Cons­ti­tu­ción: las nue­vas du­das de los ob­ser­va­do­res tras el ini­cio de los ca­bil­dos

Hoy es­tá con­tem­pla­do que los con­se­je­ros se reúnan con la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia pa­ra des­pe­jar las nue­vas in­te­rro­gan­tes.

Pulso - - Actualidad & Politica - RE­NA­TA FER­NÁN­DEZ

—“Es­to es­tá, con mu­chas di­fi­cul­ta­des, avan­zan­do bien”. La fra­se del pre­si­den­te del Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res, Pa­tri­cio Za­pa­ta, du­ran­te la se­sión del gru­po el lu­nes pa­sa­do, da cuen­ta de una sen­sa­ción am­bi­va­len­te que hay en­tre sus in­te­gran­tes: si bien ven con op­ti­mis­mo el avan­ce del pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, hoy es­tán en­fren­ta­dos a du­das y pro­ble­mas que no es­ta­ban con­tem­pla­dos.

Por­que si bien la me­to­do­lo­gía pro­pues­ta por el Go-

¿Qué ha pa­sa­do? Con los en­cuen­tros lo­ca­les en pleno desa­rro­llo, el Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res se ha en­fren­ta­do a nue­vas dis­yun­ti­vas a raíz del ini­cio de la eta­pa de par­ti­ci­pa­ción.

¿De qué dis­yun­ti­vas se tra­ta? Por ejem­plo, no hay cla­ri­dad so­bre si se pue­de re­ba­jar el quó­rum pa­ra for­mar un ca­bil­do o si los da­tos de quien los con­vo­ca se­rán pú­bli­cos.

¿Có­mo lo re­sol­ve­rán? Los con­se­je­ros to­da­vía no han zan­ja­do las du­das. Es­tán a la es­pe­ra de que hoy fun­cio­na­rios de la Sep­gres asis­tan a la se­sión or­di­na­ria del con­se­jo pa­ra acla­rar la to­ta­li­dad de du­das que exis­te. bierno ya ha­bía si­do cui­da­do­sa­men­te ana­li­za­da y apro­ba­da por los ob­ser­va­do­res, a la ho­ra de im­ple­men­tar la eta­pa de par­ti­ci­pa­ción —que co­men­zó el 23 de abril pa­sa­do con el de­but de los en­cuen­tros lo­ca­les— los con­se­je­ros se en­con­tra­ron con que mu­chas de las disposiciones que fun­cio­na­ban en pa­pel, no ope­ra­ban en la reali­dad.

Es así que en su úl­ti­ma se­sión or­di­na­ria se dis­cu­tie­ron uno a uno es­tos as­pec­tos.

Uno de los te­mas plan­tea­dos fue la po­si­bi­li­dad de que se ba­je el quó­rum pa­ra cons­ti­tuir ca­bil­dos lo­ca­les.

Se­gún lo acor­da­do por los con­se­je­ros y el Go­bierno, un en­cuen­tro lo­cal se pue­de ha­cer con un mí­ni­mo de 15 per­so­nas y un má­xi­mo de 30. Fue la con­se­je­ra y ba­te­ris­ta Jua­ni­ta Pa­rra quien pre­gun­tó qué su­ce­día si se or­ga­ni­za­ba un ca­bil­do con me­nos in­te­gran­tes y en ca­so de su­ce­der eso, si las ac­tas de un ca­bil­do con me­nos per­so­nas se­rían con­si­de­ra­das.

Los pun­tos de vis­ta fue­ron di­ver­gen­tes, por­que si bien hu­bo con­se­je­ros que plan­tea­ron que fle­xi­bi­li­zar el re­qui­si­to pue­de fun­cio­nar co­mo he­rra­mien­ta pa­ra fo­men­tar la par­ti­ci­pa­ción, hu­bo otros con­se­je­ros que se opu­sie­ron. Ellos ar­gu­men­ta­ron que no co­rres­pon­día ajus­tar los cri­te­rios so­bre la mar­cha y que se po­día en­ten­der que el con­se­jo in­ten­ta­ba “in­flar” la par­ti­ci­pa­ción. “La con­vo­ca­to­ria es

Quó­rum de los en­cuen­tros lo­ca­les. Aun­que el mí­ni­mo pa­ra con­vo­car a un en­cuen­tro hoy son 15 per­so­nas, se ana­li­za ba­jar el re­qui­si­to a 10.

Es­ta­día de un ob­ser­va­dor en un ca­bil­do. No hay cla­ri­dad so­bre cuán­to tiem­po tie­ne que es­tar un ob­ser­va­dor en un ca­bil­do pa­ra fis­ca­li­zar­lo co­rrec­ta­men­te.

