So­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas pa­ra tú­ne­les de al­to trá­fi­co vehi­cu­lar

En un re­cin­to ce­rra­do de es­te ti­po se pue­den al­can­zar tem­per­tu­ras su­pe­rio­res a los 1.000 gra­dos cen­tí­gra­dos du­ran­te un in­cen­dio. Por eso es cla­ve de­tec­tar­los a tiem­po.

Pulso - - Especiales - DA­NIEL FA­JAR­DO C.

— Ca­da día se cons­tru­yen más tú­ne­les y más lar­gos, y la se­gu­ri­dad en ellos se vuel­ve fun­da­men­tal. Y más que los ac­ci­den­tes pro­pia­men­te tal, un te­ma preo­cu­pan­te son los in­cen­dios que se pro­du­cen en su in­te­rior, por lo que gran par­te de los sis­te­mas tec­no­ló­gi­cos de se­gu­ri­dad es­tán orien­ta­dos a ese ítem.

Pa­ra ha­cer­se una idea, en el in­te­rior de un tú­nel se pue­den al­can­zar tem­pe­ra­tu­ras su­pe­rio­res a los 1.000 gra­dos cen­tí­gra­dos du­ran­te un icen­dio, lo que ha­ce im­po­si­ble una ope­ra­ción de res­ca­te, sino has­ta va­rios días des­pués, cuan­do to­da­vía el ca­lor ha­ce di­fí­cil la ac­tua­ción de los bom­be­ros.

Pa­ra eva­luar los dis­tin­tos sis­te­mas de de­tec­ción de in­cen­dios en tú­ne­les no exis­te una nor­ma uni­fi­ca­da en el mun­do, aun­que como mí­ni­mo se de­be­ría con­si­de­rar que un fue­go con una car­ga de 5 MW (tí­pi­co in­cen­dio de un vehícu­lo) de­be­ría de­tec­tar­se nor­mal­men­te an­tes de 60 se­gun­dos. “La ten­den­cia ge­ne­ral es de­tec­tar un fue­go en un es­ta­dio muy tem­prano y evi­tar un in­cen­dio real y que el fue­go se pro­pa­gue a otros vehícu­los”, co­men­ta Mar­ce­lo Fe­rrei­ra, re­pre­sen­tan­te en Chi­le de la em­pre­sa Se­cu­ri­ton AG, Alarm and Se­cu­rity Sys­tems, que han im­ple­men­ta­do su tec­no­lo­gía en va­rios tú­ne­les de la re­gión me­tro­po­li­ta­na como el de Costanera Nor­te, Tú­nel San Cris­tó­bal y los tú­ne­les Ac­ce­so No­ro­rien­te.

Por ejem­plo, pa­ra la de­tec­ción au­to­má­ti­ca de fue­go en tú­ne­les y la ini­cia­ción sub­si­guien­te de cos­to­sos sis­te­mas de ven­ti­la­ción del fue­go y alar­mas de bom­be­ros, son muy úti­les los de­no­mi­na­dos “detectores tér­mi­cos li­nea­les”.

En es­te con­tex­to, Se­cu­ri-

¿Qué ha pa­sa­do? Los tú­ne­les no son lo mis­mo que an­tes. Hoy exis­ten una se­rie de tec­no­lo­gías que per­mi­ten de­tec­tar emer­gen­cias en su in­te­rior, esp­cial­men­te cuan­do hay un in­cen­dio.

¿Por qué ha pa­sa­do? Tan­to las au­to­ri­da­des como las con­ce­sio­na­rias es­tán exi­gien­do y bus­can­do sis­te­mas más se­gu­ros e in­te­li­gen­tes pa­ra pre­ve­nir ac­ci­den­tes y sus con­se­cuen­cias.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Los in­cen­dios u otro ti­po de pro­ble­mas no só­lo pue­den ser pe­li­gro­sos pa­ra los con­duc­to­res, sino que ade­más, pro­du­cen al­ta con­ges­tión. An­te es­to, va­rias em­pre­sas pro­po­nen so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas que ya es­tán im­plan­tán­do­se en Chi­le. ton po­see una so­lu­ción de­no­mi­na­da como Se­cu­riSens LIST que con­sis­te en un de­tec­tor tér­mi­co li­neal re­ini­cia­ble, que se usa la de­tec­ción de in­cen­dios, par­ti­cu­lar­men­te en en­tor­nos agre­si­vos y en lu­ga­res don­de las di­fí­ci­les con­di­cio­nes am­bien­ta­les no per­mi­ten el uso de detectores con­ven­cio­na­les. “El sis­te­ma mi­de tan­to el ca­lor am­bien­te, como tam­bién la ra­dia­ción in­fra­rro­ja (ca­lor ra­dian­te). La uni­dad de eva­lua­ción in­te­li­gen­te ana­li­za los da­tos de las me­di­cio­nes y, ba­sán­do­se en una pro­gra­ma­ción per­so­na­li­za­da, de­ter­mi­na si se ac­ti­va una alar­ma o una pre se­ñal, la cual lle­ga a un sis­te­ma de con­trol”, agre­ga Fe­rrei­ra.

FLE­XI­BI­LI­DAD. Por su par­te, otra em­pre­sa que tie­ne bas­tan­te ex­pe­rien­cia en cuan­to a la se­gu­ri­dad en los tú­ne­les es In­dra, con su so­lu­ción Ho­rus, que está im­ple­men­ta­da en va­rios tú­ne­les em­ble­má­ti­cos del mun­do. Só­lo en 2014 y 2015, es­ta mul­ti­na­cio­nal de ori­gen es­pa­ñol fac­tu­ró cer­ca de 70 mi­llo­nes de eu­ros en pro­yec­tos de im­plan­ta­ción en tú­ne­les de Reino Uni­do, Mé­xi­co, Co-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.