Es­pa­ña vuel­ve a vo­tar en ju­nio con ries­go de re­pe­tir frag­men­ta­do Con­gre­so

Se­gún las en­cues­tas, nue­va­men­te ha­bría un equi­li­brio de fuer­zas en­tre iz­quier­da, cen­tro y de­re­cha. El PP li­de­ra­ría los vo­tos pe­ro sin ma­yo­ría ab­so­lu­ta.

Pulso - - Actualidad & Politica - REUTERS

—El rey de Es­pa­ña Felipe VI fir­mó ayer el de­cre­to que con­vo­ca a nue­vas elec­cio­nes el 26 de ju­nio, dan­do por fi­na­li­za­da la le­gis­la­tu­ra más cor­ta de la de­mo­cra­cia his­pa­na tras la in­ca­pa­ci­dad de sus par­ti­dos pa­ra pac­tar un go­bierno des­de los co­mi­cios del 20 de di­ciem­bre del año pa­sa­do.

El pre­si­den­te del Con­gre­so de los Dipu­tados, Pat­xi Ló­pez, acu­dió al Pa­la­cio de la Zar­zue­la pa­ra re­fren­dar el de­cre­to de di­so­lu­ción de las Cá­ma­ras y de con­vo­ca­to­ria de los nue­vos co­mi­cios, cu­ya pu­bli­ca­ción en el Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do po­ne en mar­cha los pla­zos le­ga­les pa­ra vol­ver a las ur­nas.

“Es­pe­ro que to­dos ha­ya­mos apren­di­do la lec­ción y el si­guien­te Con­gre­so lle­gue a un acuer­do su­fi­cien­te lo an­tes po­si­ble”, di­jo Ló­pez tras su en­cuen­tro con el rey en Zar­zue­la, anun­cian­do que la se­sión cons­ti­tu­ti­va de las nue­vas Cá­ma­ras se­rá el 19 de julio. Ade­más, in­di­có que se ten­drán que im­ple­men­tar re­for­mas que im­pi­dan si­tua­cio­nes de va­cío le­gal co­mo las vi­vi­das en es­tos iné­di­tos cua­tro me­ses.

La gran in­te­rro­gan­te de ca­ra a las nue­vos co­mi­cios es si los re­sul­ta­dos del 26-J arro­ja­rán un re­sul­ta­do su­fi­cien­te­men­te di­fe­ren­te al del 20-D co­mo pa­ra des­blo­quear las ne­go­cia­cio­nes.

De he­cho, los son­deos apun­tan a que el es­tan­ca­mien­to po­lí­ti­co no aca­ba­rá con las elec­cio­nes, pues se re­pe­ti­ría el Ayer el Rey de Es­pa­ña Felipe VI di­sol­vió la dos cá­ma­ras y lla­mó a las elec­cio­nes del 26 de ju­nio.

equi­li­brio de fuer­zas en­tre iz­quier­da, cen­tro y de­re­cha, con el con­ser­va­dor Par­ti­do Po­pu­lar (PP) nue­va­men­te li­de­ran­do la vo­ta­ción, pe­ro sin ma­yo­ría ab­so­lu­ta.

En­tre los ele­men­tos que po­drían al­te­rar los re­sul­ta­dos es­tá el es­pe­ra­do in­cre­men­to de la abs­ten­ción, que po­dría be­ne­fi­ciar al PP, y la hi­po­té­ti­ca coa­li­ción en­tre Po­de­mos e Iz­quier­da Uni­da, que po­dría su­pe­rar al Par­ti­do So­cia­lis­ta Obre­ro Es­pa­ñol (PSOE), re­le­gán­do­le al ter­cer pues­to.

Tam­bién hay en­cues­tas que se­ña­lan que el PP po­dría su­mar la an­sia­da ma­yo­ría ab-

so­lu­ta si lo­gra el apo­yo de Ciu­da­da­nos, que po­drían in­cre­men­tar su por­cen­ta­je de vo­tos pe­se a se­guir en el cuar­to pues­to y ser cla­ves pa­ra ac­tuar de bi­sa­gra.

En tan­to, el por­cen­ta­je de es­pa­ño­les que con­si­de­ra ma­la o muy ma­la la si­tua­ción po­lí­ti­ca del país no ha de­ja­do de au­men­tar des­de di­ciem­bre, en­tre una cre­cien­te im­pa­cien­cia ha­cia los po­lí­ti­cos, que si no ce­den y aban­do­nan sus ve­tos cru­za­dos po­drían lle­var a Es­pa­ña a más me­ses de pa­rá­li­sis po­lí­ti­ca, que po­drían re­per­cu­tir en la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.