Pu­bli­ca­ción de da­tos de los par­ti­ci­pan­tes. No se ha de­fi­ni­do si en al­gu­na eta­pa se co­no­ce­rán los rut y nom­bres de quie­nes con­vo­ca­ron o asis­tie­ron a un ca­bil­do. Di­ver­gen­cias. Te­mas co­mo el quó­rum pa­ra con­vo­car a un ca­bil­do no han lo­gra­do ser con­sen­sua­dos por el gru­po. res­pon­sa­bi­li­dad del Go­bierno, no res­pon­sa­bi­li­dad del Con­se­jo”, di­jo ese día un ob­ser­va­dor.

Otra de las du­das apun­ta al ac­tuar es­pe­cí­fi­co de los con­se­je­ros cuan­do és­tos va­yan a su­per­vi­sar al­gu­nos ca­bil­dos lo­ca­les. ¿Pue­de un ob­ser­va­dor lle­gar a un ca­bil­do que se or­ga­ni­ce en un do­mi­ci­lio particular sin avi­sar an­tes a los due­ños de casa? En es­te pun­to la dis­cu­sión gi­ró en torno a las le­gí­ti­mas du­das de se­gu­ri­dad de quien con­vo­ca al en­cuen­tro. Fue el abo­ga­do Ar­tu­ro Fer­man­dois quien ese día re­cor­dó el prin­ci­pio de in­vio­la­bi­li­dad del ho­gar.

Ade­más, tam­po­co es­tá es­ta­ble­ci­do cuán­to de­be du­rar la vi­si­ta del ob­ser­va­dor al ca­bil­do. Por­que si bien hu­bo con­se­je­ros que re­la­ta­ron ha­ber par­ti­ci­pa­do en la to­ta­li­dad del en­cuen­tro —que fá­cil­men­te pue­de su­pe­rar las tres ho­ras—, otros con­ta­ron que ha­bían pa­sa­do por una ho­ra a su­per­vi­sar la ins­tan­cia. Otra vez sin acuer­do, hu­bo con­se­je­ros que plan­tea­ron que una fis­ca­li­za­ción se­ria im­pli­ca­ría es­tar du­ran­te to­do el ca­bil­do. Pe­ro hu­bo otros que su­gi­rie­ron que da­do que hay más de mil ca­bil­dos ins­cri­tos a la fe­cha, si se su­per­vi­sa­ba por un me­nor tiem­po se po­drían abar­car más en­cuen­tros.

Fi­nal­men­te se de­ba­tió si las ac­tas de los ca­bil­dos de­bían ser de ac­ce­so pú­bli­co y si és­tas de­bían in­cluir el rut y nom­bre de quien ci­tó al en­cuen­tro y quie­nes par­ti­ci­pa­ron. Hu­bo con­se­je­ros que de­fen­die­ron la op­ción del ano­ni­ma­to, pe­ro en la ve­re­da con­tra­ria, hu­bo otros que sos­tu­vie­ron que mien­tras más da­tos fue­ran de co­no­ci­mien­to pú­bli­co, me­nos es­pa­cio que­da­ba pa­ra las sus­pi­ca­cias.

En ca­da uno de los te­mas de­ba­ti­dos los con­se­je­ros no lo­gra­ron acuer­dos uná­ni­mes, por lo que se de­ci­dió no vo­tar di­chas ma­te­rias. En cam­bio, op­ta­ron por pe­dir­le a la Seg­pres que les acla­ra­ra ca­da una de las du­das, lo que se con­cre­ta­ría en la se­sión que ten­drá el Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res el día de hoy. —En­tre los con­se­je­ros exis­te can­san­cio fí­si­co y men­tal con la mi­tad del pro­ce­so desa­rro­lla­do. El di­se­ño ini­cial su­po­nía co­men­zar a ha­cer es­tos en­cuen­tros au­to­con­vo­ca­dos por­que la Pre­si­den­ta plan­teó la idea de lle­gar a la gen­te de a pie. Eso a no­so­tros nos ha exi­gi­do un des­plie­gue te­rri­to­rial bien im­por­tan­te.

ROL DE LOS PAR­TI­DOS “Es­pe­ro que los par­ti­dos va­yan ajus­tan­do su dis­cur­so al de­ve­nir del pro­ce­so”.

EVA­LUA­CIÓN “El pro­ce­so es sú­per exi­to­so, por­que se que­ría con­vo­car a las per­so­nas de a pie y ahí es­tán”.

