Chi­le apun­ta a con­ver­tir­se en lí­der del co­mer­cio jus­to

Em­pre­sas, aso­cia­cio­nes, fon­dos de in­ver­sión y el Go­bierno es­tán tra­ba­jan­do en va­rios fren­tes y pro­yec­tos no só­lo pa­ra me­jo­rar el desem­pe­ño y tra­to de pro­duc­to­res y pro­vee­do­res; sino tam­bién pa­ra con­ven­cer a los con­su­mi­do­res in­ter­na­cio­na­les de que en Chi­le

Pulso - - Portada - DA­NIEL FAJARDO CA­BE­LLO

EN EL PA­RA­GUAS de los ne­go­cios sus­ten­ta­bles, las gran­des com­pa­ñías no só­lo tie­nen que preo­cu­par­se de sus co­mu­ni­da­des, clien­tes, em­plea­dos e in­ver­sio­nis­tas. Una ar­tis­ta fun­da­men­tal son sus pro­vee­do­res.

Ba­jo es­te con­cep­to se creó ha­ce me­dio si­glo el tér­mino “Co­mer­cio Jus­to” (fair tra­de), que pro­mue­ve una re­la­ción co­mer­cial vo­lun­ta­ria y jus­ta en­tre pro­duc­to­res y con­su­mi­do­res. Pe­ro tam­bién es cla­ve pa­ra gran­des em­pre­sas de re­tail o que se re­la­cio­nan con pro­duc­tos del agro, al ser res­pon­sa­bles del buen tra­to con sus pro­vee­do­res. En otras pa­la­bras: a pa­gar­les lo que es jus­to.

Ayer se ce­le­bró el Día In­ter­na­cio­nal del Co­mer­cio Jus­to, don­de Chi­le de­be­ría po­ner ca­da vez más aten­ción, si con­si­de­ra­mos que nues­tras ex­por­ta­cio­nes sil­voa­gro­pe­cua­rias fue­ron de US$5.342 mi­llo­nes en­tre enero-abril de 2016, un 9,5% me­nos que el mis­mo pe­río­do del año pa­sa­do, se­gún ci­fras del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Adua­nas.

En mu­chos paí­ses, prin­ci­pal­men­te eu­ro­peos, exis­ten ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos y tien­das que só­lo ven­den pro­duc­tos con el se­llo de Fair Tra­de y los con­su­mi­do­res es­tán ca­da vez más exi­gen­tes al res­pec­to. In­clu­so, en la gi­ra a Sue­cia e In­gla­te­rra que por es­tos días tie­ne ocu­pa­da a la Pre­si­den­ta Ba­che­let, es­te te­ma se ha lle­va­do a co­la­ción en más de una oca­sión.

El co­mer­cio jus­to apa­re­ce co­mo con­cep­to por pri­me­ra vez en una reunión de la Con­fe­ren­cia de las Na­cio­nes Uni­das so­bre Co­mer­cio y Desa­rro­llo (UNCTAD) en 1964, pe­ro fue la in­dus­tria ca­fe­te­ra, nue­ve años des­pués, que em­pe­zó a to­mar­la co­mo una de­fi­ni­ción si­ne qua non. El ca­fé FT, pro­du­ci­do por coope­ra­ti­vas gua­te­mal­te­cas ba­jo la mar­ca “In­dio So­li­da­rity Cof­fee”, fue el pio­ne­ro.

Hoy gran­des ca­de­nas co­mo Juan Val­dez y Star­bucks tie­nen al fair tra­de en su esen­cia. Es­ta úl­ti­ma em­pre­sa po­see un pro­gra­ma en la ma­yo­ría de los paí­ses don­de só­lo ven­de ca­fé 100% cer­ti­fi­ca­do por co­mer­cio jus­to. La pie­dra an­gu­lar de es­ta ini­cia­ti­va se lla­ma Cof­fee and Far­mer Equity ( C. A. F. E.) Prac­ti­ces, uno de los pri­me­ros es­tán­da­res de sos­te­ni­bi­li­dad en la in­dus­tria del ca­fé.

