Muer­te por cia­nu­ro: apun­tan a bullying

El de­ce­so de una jo­ven uni­ver­si­ta­ria que in­gi­rió el tó­xi­co ge­ne­ró con­mo­ción ayer en­tre sus cer­ca­nos

Publimetro Chile - - CRÓNICA - JAI­ME LIENCURA jai­me.liencura@publimetro.cl

Ayer, cer­ca de las 23:00 ho­ras, Jo­selyn La­va­dos To­ro lle­gó de ur­gen­cia al Hos­pi­tal Me­tro­po­li­tano de La Flo­ri­da. La jo­ven ha­bía in­ge­ri­do cia­nu­ro mez­cla­do con agua y por eso per­dió la vi­da. Cuan­do en­con­tra­ron es­ta sus­tan­cia se ac­ti­va­ron to­dos los pro­to­co­los de se­gu­ri­dad, tan­to en el re­cin­to mé­di­co, co­mo en el Cam­pus San Joa­quín de la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca (PUC).

Fue en ese lu­gar don­de la jo­ven de 20 años ha­bría con­su­mi­do la do­sis le­tal. Su fa­lle­ci­mien­to ge­ne­ra mu­chas du­das en su fa­mi­lia, so­bre to­do por el ori­gen del quí­mi­co: no sa­ben de dón­de sa­lió.

“Por fa­vor, yo quie­ro que me ayu­den a en­con­trar al in­fe­liz que le ven­dió cia­nu­ro a mi hi­ja” pi­de Carmen Gloria To­ro, ma­dre de Jo­selyn.

“Alfredo (La­va­dos), mi es­po­so, es con­ta­dor in­de­pen­dien­te, yo le ayu­do: no es jo­ye­ro, co­mo se di­jo, así que creo que que al­guien le ven­dió a ella la sus­tan­cia por in­ter­net”, aña­de a Publimetro.

“La can­ti­dad que te­nía era pa­ra que se mu­rie­ra mu­cha más gen­te”, ad­vier­te. Por eso exi­ge que se dé con quien le ha­bría en­tre­ga­do el quí­mi­co, “que no se com­pra así no más en la far­ma­cia”.

“Era muy ale­gre. Na­ció án­gel y se fue co­mo án­gel y a pe­sar de su dis­ca­pa­ci­dad, sa­lió ade­lan­te”, di­ce Ma­ría González, tía pa­ter­na de la jo­ven es­tu­dian­te de In­ge­nie­ría Co­mer­cial de la PUC. La con­di­ción que men­cio­na es una le­ve sor­de­ra que, se­gún su ma­dre, po­dría ser lo que de­to­nó el sui­ci­dio.

“En el co­le­gio lo pa­só mal por­que fue víc­ti­ma de bullying” con­fie­sa Carmen Gloria. “Las au­to­ri­da­des del co­le­gio don­de es­tu­dió no hi­cie­ron na­da cuan­do la ais­la­ban. Sus com­pa­ñe­ras, que se de­cían sus ami­gas, la de­ja­ban so­la, la te­nían ahí co­mo si tu­vie­ra le­pra, co­mo si la sor­de­ra se pe­ga­ra”, des­cri­be, en me­dio de la con­mo­ción de los cer­ca­nos de la jo­ven.

Pa­ra Ma­ri­luz Mar­ti­nez, cer­ca­na a Jo­selyn, ese pe­río­do fue tan amar­go que lle­vó a la jo­ven a una de­pre­sión que tu­vo que ser tra­ta­da in­clu­so con fár­ma­cos, pe­ro to­do me­jo­ró cuan­do que­dó en la PUC. No obs­tan­te, “ella no su­peró la de­pre­sión del co­le­gio has­ta cuan­do en­tró a la uni­ver­si­dad: fue lo más gran­de que le pu­do pa­sar”, aña­de.

Carmen Gloria confirma esos di­chos y acla­ra que “in­clu­so ha­bía de­ja­do de to­mar sus me­di­ca­men­tos”, por eso no en­tien­den por qué ocu­rrió to­do. “El mis­mo día lu­nes yo fui a su ca­sa y es­ta­ba fe­liz, to­can­do gui­ta­rra”, pre­ci­sa Ma­ri­luz.

ATON CHI­LE

El he­cho des­en­ca­de­nó un ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad de­bi­do al pe­li­gro que im­pli­ca la ex­po­si­ción a ese ele­men­to quí­mi­co |

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.