de Trump en Es­ta­dos Uni­dos, tras el 33,9% ob­te­ni­do por Le Pen en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en Fran­cia. El discurso del mie­do desa­rro­lla­do por gru­pos su­pre­ma­cis­tas blan­cos, xe­nó­fo­bos, ra­cis­tas, an­ti-inmigración o na­cio­na­lis­tas ha lo­gra­do cau­ti­var a aque­llos que pa­re­cen ha­ber ol­vi­da­do su pro­pia his­to­ria y las de­vas­ta­do­ras con­se­cuen­cias que di­chos gru­pos traen cuando lle­gan al po­der.

Hoy el 12,6% ob­te­ni­do por AFD es so­lo un sín­to­ma de des­con­ten­to, si­mi­lar a lo su­ce­di­do con el Par­ti­do de la Independencia del Reino Uni­do (UKIP), que con el mis­mo discurso pa­só de un 12,6% en 2015 a me­nos de un 1,8% en 2017. Ese de­sen­can­to po­pu­lar con la ex­tre­ma de­re­cha in­gle­sa nos da es­pe­ran­zas de que el res­to del mun­do tam­bién abra los ojos, re­cuer­de los erro­res del pa­sa­do y es­co­ja un fu­tu­ro in­clu­si­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.