Ins­ti­tu­cio­na­li­dad y fal­ta de re­cur­sos en­tram­pan crea­ción de Ser­vi­cio de Mi­gra­cio­nes

La ini­cia­ti­va con­tem­pla que la car­te­ra di­ri­gi­da por Jor­ge Bur­gos su­per­vi­se el Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes. Sin em­bar­go, den­tro del Go­bierno plan­tean que de­be in­cluir a Can­ci­lle­ría. Es­te nue­vo or­ga­nis­mo re­quie­re de un gas­to pú­bli­co con­si­de­ra­do “ele­vad

Pulso - - Portada - CAR­LOS ALON­SO

—Las di­fe­ren­cias en­tre Can­ci­lle­ría, el Mi­nis­te­rio del In­te­rior y la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes, han re­tra­sa­do el en­vío del pro­yec­to de crea­ción del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes, ini­cia­ti­va que de­be­ría ha­ber in­gre­sa­do a trá­mi­te el pri­mer tri­mes­tre.

—El es­ce­na­rio de es­tre­chez eco­nó­mi­ca, su­ma­do a las di­fe­ren­cias en el Go­bierno so­bre el mi­nis­te­rio que su­per­vi­sa­rá el nue­vo Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes, y las re­ti­cen­cias de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes (PDI) por la pér­di­da de in­de­pen­den­cia en sus de­ci­sio­nes del con­trol mi­gra­to­rio, tie­nen en­tram­pa­do y sin fe­cha cla­ra de en­vío al Con­gre­so el pro­yec­to de ley de Mi­gra­cio­nes que

¿Qué ha pa­sa­do? Fal­ta de re­cur­sos y di­fe­ren­cias al in­te­rior del Go­bierno so­bre qué or­ga­nis­mo su­per­vi­gi­la­rá el nue­vo Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes son los prin­ci­pa­les fo­cos que man­tie­ne en­tram­pa­do el pro­yec­to de mi­gra­cio­nes y sin fe­cha de en­vío.

¿Por qué ha pa­sa­do? El pro­yec­to con­si­de­ra que In­te­rior sea quien su­per­vi­se es­ta nueva ins­ti­tu­cio­na­li­dad, pero al­gu­nos plan­tean que tam­bién de­be es­tar pre­sen­te Can­ci­lle­ria. de­bía in­gre­sar en el pri­mer tri­mes­tre de 2016.

En el des­glo­se, de acuer­do a fuen­tes de Go­bierno, el pri­mer punto res­pon­de a que la crea­ción del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes re­quie­re de un im­por­tan­te gas­to pú­bli­co, lo que es in­via­ble por el es­ce­na­rio de ajus­te fis­cal. Es­ta nueva ins­ti­tu­cio­na­li­dad es cla­ve en la es­truc­tu­ra de la ley, por lo que no po­dría avan­zar si se ex­clu­ye o mi­ni­mi­za es­ta nueva es­truc­tu­ra.

Otra de las di­fe­ren­cias al in­te­rior del Eje­cu­ti­vo apun­ta al fun­cio­na­mien­to de es­te ser­vi­cio, en es­pe­cial so­bre quién lo su­per­vi­sa­rá, ya que no exis­te pleno con­sen­so de que sea só­lo el Mi­nis­te­rio del In­te­rior quien de­ba cum­pla es­ta fun­ción. Es­to, por­que una par­te del Eje­cu­ti­vo plan­tea que tam­bién de­be es­tar pre­sen­te el Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, ya que son ellos los re­pre­sen­tan­tes del país en el ex­te­rior, y ade­más se cri­ti­ca que al es­tar só­lo ba­jo el ale­ro de In­te­rior la mi­ra­da que pre­va­lez­ca sea la de se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

La úl­ti­ma dis­cre­pan­cia apun­ta a la re­ti­cen­cia que ha ex­pre­sa­do la Po­li­cía de In­ves- Pro­yec­to crea­rá un re­gis­tro uni­fi­ca­do pa­ra mi­gran­tes ..

