Des­de Ser­nac Bio­bío lla­man a te­ner cui­da­do con ofer­tas y pro­mo­cio­nes du­ran­te es­ta tem­po­ra­da

Su di­rec­tor re­gio­nal, Juan Pa­blo Pin­to, en­fa­ti­zó que las em­pre­sas siem­pre de­ben ser pro­fe­sio­na­les y en­tre­gar un ser­vi­cio con es­tán­da­res de ca­li­dad, y res­pe­tan­do los de­re­chos de los con­su­mi­do­res.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - ECONOMÍA -

La épo­ca es­ti­val es una de las es­ta­cio­nes del año en las que más se ven las ofer­tas y pro­mo­cio­nes de to­do ti­po de pro­duc­to o ser­vi­cio, por lo que si va arren­dar un lu­gar don­de pa­sar es­tos días o si va a via­jar en bus o en avión, o ad­qui­rió un pa­que­te tu­rís­ti­co, de­be exi­gir el va­lor ofre­ci­do, y ade­más los es­tán­da­res de ca­li­dad que se ofre­cen.

Es por ello, que des­de Ser­nac Bio­bío, su di­rec­tor, Juan Pa­blo Pin­to, lla­mó a los con­su­mi­do­res a te­ner pre­cau­ción, y así evi­tar pa­gar de más por al­go que no se cum­plió, y que le ter­mi­ne arrui­na­do sus an­he­la­das va­ca­cio­nes.

Al res­pec­to, Pin­to ex­pre­só que “es­pe­ra­mos co­mo ser­vi­cio que es­te año si­ga la bue­na ten­den­cia de tu­ris­mo en la re­gión, no nos ol­vi­de­mos que Bio­bío no ha­bía si­do una re­gión tra­di­cio­nal­men­te tu­rís­ti­ca, pe­ro si ya es­tá em­pe­zan­do a trans­for­mar­se, los cir­cui­tos que se dan en Ser­na­tur y a evi­den­ciar en dis­tin­tas zo­nas de la re­gión, han em­pe­za­do a dar re­sul­ta­dos”.

A lo an­te­rior, agre­gó que “sig­ni­fi­ca que ha lle­ga­do mu­cha gen­te de afue- ra, de otras re­gio­nes del país, co­mo del ex­tran­je­ro, y eso nos ha mo­ti­va­do a no­so­tros a sa­car in­for­ma­ción res­pec­to de los de­re­chos que tie­nen los con­su­mi­do­res cu­na­do se acer­ca la épo­ca es­ti­val, y em­pie­zan a apa­re­cer, por ejem­plo, es­pec­tácu­los ma­si­vos, ofer­tas en arrien­do de ca­ba­ñas, co­mo de ar­tícu­los pa­ra al­gu­na ac­ti­vi­dad de­por­ti­va o de pa­seos, em­pie­zan a apa­re­cer tam­bién ser­vi­cios de trans­por­tes tan­to aé­reos co­mo te­rres­tres, y so­bre to­do, ho­te­le­rí a y gas­tro­no­mía”.

En ese mar­co los con­su­mi­do­res tie­nen de­re­cho a re­ci­bir ser­vi­cios de ca­li­dad, que los pre­cios sean in­for­ma­dos, res­pe­ta­dos y a re­ci­bir in­for­ma­ción co­rrec­ta al mo­men­to de con­tra­tar un de­ter­mi­na­do ser­vi­cio.

Por ello, pa­ra po­der ejer­cer és­tos y otros de­re­chos, es de­ber de los con­su­mi­do­res con­tra­tar ser­vi­cios o com­prar pro­duc­tos só­lo en el co­mer­cio es­ta­ble­ci­do.

“Ca­da vez que se or­ga­ni­zan, por ejem­plo, un even­to ma­si­vo, o se ofre­ce un pa­que­te tu­rís­ti­co, que in­clu­ya tras­la­do, ho­te­le­ría, la asis­ten­cia al even­to ma­si­vo, es­ta in­for­ma­ción tie­ne que ser ve­raz, cla­ra, opor­tu­na pa­ra el con­su­mi­dor”, ex­pli­có el di­rec­tor re­gio­nal del Ser­vi­cio.

Asi­mis­mo, aña­dió que “ade­más, oja­lá que que­de re­gis­tra­da en al­gu­na par­te por es­cri­to, sa­can­do pan­ta­lla­zos y co­rreos que se en­víen o re­ci­ban, de ma­ne­ra que el con­su­mi­dor vea y se­pa, an­tes de con­tra­tar y to­mar el pro­duc­to o ser­vi­cio, qué es lo que es­tá con­tra­tan­do, y a qué tie­ne de­re­cho por el pre­cio que es­tá apa­gan­do. Las ofer­tas por in­ter­net hoy son bas­tan­te fre­cuen­tes, por eso que tam­bién re­co­men­da­mos que se ha­ga en aque­llas pá­gi­nas que tie­nen pres­ti­gio, ex­pe­rien­cia, es­ta­ble­ci­das, que tra­ba­jen oja­lá con ofe­ren­tes de pres­ti­gio”.

