Vio­len­cia “nor­ma­li­za­da”

Pulso - - Opinion -

El dia­rio se re­ser­va el de­re­cho de se­lec­cio­nar, ex­trac­tar y ti­tu­lar los co­rreos pu­bli­ca­dos.

La vio­len­cia ca­da vez más bru­tal y fre­cuen­te en el sur de nues­tro país ame­na­za con vol­ver­se cró­ni­ca. To­das las se­ma­nas apa­re­cen no­ti­cias res­pec­to a aten­ta­dos en la Arau­ca­nía. Lle­va­mos me­ses así y la sen­sa­ción que de­ja es­to es que “na­die ha­ce na­da”. El Go­bierno si­gue sin to­mar­le el pe­so a la si­tua­ción, bus­can­do ba­jar­le el per­fil al asun­to. No hay “con­flic­to”, sino que so­lo “ten­sión ét­ni­ca”, no hay “te­rro­ris­mo”, sino que (ais­la­dos) “ac­tos te­rro­ris­tas”. En de­fi­ni­ti­va no lo acep­tan co­mo un fe­nó­meno pre­sen­te en la re­gión, in­de­pen­dien­te­men­te de que las so­lu­cio­nes que es­ta­ble­cen sí lo afir­men (via­je sor­pre­sa de la Pre­si­den­ta, crea­ción de una Uni­dad de Fuer­zas Es­pe­cia­les en Lan­co, et­cé­te­ra), ge­ne­ran­do di­so­cia­ción en­tre el dis­cur­so y la prác­ti­ca. La iz­quier­da se iden­ti­fi­ca con la “cau­sa ma­pu­che”, lo que ex­pli­ca­ría la im­po­si­bi­li­dad de re­co­no­cer el pro­ble­ma co­mo un fe­nó­meno te­rro­ris­ta (a pe­sar de que pue­dan in­vo­car, en al­gu­nas oca­sio­nes, la ley an­ti­te­rro­ris­ta). Por lo mis­mo, la ideo­lo­gi­za­ción de es­te te­ma es fi­nal­men­te un ar­ma de do­ble fi­lo, ya que al mis­mo tiem­po que ads­cri­ben a la cau­sa, es­ta se vuel­ve una tra­ba que les im­pi­de ac­tuar en si­tua­cio­nes de emer­gen­cia. Exis­ten al me­nos dos gru­pos co­no­ci­dos en la re­gión que no so­lo co­me­ten ac­tos te­rro­ris­tas, sino que tam­bién los rei­vin­di­can, ade­más de de­jar pan­fle­tos en los lu­ga­res y de te­ner pá­gi­nas web, de­mos­tran­do ser gru­pos or­ga­ni­za­dos con ob­je­ti­vos bas­tan­te cla­ros. Ha­bla­mos de la Coor­di­na­do­ra Arau­co Ma­lle­co y del gru­po Wei­chan Au­ka Ma­pu (Lu­cha del Te­rri­to­rio Re­bel­de). Es­te úl­ti­mo ha in­di­ca­do, in­clu­so, que se­gui­rá co­me­tien­do ac­tos de “re­sis­ten­cia” co­mo los lla­man. Aho­ra bien, es fun­da­men­tal di­so­ciar los con­cep-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.