A pe­sar que exis­ten va­rias cer­ti­fi­ca­cio­nes y eva­lua­cio­nes que in­di­can que un pro­duc­to in­clu­ye prác­ti­cas jus­tas ha­cia los pro­duc­to­res, a ni­vel in­ter­na­cio­nal la más im­por­tan­te es la que en­tre­ga la Fair­tra­de La­be­lling Or­ga­ni­za­tions (FLO) In­ter­na­tio­nal. Sin em­bar­go, b ¿Qué ha pa­sa­do? Ca­da vez en­tra con más fuer­za el con­cep­to “co­mer­cio jus­to” a Chi­le, prin­ci­pal­men­te en el sec­tor sil­voa­gro­pe­cua­rio.

¿Por qué ha pa­sa­do? Por un la­do, los con­su­mi­do­res in­ter­na­cio­na­les lo es­tán exi­gien­do y por el otro, las em­pre­sas es­tán orien­tán­do­se más ha­cia la sus­ten­ta­bi­li­dad.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Ge­ne­rar prác­ti­cas de fair tra­de pue­de ayu­dar a pe­que­ños pro­duc­to­res y aso­cia­cio­nes, es­pe­cial­men­te en un pa­no­ra­ma don­de han es­ta­do ba­jan­do las ex­por­ta­cio­nes agrí­co­las.

¿Có­mo me pue­de afec­tar? Las em­pre­sas ten­drán que es­tar más pen­dien­tes de sus pro­vee­do­res y oja­lá, cer­ti­fi­car­se en co­mer­cio jus­to. El co­mien­zo A par­tir de ese mo­men­to, se ini­ció una ca­de­na de tien­das “so­li­da­rias” en Eu­ro­pa. hay se­llos pa­ra di­fe­ren­tes ti­pos de in­dus­trias y ni­ve­les.

En Chi­le Apar­te del ca­pí­tu­lo chi­leno de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio Jus­to, WFTO, en Chi­le exis­ten va­rias agru­pa­cio­nes que pro­mue­ven el fair tra­de en seg­men­tos pro­duc­ti­vos, así co­mo pque­ños pro­yec­tos que de a po­co co­mien­zan a su­bir­se a es­te ca­rro. Es­te es el ca­so por ejem­plo de la Fun­da­ción Chol Chol, Coo­pe­ra­ti­va Zo­mo Ngen, Ar­te­sa­nías Pue­blos del Sur , Cor­po­ra­ción Can­to de Agua y ONG De Bue­na Fe, por nom­brar al­gu­nas.

Al ser un país con una gran ex­por­ta­ción de pro­duc­tos del agro, es cla­ve te­ner prác­ti­cas de fair tra­de en el pro­ce­so de pro­duc­ción pa­ra ac­ce­der a mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les, al­go en que ya es­tán tam­bién gran­des coope­ra­ti­vas co­mo Co­lun, en el sur de Chi­le y Ca­pel, en el Nor­te Chi­co.

Se­gún Ser­gio Se­rrano, sub­ge­ren­te de CAS (Ca­li­dad, am­bien­te y se­gu­ri­dad) y RRHH de Coo­pe­ra­ti­va Ca­pel su mo­de­lo de tra­ba­jo que lle­va ca­si 80 años se ali­nea mu­cho con los con­cep­tos in­ter­na­cio­na­les de co­mer­cio jus­to. “Te­ne­mos una ca­de­na pro­duc­ti­va que va des­de el pe­que­ño pro­duc­tor que pro­por­cio­na la ma­te­ria pri­ma que es la uva pis­que­ra, si­guien­do con el pro­ce­sa­mien­to y co­mer­cia­li­za­ción de los pro­duc­tos, don­de nues­tro úl­ti­mo es­la­bón es el con­su­mi­dor, que a ni­vel in­ter­na­cio­nal, es­tá muy cons­cien­te de to­do el pro­ce­so”, in­di­ca Se­rrano.

El eje­cu­ti­vo in­di­ca que las prác­ti­cas de la coo­pe­ra­ti­va han si­do cla­ve pa­ra lle­gar a esos mer­ca­dos. In­clu­so, se es­tá co­men­zan­do a ge­ne­rar un ni­cho muy im­por­tan­te con un re­cien­te con­ve­nio rea­li­za­do por va­rias tien­das eu­ro­peas cer­ti­fi­ca­das por la ONG Ox­fam, las cua­les só­lo ofre­cen pro­duc­tos que pro­ven­gan de co­mer­cio jus­to. “Lle­va­mos cer- Coo­pe­ra­ti­va Ca­pel Per­te­ne­ce en su to­ta­li­dad a 1.227 coope­ra­dos que ha­bi­tan en las re­gio­nes de Ata­ca­ma y Co­quim­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.