Ma­pu­ches en Bio­bío: “Plan Arau­ca­nía di­vi­de aún más a nues­tro pue­blo”

El pro­yec­to im­pli­ca un gas­to de $ 300 mil mi­llo­nes al Es­ta­do y en­tre otras co­sas bus­ca ir en ayu­da de los víc­ti­mas de vio­len­cia en la zo­na.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - PORTADA - Por Víc­tor Con­tre­ras

El plan in­te­gral del pro­yec­to re­cien­te­men­te en­via­do al Con­gre­so con­tie­ne ini­cia­ti­vas de re­co­no­ci­mien­to po­lí­ti­co y cul­tu­ral de los pue­blos ori­gi­na­rios, re­pa­ra­ción a las víc­ti­mas de la vio­len­cia ru­ral y, ade­más, la pro­pues­ta de una ley pen­sa­da para el desa­rro­llo de La Arau­ca­nía.

Asi­mis­mo, es con­si­de­ra­da por Mi­che­lle Ba­che­let, co­mo un pa­so de­ci­si­vo para en­fren­tar una lar­ga his­to­ria de bre­chas so­cia­les y con­flic­tos culturales que afec­tan a la Re­gión de La Arau­ca­nía, a sus ha­bi­tan­tes y co­mu­ni­da­des Ma­pu­che.

An­te es­te nue­vo pro­yec­to de ley, el re­pre­sen­tan­te de los ma­pu­ches del Bio­bío ba­jo, con pre­sen­cia en San­ta Bár­ba­ra, Ca­bre­ro, Yum­bel, Na­ci­mien­to, Ne­gre­te, Mul­chén y Los Ángeles; Juan Pi­chi­lén Lin­co; di­jo a La Tri­bu­na que “to­dos sa­be­mos que el pue­blo ma­pu­che no es so­la­men­te La Arau­ca­nía”.

CRÍTICA A LA INI­CIA­TI­VA DE GO­BIERNO

El lí­der y ac­ti­vis­ta in­dí­ge­na co­men­tó que “el Plan Arau­ca­nía para mí es un plan que una vez más di­vi­de al pue­blo Ma­pu­che”, agre­gan­do que “co­mo Re­gión del Bio­bío te­ne­mos una al­ta con­cen­tra­ción de ma­pu­ches y cla­ra­men­te las po­lí­ti­cas pú­bli­cas no es­tán sa­tis­fa­cien­do las ne­ce­si­da­des de to­do el uni­ver­so Ma­pu­che en el país”.

Pi­chi­lén ex­pli­ca que el pro­yec­to es­tá mal plan­tea­do, ya que con él no se pue­de pre­ten­der pa­gar la deu­da his­tó­ri­ca que el Es­ta­do chi­leno tie­ne con los Ma­pu­ches. Para él es­te plan tie­ne que ver “con una es­tra­te­gia eco­nó­mi­ca que tra­ta de apa­gar sin mu­chos es­fuer­zos el in­cen­dio de la crisis en La Arau­ca­nía”.

El re­pre­sen­tan­te ma­pu­che en Bio­bío, in­di­có al Dia­rio de la Pro­vin­cia que no se es­tá to­man­do en cuen­ta a los ma­pu­ches del cen­tro, del sur, pehuen­ches, laf­quen­ches, pi­cun­ches o hui­lli­ches, ni tam­po­co a los “ma­pu­ches ur­ba­nos”, que co­rres­pon­den al 75% de ellos, y a los cua­les “se les vul­ne­ra el de­re­cho a vi­vir la cul­tu­ra an­ces­tral”.

“Es una me­di­da que nue­va­men­te nos es­tá di­vi­dien­do y que no be­ne­fi­cia a la ma­yo­ría del pue­blo Ma­pu­che, por­que se es­tá in­cu­rrien­do en los mis­mos erro­res his­tó­ri­cos, don­de es­tos pro­yec­tos son elaborados por per­so­nas que no tie­nen co­no­ci­mien­to de las ne­ce­si­da­des ni tam­po­co de la reali­dad mis­ma de los ma­pu­ches”, pun­tua­li­zó Pi­chi­lén.

Asi­mis­mo con­tó que “el sá­ba­do le plan­teé es­to al se­re­mi Juan Jo­sé Qui­lo­drán, quien se com­pro­me­tió a ha­cer una me­sa de tra­ba­jo para ir en ayu­da de los ma­pu­ches de la Re­gión del Bio­bío, una vez ter­mi­na­da la con­sul­ta na­cio­nal de desa­rro­llo so­cial”.

BA­SES DEL PLAN ARAU­CA­NÍA

El Plan Arau­ca­nía na­ce co­mo res­pues­ta al gra­ve re­tra­so en la re­gión de La Arau­ca­nía res­pec­to del país, tan­to en re­la­ción con el pa­no­ra­ma eco­nó­mi­co de la re­gión co­mo con la si­tua­ción so­cio­eco­nó­mi­ca y edu­ca­cio­nal de sus ha­bi­tan­tes.

El análisis de las es­ta­dís­ti­cas re­gio­na­les su­gie­re que, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, La Arau­ca­nía pre­sen­ta un re­za­go en su ni­vel de desa­rro­llo en torno a las 2 úl­ti­mas dé­ca­das (o más), de­pen­dien­do de la di­men­sión de análisis.