¿Atri­bu­ye el can­san­cio a las per­ma­nen­tes crí­ti­cas de los par­ti­dos?

—Los par­ti­dos po­lí­ti­cos di­cen una co­sa en la con­ver­sa­ción in­ter­na y di­cen otra a la pren­sa. Eso al con­se­jo, a los se­res hu­ma­nos que es­ta­mos ahí nos can­sa, mu­chas ve­ces nos ago­ta. Pe­ro es­ta se­ma­na la can­ti­dad de en­cuen­tros que se han co­men­za­do a ins­cri­bir ha si­do ex­po­nen­cial. El pro­ce­so es sú­per exi­to­so, por­que fi­nal­men­te se que­ría con­vo­car a las per­so­nas de a pie y ahí es­tán. Es un pro­ce­so vir­tuo­so. Si uno le qui­ta el can­san­cio, el ago­ta­mien­to, el ver­nos las mis­mas ca­ras tres ve­ces a la se­ma­na, uno se da cuen­ta de que el pro­ce­so va bien.

LA­BOR DEL GO­BIERNO “La Seg­pres ha ge­ne­ra­do la ar­ti­cu­la­ción pa­ra que es­to pue­da desa­rro­llar­se ade­cua­da­men­te”.

El man­da­to del con­se­jo ter­mi­na en oc­tu­bre, ¿có­mo pro­yec­ta el tra­ba­jo que que­da?

—Es­to va a ser exi­to­so en la me­di­da que la gen­te se va­ya in­cor­po­ran­do. Exis­ten ya 1.200 en­cuen­tros lo­ca­les, y ca­da día se es­tán ins­cri­bien­do de a 100. Pe­ro co­mo hu­bo en­cuen­tros que al prin­ci­pio se ca­ye­ron, que­da la im­pre­sión del dis­cur­so de di­ri­gen­tes que di­cen que es­to hue­le a pes­ca­do, que exis­te una ma­ni­pu­la­ción po­lí­ti­ca. Pe­ro en reali­dad es­te ti­po de en­cuen­tros es lo que más se ale­ja de la ma­ni­pu­la­ción po­lí­ti­ca, por­que no los pue­den con­tro­lar los ór­ga­nos de la ad­mi­nis­tra­ción. La gen­te es­tá preo­cu­pa­da de ha­cer sus en­cuen­tros y no de es­cu­char dis­cur­sos ofi­cia­lis­tas.

¿Hay re­pa­ros a có­mo se han com­por­ta­do los par­ti­dos po­lí­ti­cos?

—Más que juz­gar a los par­ti­dos, se ha ins­ta­la­do un dis­cur­so que no se con­di­ce con la reali­dad. Lo que es­tá pa- san­do es un pro­ce­so au­tó­no­mo, con ac­to­res dis­tin­tos, el di­se­ño ha si­do exi­to­so, hay mu­cha gen­te in­tere­sa­da en par­ti­ci­par. Es­pe­ro que los par­ti­dos len­ta­men­te va­yan ajus­tan­do su dis­cur­so al de­ve­nir del pro­ce­so.

¿Có­mo eva­lúa el desem­pe­ño del Go­bierno?

—El di­se­ño es com­ple­jo, por­que hay va­rios mi­nis­te­rios in­vo­lu­cra­dos. Par­ti­cu­lar­men­te con la Seg­pres ellos han es­ta­do muy cer­ca­nos al con­se­jo y han im­ple­men­ta­do los acuer­dos. La Seg­pres ha ge­ne­ra­do la ar­ti­cu­la­ción pa­ra que el pro­ce­so pue­da desa­rro­llar­se ade­cua­da­men­te. El Go­bierno ha es­ta­do ten­sio­na­do por dis­tin­tas par­tes, por los par­ti­dos tam­bién, y han reac­cio­na­do más que bien. La co­sa es­tá em­pe­zan­do a an­dar, la gen­te es­tá em­pe­zan­do a tra­ba­jar y eso va a te­ner sus fru­tos.

¿Fue cla­ve que se ha­ya de­sig­na­do a tres re­dac­to­res de los ca­bil­dos y no só­lo a uno co­mo que­ría La Mo­ne­da?

—Mi opi­nión per­so­nal es que los tres son tre­men­dos pro­fe­sio­na­les y que su dis­cur­so es to­tal­men­te com­pa­ti­ble con la dis­cu­sión que he­mos desa­rro­lla­do. Yo lo mi­ro con mu­cha es­pe­ran­za y creo que rá­pi­da­men­te se van a ade­cuar a las exi­gen­cias de es­te pro­ce­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.