RE­CO­MEN­DA­CIO­NES

Las em­pre­sas de­ben en­tre­gar in­for­ma­ción ve­raz y opor­tu­na so­bre los pro­duc­tos o ser­vi­cios que co­mer­cia­li­cen

an­tes que los con­su­mi­do­res com­pren o con­tra­ten, pa­ra que pue­dan to­mar una de­ci­sión in­for­ma­da y eva­luar si les con­vie­ne.

Asi­mis­mo de­ben in­for­mar el pre­cio to­tal del ser­vi­cio, in­clu­yen­do IVA, im­pues­tos, pa­sa­jes, es­ta­día, trans­por­te y ali­men­ta­ción.

Por otra par­te, es re­le­van­te que las em­pre­sas res­pe­ten y cum­plan to­do lo in­for­ma­do u ofre­ci­do a tra­vés de la pu­bli­ci­dad, fo­lle­to, afi­ches, pro­mo­cio­nes, avisos en pren­sa o si­tios web.

A su vez, las em­pre­sas de trans­por­te son res­pon­sa­bles de que el equi­pa­je lle­gue a su des­tino en buen es­ta­do. Si no es así, de­ben res­pon­der in­dem­ni­zan­do al con­su­mi­dor por los da­ños cau­sa­dos, de acuer­do a la nor­ma­ti­va vi­gen­te.

De­cla­re los ar­tícu­los de va­lor en los for­mu­la­rios que por ley la em­pre­sa de­be ofre­cer. In­for­me al pro­vee­dor a la bre­ve­dad res­pec­to de cual­quier pér­di­da o de­te­rio­ro de su equi­pa­je.

SE­GU­RI­DAD

Las em­pre­sas o agen­cias de via­jes de­ben cum­plir to­do lo que acuer­dan con los con­su­mi­do­res. No pue­den exis­tir cláu­su­las abu­si­vas en los con­tra­tos, que son aque­llas con­di­cio­nes im­pues­tas que van en contra de lo es­ta­ble­ci­do por la Ley del Con­su­mi­dor y que vul­ne­ran sus de­re­chos.

De la mis­ma for­ma, de­ben en­tre­gar ser­vi­cios y pro­duc­tos que no arries­guen su se­gu­ri­dad o sa­lud, y to­mar to­das las me­di­das de se­gu­ri­dad ne­ce­sa­rias pa­ra el con­su­mi­dor.

Si la em­pre­sa le oca­sio­na al­gún da­ño por un ser­vi­cio mal otor­ga­do o un pro­duc­to de­fec­tuo­so, los con­su­mi­do­res tie­nen de­re­cho a que lo in­dem­ni­cen por to­do el pre­jui­cio oca­sio­na­do.

La prin­ci­pal re­co­men­da­ción es con­tra­tar ser­vi­cios en el co­mer­cio es­ta­ble­ci­do, co­mo por ejem­plo, co­rre­do­ras de pro­pie­da­des u otros in­ter­me­dia­rios que res­pon­dan an­te el con­su­mi­dor.

De es­ta for­ma los con­su­mi­do­res po­drán exi­gir que le en­tre­guen la in­for­ma­ción re­le­van­te so­bre la pro­pie­dad, ubi­ca­ción y ca­rac­te­rís­ti­cas y que to­do lo ofre­ci­do se cum­pla.

Si bien son va­rias las con­si­de­ra­cio­nes que hay que to­mar en cuen­ta al mo­men­to de con­tra­tar un ser­vi­cio pa­ra es­tas va­ca­cio­nes, y pue­de ser muy en­go­rro­so, es ne­ce­sa­rio to­mar­las en cuen­ta, pa­ra así no te­ner una ma­la ex­pe­rien­cia que le arrui­ne sus días de re­la­jo.

Fi­nal­men­te, Juan Pa­blo Pin­to, re­cal­có que la úni­ca ma­ne­ra de po­der re­cla­mar y ac­ce­der a los de­re­chos, es guar­dar to­do do­cu­men­to de res­pal­do.

“Guar­dar to­da in­for­ma­ción, an­tes, du­ran­te y des­pués. Te­ner evi­den­cia, y pre­sen­tar el re­cla­mo en ofi­ci­nas del Ser­nac, pe­ro tie­ne que que­dar lo su­fi­cien­te­men­te res­pal­da­do, en­tre lo con­tra­ta­do y lo fi­nal­men­te ofre­ci­do”.

A ello, pun­tua­li­zó que “el lla­ma­do a la ciu­da­da­nía a to­mar pre­cau­cio­nes y los res­pal­do an­tes de, sa­be­mos que la épo­ca es­ti­val, es una épo­ca sen­si­ble, en el sen­ti­do que la gen­te se ha­ce una al­ta ex­pec­ta­ti­va en su me­re­ci­do des­can­so de un año de es­tu­dio o tra­ba­jo, por lo tan­to, no que­re­mos que es­to se trans­for­me en una si­tua­ción des­agra­da­ble”, con­clu­yó el di­rec­tor re­gio­nal del Ser­nac.

ES IM­POR­TAN­TE TE­NER CLA­RI­DAD de los de­re­chos que se tie­ne co­mo con­su­mi­dor y ha­cer­los va­ler.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.