An­ge­lino de 7 años via­ja­rá a Es­ta­dos Uni­dos dos pa­ra com­pe­tir mun­dial al de mo­to­cross

Renz­zo Mar­chi­oni dispu­tará es­te fin de se­ma­na el cam­peo­na­to na­cio­nal en San­tia­go y lue­go via­ja­rá a Orlando a com­pe­tir.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - Front Page - Se­bas­tián Díaz Sandoval de­por­tes@la­tri­bu­na.cl

Renz­zo Mar­chi­oni tie­ne só­lo sie­te años y des­de los cua­tro que se sube arri­ba de una mo­to pa­ra dar rien­da suel­ta a su pa­sión: el mo­to­cross.

Cons­tan­te­men­te se le ha vis­to com­pe­tir en las fe­chas del Tri­ple Co­ro­na de en­du­ro, que se han desa­rro­lla­do en dis­tin­tas co­mu­nas de la re­gión y la pro­vin­cia de Bio­bío en par­ti­cu­lar.

Su pa­dre, Lu­ciano Mar­chi­oni, des­ta­có a La Tribuna Finde “te­ne­mos dos ac­ti­vi­da­des, la prin­ci­pal es la ‘mi­ni O’ en Es­ta­dos Uni­dos, en Flo­ri­da que es en dos se­ma­nas más; pa­ra pre­pa­rar­nos pa­ra eso, es­te fin de se­ma­na va­mos a co­rrer el na­cio­nal de mo­to­cross en San­tia­go”.

El pro­pio Renz­zo cuen­ta que ya ha ido a dos fe­chas del cam­peo­na­to na­cio­nal y su pa­dre cuen­ta que la idea es con­ti­nuar con la ex­pe­rien­cia.

“Me gus­ta el mo­to­cross, com­pi­to des­de los cua­tro años”, des­ta­có. Asi­mis­mo re­la­tó que le gus­ta sa­lir a com­pe­tir a fue­ra, ar­gu­men­tan­do que le gus­tan más las com­pe­ten­cias de San­tia­go, por­que ya ha he­cho ami­gos con los que comparte.

A su vez, Lu­ciano agre­gó que “lo que pa­sa es que en las ca­te­go­rías de San­tia­go hay más gen­te, si bien acá Luis La­gos ha he­cho un buen tra­ba­jo con el Tri­ple Co­ro­na, hay po­cos pi­lo­tos de esa edad acá, en­ton­ces Renz­zo en San­tia­go se en­cuen­tra con 20 ó 30 pi­lo­tos de su edad y es más fá­cil con­ver­sar con ellos”.

Igual­men­te el pa­dre, re­ve­ló que “to­do es­to par­te de que, yo creo que hay que co­men­zar al ti­ro a buen ni­vel, por­que uno se acos­tum­bra a los pa­res in­ter­na­cio­na­les, por­que es mu­cho más di­fí­cil ha­cer una ca­rre­ra en Chi­le y ya cuan­do quie­res sa­lir al ex­tran­je­ro cues­ta, por­que nun­ca lo has he­cho en tu vida, pe­ro si sa­les des­de chi­co, que es nues­tro pen­sa­mien­to, uno ya se acos­tum­bra”.

Renz­zo ya acos­tum­bra a es­tar en­tre los pri­me­ros dos lu­ga­res en que el en Tri­ple Co­ro­na y el mis­mo re­la­tó que en los cam­peo­na­tos na­cio­na­les ter­mi­na en el dé­ci­mo quin­to lu­gar.

EX­PEC­TA­TI­VAS

Si bien, el pe­que­ño es­tá bus­can­do su­mar ex­pe­rien­cia en tor­neos im­por­tan­tes, ya se tra­za una me­ta pa­ra el pró­xi­mo año y es que sin ti­tu­bear sos­tu­vo que “quie­ro ga­nar el na­cio­nal”, de­jan­do en cla­ro que sus ob­je­ti­vos y me­tas son al­tos.

Res­pec­to a Es­ta­dos Uni­dos, Lu­ciano, re­sal­tó que “ahí te­ne­mos que ver, por­que van de to­dos paí­ses, la ideas es que él se va­ya acos­tum­bran­do y que los otros años me­jo­re. Lo pri­me­ro es ha­cer un test y ver có­mo es­ta­mos en com­pa­ra­ción con el res­to. Que­re­mos es­tar en el gru­po del me­dio, no de los úl­ti­mos que es lo que pa­sa ge­ne­ral­men­te con los la­ti­nos”.

PRÓ­XI­MOS DESAFÍOS

Ya avan­za­do el mes de no­viem­bre, son po­cas las ca­rre­ras que que­dan pa­ra fi­na­li­zar el año, pe­ro no por eso la mo­ti­va­ción va a de­caer.

En ese sen­ti­do, el pe­que­ño Renz­zo, de vuel­ta de Es­ta­dos Uni­dos co­rre­rá la úl­ti­ma fe­cha del cam­peo­na­to na­cio­nal de mo­to­cross, ade­más de la fi­nal del Tri­ple Co­ro­na que se lle­va­rá a ca­bo en Los Án­ge­les.

Al igual que su hi­jo, Lu­ciano tam­bién com­pi­te en en­du­ro y mo­to­cross, lle­gan­do a es­tar quin­to a ni­vel na­cio­nal. Ac­tual­men­te con­ti­núa co­rrien­do, aun­que es­ta vez ale­ja­do de la al­ta com­pe­ten­cia, pe­ro sin de­jar de la­do su amor por es­te de­por­te.

El pe­que­ño de­por­tis­ta tu­vo que pe­dir per­mi­so en el Co­le­gio Ale­mán pa­ra po­der fal­tar el tiem­po que dura la com­pe­ten­cia fue­ra del país, cer­ca de una se­ma­na.

Por lo mis­mo, Lu­ciano di­ce es­tar contento con el apo­yo que ha te­ni­do la ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va con su hi­jo.

Por úl­ti­mo el pa­dre sos­tu­vo que “aquí hay un apo­yo com­ple­to de la familia, la ma­má igual se preo­cu­pa con que se cai­ga y se pue­da que­brar, son co­sas que uno nun­ca quie­re que pa­sen, pe­ro que en es­te de­por­te pue­de ocu­rrir”.

EL PE­QUE­ÑO RENZ­ZO vi­vi­rá su pri­me­ra ex­pe­rien­cia fue­ra del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.