Adi­cio­nal­men­te, se mues­tra que, en re­la­ción con la si­tua­ción so­cio­eco­nó­mi­ca, el fac­tor que ex­pli­ca en ma­yor me­di­da las peo­res con­di­cio­nes re­la­ti­vas de la po­bla­ción de La Arau­ca­nía, son ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias de re­gión, mien­tras que en re­la­ción con la si­tua­ción de la edu­ca­ción el he­cho de ser Ma­pu­che pre­sen­ta un ma­yor im­pac­to (ne­ga­ti­vo) so­bre di­fe­ren­tes lo­gros edu­ca­cio­na­les.

DO­CU­MEN­TO EN­VIA­DO AL CON­GRE­SO

En la mi­si­va en­via­da al Po­der Le­gis­la­ti­vo, la Pre­si­den­ta ex­pre­sa que “des­de el ini­cio de la Re­pú­bli­ca, el Es­ta­do de Chi­le ha pues­to én­fa­sis a di­ver­sas po­lí­ti­cas de desa­rro­llo para el te­rri­to­rio que ac­tual­men­te cons­ti­tu­ye la Re­gión de La Arau­ca­nía”.

El do­cu­men­to apun­ta a que “mu­chas de es­tas se hi­cie­ron de for­ma cen­tra­li­za­da y des­co­no­cien­do las par­ti­cu­la­ri­da­des y la di­ver­si­dad cul­tu­ral de la re­gión, si­tua­cio­nes que han ge­ne­ra­do con­flic­tos y des­en­cuen­tros que da­tan des­de ha­ce más de 200 años”.

Ade­más se re­cal­ca que a pe­sar de las gran­des in­ver­sio­nes en la Re­gión, es­to no se ha vis­to re­fle­ja­do en el cre­ci­mien­to de és­ta y han ge­ne­ra­do sen­ti­mien­tos de pos­ter­ga­ción los que traen con­si­go des­con­fian­zas.

Si bien en la úl­ti­ma dé­ca­da se ha lo­gra­do re­du­cir la po­bre­za en la re­gión, si­gue sien­do la re­gión más po­bre del país. Aun cuan­do “se pre­sen­ta co­mo la ter­ce­ra re­gión con ma­yor in­ver­sión pú­bli­ca en las dos úl­ti­mas dé­ca­das, si­gue mos­tran­do im­por­tan­tes bre­chas en dis­tin­tos as­pec­tos”, in­di­ca el pro­yec­to fir­ma­do por Ba­che­let y seis mi­nis­tros de su ad­mi­nis­tra­ción.

OB­JE­TI­VO DEL PRO­YEC­TO

La re­gión de La Arau­ca­nía si­gue te­nien­do los ín­di­ces de desa­rro­llo más ba­jos del país, por lo que di­cho pro­yec­to in­ten­ta re­me­diar ese re­tra­so. Por ejem­plo, la re­gión de La Arau­ca­nía pre­sen­ta un ma­yor por­cen­ta­je de ho­ga­res ca­ren­tes en in­di­ca­do­res de la di­men­sión Vi­vien­da y En­torno, des­ta­can­do es­pe­cial­men­te los in­di­ca­do­res de Ser­vi­cios Bá­si­cos.

En re­la­ción a és­tos, un 13,9% de los ho­ga­res no dis­po­ne de agua po­ta­ble o no ac­ce­de a un ade­cua­do sis­te­ma de eli­mi­na­ción de ex­cre­tas, en con­tras­te con el pro­me­dio na­cio­nal de 3,6%.

Es­tas bre­chas de de­sigual­dad que es­te te­rri­to­rio pre­sen­ta res­pec­to del res­to de país, se­ña­la el do­cu­men­to, me­re­cen un es­fuer­zo adi­cio­nal es­pe­cí­fi­co para la re­gión por un pe­río­do de tiem­po que per­mi­ta lo­grar va­lo­res si­mi­la­res a los de la me­dia na­cio­nal.

El pro­yec­to de ley pro­po­ne la crea­ción de un Plan Es­pe­cial de in­ver­sio­nes para el desa­rro­llo re­gio­nal y te­rri­to­rial de la Re­gión de La Arau­ca­nía, de­no­mi­na­do “Plan Es­pe­cial Arau­ca­nía”, el cual ten­drá una du­ra­ción de cin­co años a con­tar de la fe­cha de pu­bli­ca­ción de la ley.

El Plan Es­pe­cial Arau­ca­nía se­rá un acuer­do pro­gra­má­ti­co en­tre el Go­bierno Re­gio­nal de La Arau­ca­nía y los ór­ga­nos de la Ad­mi­nis­tra­ción del Es­ta­do que ope­ren en la re­gión y que de­pen­dan o se re­la­cio­nen con el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca a tra­vés de un mi­nis­te­rio. El plan es­pe­cial es­ta­ble­ce­rá los ob­je­ti­vos es­tra­té­gi­cos de desa­rro­llo re­gio­nal, ma­te­ria­li­za­dos me­dian­te un con­jun­to ar­ti­cu­la­do de con­ve­nios de pro­gra­ma­ción.

JUAN PI­CHI­LÉN ASE­GU­RÓ que se­re­mi de Desa­rro­llo So­cial, Juan Jo­sé Qui­lo­drán, se com­pro­me­tió a ha­cer una me­sa de tra­ba­jo para ir en ayu­da de los ma­pu­ches de la Re­gión del Bio­bío.

PLAN ARAU­CA­NÍA es con­si­de­ra­do por el Go­bierno co­mo un pa­so de­ci­si­vo para en­fren­tar una lar­ga his­to­ria de bre­chas so­cia­les y con­flic­tos culturales que afec­tan a la Re­gión de La Arau­ca­nía, a sus ha­bi­tan­tes y co­mu­ni­da­des Ma­pu­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.