¿Qué se pue­de es­pe­rar pa­ra la deu­da la­ti­noa­me­ri­ca­na?

His­tó­ri­ca­men­te la deu­da de Amé­ri­ca La­ti­na ha ofre­ci­do re­tor­nos atrac­ti­vos lue­go de gran­des co­rrec­cio­nes.

Pulso - - Trader -

PE­SE a que el co­mien­zo de 2016 se vio mar­ca­do por al­tos ni­ve­les de vo­la­ti­li­dad, el ba­lan­ce fue po­si­ti­vo: se ob­ser­vó un re­pun­te en las mo­ne­das emer­gen­tes, los pre­cios de ma­te­rias pri­mas vie­ron un al­za (dan­do se­ña­les de que se to­có fon­do) y se vie­ron im­por­tan­tes flu­jos tan­to en ren­ta va­ria­ble co­mo en ren­ta fi­ja. De he­cho, la ren­ta­bi­li­dad de los fon­dos mu­tuos del ac­cio­na­rio Bra­sil en mar­zo al­can­zó 14,7%, mien­tras que el de Amé­ri­ca La­ti­na to­có un 8,2% y se­gún el ín­di­ce JPMor­gan Cem­bi La­tam, en la deu­da la­ti­noa­me­ri­ca­na los avan­ces en bo­nos de gra­do de in­ver­sión co­mo de al­to ren­di­mien­to su­pe­raron el 2,5% en abril.

Sin em­bar­go, tras ob­ser­var­se es­ta co­rrec­ción al al­za e in­mer­sos en un año don­de la vo­la­ti­li­dad mar­ca­rá la pau­ta, ¿qué si­gue de aquí en ade­lan­te pa­ra la deu­da la­ti­noa­me­ri­ca­na?

Aun­que du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre des­ta­ca­ron los bo­nos cor­po­ra­ti­vos bra­si­le­ños y los bo­nos de emi­so­res li­ga­dos a ma­te­rias pri­mas, la me­jor co­ti- za­ción fue ge­ne­ra­li­za­da e in­cor­po­ró bo­nos de di­ver­sos emi­so­res y de dis­tin­tos paí­ses y sec­to­res, co­mo in­dus­trial, co­mer­cio y fi­nan­cie­ro en­tre otros. “Es­to nos per­mi­te pen­sar que nos en­fren­ta­mos a una re­cu­pe­ra­ción más só­li­da y con­sis­ten­te, pe­se a la desafian­te si­tua­ción eco­nó- mi­ca glo­bal y de al­gu­nos paí­ses de la re­gión. En es­te con­tex­to pen­sa­mos que hoy la se­lec­ción de ins­tru­men­tos es es­pe­cial­men­te im­por­tan­te”, sos­tie­ne Fe­li­pe Ro­jas, port­fo­lio ma­na­ger cré­di­to La­tam de La­rrai­nVial As­set Ma­na­ge­ment.

Se­gún Ro­jas, si se ob­ser­va a lar­go pla­zo los ni­ve­les de spread si­guen sien­do atrac­ti­vos pa­ra es­ta cla­se de ac­ti­vos, ya sea al com­pa­rar­lo con su ni­vel pro­me­dio de los úl­ti­mos ca­si 20 años co­mo con el pa­sa­do cer­cano.

De he­cho, his­tó­ri­ca­men­te la deu­da la­ti­noa­me­ri­ca­na ha ofre­ci­do re­tor­nos muy atrac­ti­vos lue­go de gran­des co­rrec­cio­nes (ver grá­fi­co). Por ejem­plo, en el epi­so­dio 1 el re­torno de los tres años si­guien­tes fue de 60,5%, el epi­so­dio 2 mues­tra una ren­ta­bi­li­dad del 60,9% y así pau­la­ti­na­men­te.

“Hoy, lue­go de las gran­des co­rrec­cio­nes que tu­vi­mos tan­to en deu­da la­ti­noa­me­ri­ca­na co­mo en otros ac­ti­vos de la re­gión y el cam­bio de es­ce­na­rio que se ha vis­to los úl­ti­mos me­ses, ve­mos un ni­vel de en­tra­da in­tere­san­te a es­ta cla­se de ac­ti­vo. Aún con vo­la­ti­li­dad, se­gu­ra­men­te le que­da es­pa­cio a los spreads de se­guir ca­yen­do, co­mo ha pa­sa­do en co­rrec­cio­nes im­por­tan­tes re­gis­tra­da en años an­te­rio­res”, des­ta­ca Ro­jas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.