Vir­tual “quie­bre” en­tre igle­sias tras bo­chorno en Te Deum

Un sec­tor de las de­no­mi­na­cio­nes evan­gé­li­cas ad­mi­te que si­gue “en­fria­mien­to” con el Go­bierno y otro lo des­es­ti­ma

Publimetro Chile - - CRÓNICA - FERNANDO PE­ÑAL­VER www.publimetro.cl

Unos ha­blan de “en­fria­mien­to”, otros lo nie­gan. Unos ha­blan de po­si­cio­nes de­fi­ni­das en el de­ba­te de la po­lí­ti­ca na­cio­nal, otros de diá­lo­go y en­ten­di­mien­to con to­dos. Sea cual sea el ma­tiz va­ló­ri­co, lo cier­to es que el fan­tas­ma de la di­vi­sión anidó en la po­de­ro­sa igle­sia evan­gé­li­ca chi­le­na, tras el im­pas­se con la pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let, en el Te Deum del pa­sa­do do­min­go.

Así, el Con­ci­lio de las Igle­sias Evan­gé­li­cas anun­ció ayer un “en­fria­mien­to” y no una “rup­tu­ra” en las re­la­cio­nes con el Eje­cu­ti­vo, de­bi­do a lo que ca­li­fi­có co­mo “ata­ques in­jus­tos” y “fal­tas a la ver­dad” por par­te de las au­to­ri­da­des tras los in­sul­tos que re­ci­bió la Pre­si­den­ta Ba­che­let en el tem­plo de Ala­me­da con ca­lle Jo­ta­be­che.

“Ex­pre­sa­mos nues­tra desa­zón por co­men­ta­rios ma­lin­ten­cio­na­dos, a nues­tro jui­cio, por­que nos quie­ren apa­re­cer co­mo in­to­le­ran­tes, agre­si­vos, ta­li­ba­nes cris­tia­nos que no lo so­mos. Hoy nos en­fren­ta­mos a un en­fria­mien­to en las re­la­cio­nes con el Go­bierno por­que se ha fal­ta­do a la ver­dad, por­que en es­te tem­plo no se in­sul­tó a la Pre­si­den­ta (por par­te de) los lí­de­res que es­ta­ban en altar”, ase­gu­ró el vo­ce­ro del Con­ci­lio, Cris­tián Nieto.

Tam­bién ex­pli­có que quie­nes lan­za­ron los gri­tos con­tra la Man­da­ta­ria es­ta­ban fue­ra del tem­plo, “por­que no se les ad­mi­te en es­ta igle­sia pre­ci­sa­men­te por ese ti­po de ac­cio­nes. En el úni­co gri­to que hu­bo al in­te­rior de la ca­te­dral, (el au­tor) fue sa­ca­do por las fuer­zas nues­tras in­me­dia­ta­men­te”.

Pe­ro to­do no es una­ni­mi­dad, ya que el pre­si­den­te de la Me­sa Am­plia­da de Igle­sias Evan­gé­li­cas, obis­po Emi­li­ano So­to, re­cha­zó con me­su­ra que hu­bie­ra un “en­fria­mien- to” de re­la­cio­nes con el Go­bierno.

“Yo al me­nos pi­do dis­cul­pas, por­que es im­por­tan­te se­guir man­te­nien­do las re­la­cio­nes. No in­sis­to en una to­zu­dez, en una so­ber­bia, en una po­si­ción in­tran­si­gen­te”, de­cla­ró.

“Más va­le pe­dir per­dón, de­cir que nos equi­vo­ca­mos, por­que las dis­cul­pas en­gran­de­cen a las per­so­nas”, en­fa­ti­zó So­to.

La vo­ce­ra del Eje­cu­ti­vo, Pau­la Narváez, in­sis­tió en que en el Go­bierno “siem­pre exis­te dis­po­si­ción a es­ta­ble­cer re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les con to­dos los ac­to­res”.

AGENCIAUNO

Re­pre­sen­tan­tes del Con­ci­lio de las Igle­sias Evan­gé­li­cas reite­ra­ron su po­si­ción lue­go del epi­so­dio vi­vi­do el do­min­go |

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.