ti­ga­cio­nes (PDI) en al­guno de los pun­tos re­la­cio­na­dos con la ren­di­ción de cuen­tas de sus fun­cio­nes al Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes. Si bien en el pro­yec­to de ley di­ce que el con­trol mi­gra­to­rio co­rres­pon­de­rá a la PDI, “se de­be­rá de­nun­ciar an­te el ser­vi­cio las in­frac­cio­nes que to­me co­no­ci­mien­to”. Asi­mis­mo, la PDI de­be­rá tam­bién in­for­mar so­bre las me­di­das de con­trol ad­mi­nis­tra­ti­vo adop­ta­das y los an­te­ce­den­tes re­la­cio­na­dos con la in­frac­ción.

NUEVA INS­TI­TU­CIO­NA­LI­DAD. De acuer­do a la úl­ti­ma ver­sión del pro­yec­to al que tu­vo ac­ce­so PUL­SO, el Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes se­rá “do­ta­do de per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca y pa­tri­mo­nio pro­pio, so­me­ti­do a la su­per­vi­gi­lan­cia del Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, por in­ter­me­dio del Mi­nis­te­rio del In­te­rior y Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca”. Ade­más, la con­for­ma­ción del ser­vi­cio es­ta­rá su­je­ta a las nor­mas del Sis­te­ma de Al­ta Di­rec­ción Pú­bli­ca y su pa­tri­mo­nio es­ta­rá in­te­gra­do por los fon­dos que anual­men­te le des­ti­ne la ley de Pre­su­pues­tos, de los in­gre­sos pro­pios re­cau­da­dos por con­cep­to de mul­tas y per­mi­sos es­ta­ble­ci­dos en la pre­sen­te ley. Asi­mis­mo, se crea­rá un Re­gis­tro Na­cio­nal de Ex­tran­je­ros que se­rá ad­mi­nis­tra­do por el Ser­vi­cio Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes. Es­te re­gis­tro ten­drá ca­rác­ter re­ser­va­do, en vir­tud de lo dis­pues­to en la ley so­bre ac­ce­so a la in­for­ma­ción pú­bli­ca y pro­tec­ción de la vida pri­va­da. Sin per­jui­cio de ello, el Ser­vi­cio po­drá in­ter­cam­biar in­for­ma­ción con or­ga­nis­mos pú­bli­cos u otros Es­ta­dos, de acuer­do a las dis­po­si­cio­nes con­te­ni­das en tra­ta­dos in­ter­na­cio­na­les ra­ti­fi­ca­dos por Chi­le.

Aho­ra bien, como nor­ma­ti­va que en­glo­ba­rá es­ta nueva ins­ti­tu­cio­na­li­dad, se crea­rá un Sis­te­ma Na­cio­nal de Po­lí­ti­ca Mi­gra­to­ria, la cual de­fi­ni­rá la es­tra­te­gia a se­guir. El or­ga­nis­mo res­pon­sa­ble se­rá tam­bién el Mi­nis­te­rio del In­te­rior, el que de­be­rá pro­po­ner al Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca la Po­lí­ti­ca Na­cio­nal Mi­gra­to­ria. Pa­ra la ela­bo­ra­ción de es­ta po­lí­ti­ca se con­ta­rá con la ase­so­ría de un con­se­jo ase­sor como ins­tan­cia mul­ti­sec­to­rial pa­ra la ac­tua­li­za­ción de sus con­te­ni­dos. Ca­da cua­tro años, In­te­rior de­be­rá in­for­mar a la Cá­ma­ra de Dipu­tados y el Se­na­do los al­can­ces y mo­di­fi­ca­cio­nes de la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria. De acuer­do al De­par­ta­men­to de Ex­tran­je­ría y Mi­gra­ción, en 2015 los ex­tran­je­ros con vi­sa de tra­ba­jo cre­cie­ron 21,7% y ya su­pe­ran los 100 mil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.