AR­GEN­TI­NA: FIS­CAL NIS­MAN HA­BRÍA SI­DO ASE­SI­NA­DO

Fue la con­clu­sión de las pe­ri­cias efec­tua­das por la Gen­dar­me­ría Na­cio­nal

Publimetro Chile - - PORTADA - FER­NAN­DO PE­ñAL­VER

La in­ter­ven­ción de un si­ca­rio pro­fe­sio­nal en el ase­si­na­to del fis­cal Al­ber­to Nis­man: eso ha­bría de­ter­mi­na­do la Gen­dar­me­ría Na­cio­nal de Ar­gen­ti­na, se­gún in­for­mó el dia­rio Cla­rín de Bue­nos Ai­res.

Un to­tal de 34 ex­per­tos en cri­mi­na­lís­ti­ca re­cons­tru­ye­ron un es­ce­na­rio, idén­ti­co al apar­ta­men­to de Puer­to Ma­de­ro, don­de re­si­día el agen­te del mi­nis­te­rio pú­bli­co, al que ha­bían se­ña­la­do de co­me­ter sui­ci­dio en las ho­ras pre­vias a la for­ma­li­za­ción de un jui­cio en el cual es­ta­ría in­vo­lu­cra­da Cristina Fer­nán­dez, la ex pre­si­den­ta de Ar­gen­ti­na.

Si bien el in­for­me aún es­tá en pro­ce­so de ela­bo­ra­ción, tras­cen­die­ron al­gu­nos as­pec­tos téc­ni­cos del mis­mo: “Se hi­cie­ron tres pe­ri­cias en la ciu­dad La Pla­ta y en Sal­ta, que com­pro­ba­ron que el ar­ma uti­li­za­da de­ja re­si­duos, mien­tras que no en­con­tra­ron res­to de pólvora en el ca­dá­ver del fis­cal. El ar­ma en­con­tra­da en la puer­ta del ba­ño al la­do del cuer­po de­mues­tra que lue­go de dis­pa­rar­le, la ti­ra­ron jun­to al ca­dá­ver. El dis­pa­ro fue he­cho de­trás de la ore­ja y en for­ma per­pen­di­cu­lar, y no se apo­yó el ca­ño, al­go que no es ha­bi­tual en la for­ma de los sui­ci­das”, in­for­mó el ro­ta­ti­vo trans­an­dino.

Los pe­rio­dis­tas Ju­lio Blank, de Cla­rín, y Ro­mán Letj­man, de In­fo­bae, con­fir-

“To­dos sa­ben que eso es un in­men­so dis­pa­ra­te, es una acu­sa­ción sin fun­da­men­tos; no lo creen ni quie­nes lo for­mu­lan” Cristina Fer­nan­dez so­bre quie­nes cul­pan a su go­bierno de la muer­te de Nis­man a In­fo­bae

ma­ron a tra­vés de re­por­tes pe­rio­dís­ti­cos, la rea­li­za­ción de la di­li­gen­cia ju­di­cial que echó por tie­rra la tem­pra­na hi­pó­te­sis del sui­ci­dio del fis­cal Nis­nam.

Por su par­te, la pe­rio­dis­ta de Cla­rín Ma­ría Duf­fard es­cri­bió que tra­zos de una po­de­ro­sa dro­ga fue­ron en­con­tra­dos en el cuer­po del fis­cal: “Los pro­fe­sio­na­les en­con­tra­ron res­tos de ke­ta­mi­na, un me­di­ca­men­to de uso ve­te­ri­na­rio pa­ra ca­ba­llos, en un pool de vís­ce­ras ana­li­za­do. Esa sus­tan­cia, si se con­su­me en pe­que­ñas do­sis, ge­ne­ra un efec­to alu­ci­nó­geno y se usa con fi­nes re­crea­ti­vos. Pe­ro si se en­cuen­tra en do­sis ma­yo­res, co­mo en el ca­so del fis­cal, el efec­to es dis­tin­to”.

Con el de­bi­li­ta­mien­to que ex­pe­ri­men­tó Nis­man, ja­más pu­do ha­ber lle­va­do el re­vól­ver ca­li­bre 22 a la ca­be­za, mu­cho me­nos afir­mar­se pa­ra dis­pa­rar, in­for­ma el ro­ta­ti­vo. Por úl­ti­mo, el cuer­po del fun­cio­na­rio ju­di­cial pre­sen­tó con­tu­sio­nes, las cua­les pro­ba­rían que fue re­du­ci­do pa­ra lue­go ser re­ma­ta­do.

La muer­te aún sin es­cla­re­cer del fis­cal es epi­cen­tro de una en­ma­ra­ña­da cau­sa ju­di­cial, mar­ca­da por las os­ci­la­cio­nes de la po­lí­ti­ca ar­gen­ti­na, mien­tras si­gue sin re­sol­ver el aten­ta­do al cen­tro ju­dío Amia en 1994, que él in­ves­ti­ga­ba.

Nis­man fue ha­lla­do muer­to en el ba­ño de su apar­ta­men­to con un ti­ro en la ca­be­za, el 18 de enero de 2015.

AFP

El per­se­cu­tor fue ha­lla­do muer­to en el ba­ño de su apar­ta­men­to con un ti­ro en la ca­be­za el 18 de enero de 2015._|

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.