El ver­da­de­ro

Pulso - - Evasion - MACARENA ZARHI COR­DE­RO

TRAS el éxi­to del res­tau­ran­te ubi­ca­do en Be­lla­vis­ta, abrie­ron una nue­va su­cur­sal en el Bou­le­vard de la Pla­za Ñu­ñoa, con un es­ti­lo mu­cho más fa­mi­liar. La es­pe­cia­li­dad si­guen sien­do las ham­bur­gue­sas, co­no­ci­das co­mo una de las me­jo­res de San­tia­go, he­chas al pu­ro es­ti­lo yan­kee. Es Un­cle Fletch, un lu­gar en ho­nor a Flet­cher Da­vis, un es­ta­dou­ni­den­se de ofi­cio ar­te­sano, que en 1880 lle­gó a At­hens, Te­xas, pa­ra unir­se al ta­ller Mi­ller, es­pe­cia­li­za­do en el ne­go­cio de la ce­rá­mi­ca don­de fue apo­da­do “Un­cle Fletch” (Tío Fletch), quien ade­más te­nía ta­len­to en la co­ci­na, por lo que abrió un pe­que­ño ne­go­cio don­de ven­día la le­gen­da­ria ham­bur­gue­sa. Se­gún una in­ves­ti­ga­ción que reali­zó la ca­de­na Mc Do­nald’s en la dé­ca­da de los

Flet­cher pre­pa­ra­ba una ju­go­sa bur­ger ade­re­za­da con una mez­cla de mos­ta­za mo­li­da y ma­yo­ne­sa con ce­bo­lla, pe­pi­ni­llos y pa­pas fri­tas.

70, Fletch se­ría el crea­dor de la ham­bur­gue­sa.

El lo­cal, pa­ra to­da la fa­mi­la, cuen­ta con una de­co­ra­ción rús­ti­ca y die­ci­sie­te ti­pos de ham­bur­gue­sas ju­go­sas ela­bo­ra­das con car­ne pro­ve­nien­te de va­cas He­re­ford. La ma­yo­ría se sir­ven en pan brio­che –ela­bo­ra­do con una re­ce­ta fran­ce­sa– y son acom­pa­ña­das de en­sa­la­da co­les­law ca­se­ra, ade­más de pa­pas fri­tas con cás­ca­ra, que tam­bién se pue­den re­em­pla­zar por bas­to­nes de po­len­ta con que­so o chips de pa­pa ca­mo­te.

Hay pa­ra to­dos los gus­tos, pe­ro des­ta­ca la ham­bur­gue­sa The Big Te­xas con 200 gra­mos de car­ne, cre­mo­so

que­so Pep­per Jack, aros de ce­bo­lla, to­cino fri­to, le­chu­ga, to­ma­te, sa­bro­sa sal­sa BBQ y una bue­na do­sis de ja­la­pe­ños ($6.900). Otra es una oda a la co­ci­na de Ju­lia Child, pues lle­va su nom­bre y ocu­pa in­gre­dien­tes bas­tan­tes exó­ti­cos. Es­tá he­cha con va­cuno He­re­ford (175g), rú­cu­la, que­so de ca­bra fun­di­do, ra­ta­toui­lle de be­ren­je­na, za­pa­llo ita­liano y ce­bo­lla mo­ra­da, to­ma­te des­hi­dra­ta­do y sal­sa pro­ven­zal, servida en pan brio­che blan­co de sé­sa­mo ($7.500). Con auténticos in­gre­dien­tes nor­te­ame­ri­ca­nos es­tá “The ba­con old chee­se”, con ce­bo­lla ca­ra­me­li­za­da, to­cino cru­jien­te, que­so em­men­tal, le­chu­ga y sal­sa de ma­yo­ne­sa con gra­nos de mos­ta­za. ($6.900).

Sin car­ne Pa­ra los que quie­ran co­mer más li­viano hay tres ti­pos de sánd­wi­ches sin car­ne y que só­lo lle­van cham­pi­ño­nes re­lle­nos de que­so, ham­bur­gue­sas de quí­noa o fa­la­fel. Tam­bién hay op­cio­nes con po­llo y de pes­ca­do, ade­más de va­rias en­sa­la­das.

Pa­ra to­mar hay só­lo cer­ve­zas que se ven­den en bo­te­lla o shop, en­tre ellas la De­li­rium Tre­mens, que pue­den dis­fru­tar­se en for­ma­to de­gus­ta­ción de 350 cc o en va­so de 450 cc. En­tre los cin­cuen­ta ti­pos de cer­ve­zas en bo­te­lla, hay va­rias ar­te­sa­na­les.

Hay cer­ca de dies­ci­sie­te ti­pos de ham­bur­gue­sas que se acom­pa­ñan de pa­pas fri­tas y la fa­mo­sa en­sa­la­da co­les­law.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.