Ar­cano: abo­ga­dos que­re­llan­tes bus­can acuer­do ex­tra ju­di­cial con de­fen­sa de Chang

El ob­je­ti­vo se­ría que las in­ver­sio­nes que man­tie­ne Al­ber­to Chang en el ex­tran­je­ro sean pues­tas en ga­ran­tía pa­ra el pa­go de las cuo­tas fu­tu­ras de los que­re­llan­tes.

Pulso - - Empresas & Mercados - BÁR­BA­RA SIFÓN A.

—Al me­nos tres abo­ga­dos que­re­llan­tes en la cau­sa que lle­va ade­lan­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co con­tra Al­ber­to Chang por el mo­de­lo de in­ver­sión de Gru­po Ar­cano, se han pues­to en con­tac­to con la de­fen­sa del em­pre­sa­rio y la de su ma­dre pa­ra al­can­zar un acuer­do ex­tra ju­di­cial.

La idea se­ría que Chang ase­gu­ra­ra el pa­go de las ren­ta­bi­li­da­des fu­tu­ras com­pro­me­ti­das en las in­ver­sio­nes de los que­re­llan­tes, po­nien­do co­mo ga­ran­tía sus in­ver­sio­nes e in­mue­bles en el ex­tran­je­ro.

El ob­je­ti­vo se­ría que tan­to la de­fen­sa de Chang, en­ca­be­za­da por el abo­ga­do Car­los Cas­tro, co­mo la de su ma­dre, Ve­ró­ni­ca Ra­jii, ac­ce­die­ran al acuer­do, con lo que es­tos abo­ga­dos le­van­ta­rían los car­gos por es­ta­fa, in­frac­ción a la Ley de Ban­cos y a la Ley de Va­lo­res.

¿Qué ha pa­sa­do? Un gru­po de abo­ga­dos que­re­llan­tes en el Ca­so Ar­cano es­ta­ría bus­can­do lle­gar a un acuer­do ex­tra ju­di­cial con la de­fen­sa de Al­ber­to Chang y la de su ma­dre, Ve­ró­ni­ca Ra­jii.

¿Por qué ha pa­sa­do? Los abo­ga­dos tie­nen po­cas ex­pec­ta­ti­vas de que Al­ber­to Chang re­gre­se al país y, por tan­to, es­ti­man que un acuer­do ex­tra ju­di­cial se­ría la úni­ca vía pa­ra re­cu­pe­rar las in­ver­sio­nes de sus re­pre­sen­ta­dos.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Pe­se a que po­drían le­van­tar las que­re­llas, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co con­ti­nua­ría con la in­ves­ti­ga­ción por tra­tar­se de un de­li­to de ac­ción pe­nal pú­bli­ca.

La pro­pues­ta fue plan­tea­da al de­fen­sor de Ra­jii, Ma­rio Cu­bi­llos, quien se ha­bría mos­tra­do abier­to a ini­ciar las con­ver­sa­cio­nes.

Pe­ro más allá de que los que­re­llan­tes al­can­cen un acuer­do, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co con­ti­nua­rá con las in­ves­ti­ga­cio­nes res­pec­to del gru­po y si és­te ope­ra­ba o no ba­jo un es­que­ma pi­ra­midal. Lo an­te­rior, ya que se tra­ta de de­li­tos de ac­ción pe­nal pú­bli­ca, ase­gu­ran fuen­tes re­la­cio­na­das con la in­ves­ti­ga­ción.

Lo an­te­rior, lue­go de que tribunales re­cha­za­ra la so­li­ci­tud en­ca­be­za­da por Cu­bi­llos pa­ra que Ra­jii, quien se en­cuen­tra en pri­sión pre­ven­ti­va des­de el 28 de abril, fue­ra tras­la­da­do des­de el hos­pi­tal pe­ni­ten­cia­rio ha­cia la Clí­ni­ca Ale­ma­na, de­bi­do a pro­ble­mas re­na­les.

Las me­di­das cau­te­la­res so­bre Ra­jii se die­ron lue­go de que, en me­dio de la in­ves­ti­ga­ción, in­ten­ta­ra sa­lir del país en un via­je que, se­gún la Fis­ca­lía, la lle­va­ría has­ta Mal­ta, país en el que se en­cuen­tra su hi­jo des­de el 12 de mar­zo. FIS­CAL GAJARDO Y DE­CLA­RA­CIO­NES DE CHANG. “La si­tua­ción de que no se es­tu­vie­ran pa­gan­do los cré­di­tos es una si­tua­ción que fue co­mu­ni­ca­da vía correo elec­tró­ni­co al eje­cu­ti­vo mu­cho an­tes de que la Fis­ca­lía hi­cie­ra su in­ter­ven­ción y con­ge­la­ra las cuen­tas, por lo tan­to no es co­rrec­to lo que se­ña­ló el se­ñor Chang en esa en­tre­vis­ta”. Así res­pon­dió el fis­cal Car­los Gajardo a los di­chos de Chang an­te el dia­rio The Sun­day Ti­mes of Mal­ta.

El em­pre­sa­rio afir­mó que Ar­cano no ha­bía po­di­do se­guir pa­gan­do a sus in­ver­sio­nis­tas de­bi­do a que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ha­bía con­ge­la­do sus cuen­tas y que fue­ron “for­za­dos a caer en de­fault”.

Asi­mis­mo, el per­se­cu­tor sos­tu­vo que “la Fis­ca­lía hi­zo in­cau­ta­ción y en­tra­da en las ofi­ci­nas del Gru­po Ar­cano cuan­do ya nin­gu­na ac­ti­vi­dad se es­ta­ba rea­li­zan­do en esas ofi­ci­nas, cuan­do ya sus eje­cu­ti­vos ha­bían re­nun­cia­do, y cuan­do ya las ofi­ci­nas es­ta­ban sin fun­cio­na­mien­to”.

RE­CHA­ZAN INHABILIDAD. La Cor­te de Ape­la­cio­nes re­cha­zó la so­li­ci­tud pa­ra que el mi­nis­tro Car­los Gajardo Gal­da­mes se in­ha­bi­li­ta­ra en la de­ci­sión de so­li­ci­tar la ex­tra­di­ción y pri­sión pre­ven­ti­va de Chang, por la re­la­ción que exis­te en­tre sus pa­re­ja, la mi­nis­tra Glo­ria Ana Che­ve­sich, y tres de los afec­ta­dos en la cau­sa.

La de­ci­sión se dio ya que la so­li­ci­tud pre­sen­ta­da por Cor­tes de­bió ha­ber­se he­cho an­te la Cor­te Su­pre­ma y no an­te la Cor­te de Ape­la­cio­nes.

En tan­to, se­gún dio a co­no­cer T13, ayer los abo­ga­dos Jor­ge Bo­fill y Ri­car­do Es­co­bar via­ja­ron a Mal­ta a re­unir­se con Chang, pa­ra ha­cer­se car­go de su re­pre­sen­ta­ción. Lo que se po­dría tra­du­cir en que Car­los Cas­tro de­ja­ría de tra­ba­jar con Chang. Las ven­tas de lo­ca­les equi­va­len­tes en Cons­tru­mart al­can­za­ron 7,5% el pri­mer tri­mes­tre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.