El rol de­ter­mi­nan­te de los jó­ve­nes en el fu­tu­ro del país

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN -

Se­gún el in­for­me de The World’s Youn­gest Po­pu­la­tions, Eu­ro­mo­ni­tor In­ter­na­tio­nal, 2012, ese año la po­bla­ción a ni­vel mun­dial re­ba­só los 7 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, de los cua­les más de la mi­tad (el 50.5%) se en­con­tra­ba in­te­gra­da por per­so­nas me­no­res de 30 años. De és­tos, el 89,7% se lo­ca­li­za­ba en paí­ses emer­gen­tes, en su ma­yo­ría en Me­dio Orien­te y Áfri­ca.

La im­por­tan­cia de los jó­ve­nes y su in­clu­sión ac­ti­va en los di­ver­sos ám­bi­tos, ya sea po­lí­ti­co, so­cial, cul­tu­ral, eco­nó­mi­co, u otros, es fun­da­men­tal, no só­lo por la ele­va­da cifra po­bla­cio­nal que re­pre­sen­tan, sino por­que son ellos quie­nes tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad del de­ve­nir his­tó­ri­co mun­dial, así co­mo el fu­tu­ro y el desa­rro­llo de ca­da una de las na­cio­nes que in­te­gran, cu­yas es­truc­tu­ras – por cier­to– re­quie­ren un enor­me es­fuer­zo pa­ra una co­rrec­ta asi­mi­la­ción de la par­ti­ci­pa­ción ju­ve­nil.

Chi­le no es la ex­cep­ción. Aun­que el país cuen­ta con só­lo un 24% de jó­ve­nes en el to­tal de su po­bla­ción (In­juv), a es­te ba­jo por­cen­ta­je –en com­pa­ra­ción con las ci­fras mun­dia­les– le co­rres­pon­de in­clu­so una ma­yor im­por­tan­cia con res­pec­to al rol que cum­plen fren­te al fu­tu­ro del país, so­bre to­do de ca­ra a las pró­xi­mas elec­cio­nes de no­viem­bre. De he­cho, jus­ta­men­te en re­la­ción con el desa­rro­llo chi­leno, uno de los ru­bros que más preo­cu­pan en la 8ª En­cues­ta Na­cio­nal de Ju­ven­tud rea­li­za­da por el In­juv fue la pér­di­da de sie­te pun­tos res­pec­to a la pre­gun­ta so­bre si los jó­ve­nes se sien­ten iden­ti­fi­ca­dos con una po­si­ción po­lí­ti­ca, a lo cual só­lo el 26% res­pon­dió afir­ma­ti­va­men­te, así co­mo un au­men­to de 10 pun- tos con res­pec­to a aque­llos que de­cla­ra­ban no te­ner iden­ti­fi­ca­ción con nin­gu­na po­si­ción po­lí­ti­ca (58% en 2012).

El des­con­ten­to con la po­lí­ti­ca tra­di­cio­nal, la fal­ta de cre­di­bi­li­dad en los po­lí­ti­cos con­ven­cio­na­les y los ca­da vez más co­mu­nes ca­sos de co­rrup­ción que sa­len a la luz a ni­vel na­cio­nal (co­mo así tam­bién a ni­vel mun­dial) han im­pac­ta­do ne­ga­ti­va­men­te en el áni­mo de los más jó­ve­nes.

Va­le la pe­na re­sal­tar que, en el ám­bi­to de la ba­ja par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral ju­ve­nil, son ellos los que se han vis­to más afec­ta­dos por su fal­ta de in­te­rés en los pro­ce­sos elec­to­ra­les. Los ejem­plos más re­cien­tes los en­con­tra­mos en Reino Uni­do, lue­go del com­ple­jo fu­tu­ro que les es­pe­ra fue­ra de la Unión Eu­ro­pea. Sin em­bar­go, la mo­les­tia que has­ta hoy han ex­pre­sa­do prin­ci­pal­men­te los gru­pos jó­ve­nes no se vio re­fle­ja­da en el apo­yo que bue­na par­te de ellos te­nía pa­ra el Re­main en las vo­ta­cio­nes. En con­cre­to, se­gún el dia­rio El País, más de la mi­tad de cen­sa­dos en­tre 18 y 24 años se abs­tu­vo de vo­tar

Se­gún una en­cues­ta de Coope­ra­ti­va e Ima­gi­na­ción, un 67,3% de los jó­ve­nes chi­le­nos –en­tre 18 y 35 años– se mos­tra­rían muy in­tere­sa­dos en las elec­cio­nes del 19 de no­viem­bre.

en el re­fe­rén­dum so­bre Bre­xit.

La im­por­tan­cia de la que ha­blá­ba­mos acer­ca de la par­ti­ci­pa­ción de ca­da uno de los jó­ve­nes se ejem­pli­fi­ca muy bien tam­bién en las re­cien­tes elec­cio­nes de EUA, en las que la ba­ja de par­ti­ci­pa­ción se vio tam­bién re­fle­ja­da en las ur­nas con res­pec­to al apo­yo que man­tu­vie­ron pa­ra la can­di­da­ta de­mó­cra­ta (55% a Clin­ton, en con­di­cio­nes que pa­ra Oba­ma se man­tu­vo siem­pre por so­bre el 60% de aquel seg­men­to). El re­sul­ta­do: otro ar­gu­men­to in­ter­pre­ta­ti­vo pa­ra ex­pli­car la sor­pre­si­va lle­ga­da de Trump a la Ca­sa Blan­ca.

Uno de los te­mas que mo­ti­vó la mo­vi­li­za­ción ( y con­si­guien­te par­ti­ci­pa­ción) ju­ve­nil en las elec­cio­nes a fa­vor de Ba­rak Oba­ma, y que po­de­mos ob­ser­var tam­bién en Chi­le, fue la preo­cu­pa­ción por el te­ma de la edu­ca­ción y los cos­tos de la mis­ma. De ahí que, se­gún una en­cues­ta de Coope­ra­ti­va e Ima­gi­na­ción, un 67,3% de los jó­ve­nes chi­le­nos –en­tre 18 y 35 años– se mos­tra­rían muy in­tere­sa­dos en las elec­cio­nes del 19 de no­viem­bre.

Aho­ra que­da la ex­pec­ta­ti­va de que es­te in­te­rés se lle­ve a la pra­xis a tra­vés de su par­ti­ci­pa­ción en los co­mi­cios elec­to­ra­les, sien­do fun­da­men­tal pa­ra ele­var el ni­vel de tam­bién la par­ti­ci­pa­ción ge­ne­ral del país (49%), que se en­cuen­tra de for­ma preo­cu­pan­te –se­gún el PNUD– muy por de­ba­jo de los ín­di­ces de Amé­ri­ca La­ti­na (70,1%) o de los miem­bros de la OCDE (75,1%).

Ana Va­nes­sa Cárdenas Aca­dé­mi­ca Fa­cul­tad de Go­bierno U. Cen­tral

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.