La tec­no­lo­gía como pie­za cla­ve en la pla­ni­fi­ca­ción ur­ba­na

Pin­tu­ras di­ná­mi­cas que cam­bian de acuer­do a las ne­ce­si­da­des de la con­duc­ción, sis­te­mas que ges­tio­nan los GEI y la in­cor­po­ra­ción de vehícu­los au­tó­no­mos son par­te de las al­ter­na­ti­vas pa­ra ha­cer más in­te­li­gen­tes las au­to­pis­tas.

Pulso - - Especiales - PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

—En las gran­des ur­bes del mun­do, una de las áreas más com­ple­jas de pla­ni­fi­ca­ción tie­ne que ver con el trans­por­te, don­de la con­ges­tión se ha con­ver­ti­do, prác­ti­ca­men­te, en una con­di­ción si­ne qua non, lo que se tra­du­ce en efec­tos in­de­sea­dos tan­to pa­ra con­duc­to­res como pea­to­nes, don­de fa­llas en la fre­cuen­cia del trans­por­te pú­bli­co, in­cre­men­to del tiem­po de los tra­yec­tos, po­lu­ción del ai­re y con­ta­mi­na­ción acús­ti­ca son par­te de es­tas con­se­cuen­cias que mer­man la ca­li­dad de vida de los ciu­da­da­nos.

Pa­ra dar res­pues­ta a es­tos in­con­ve­nien­tes, va­rias son las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas que bus­can erra­di­car­los a tra­vés de los de­no­mi­na­dos Sis­te­mas In­te­li­gen­tes de Trans­por­te ( SIT), no so­la­men­te ayu­dan­do a me­jo­rar su mo­vi­li­dad, sino tam­bién ha­cién­do­la más sos­te­ni­ble. Es­te ti­po de in­fra­es­truc­tu­ra em­pe­zó a cre­cer con fuer­za en los 90 cuan­do el fo­co era com­bi­nar in­for­ma­ción, co­mu­ni­ca­cio­nes y tec­no­lo­gías del trans­por­te en vehícu­los e in­fra­es­truc­tu­ra. Una com­bi­na­ción que, en los úl­ti­mos años, ad­quie­re una enor­me trans­cen­den­cia da­do que des­de ha­ce al­gu­nos años las tec­no­lo­gías de la in­for­ma-

¿Qué ha pa­sa­do? En paí­ses desa­rro­lla­dos em­pie­zan a in­ver­tir de ma­ne­ra ro­bus­ta en la im­ple­men­ta­ción de ca­rre­te­ras in­te­li­gen­tes.

¿Por qué ha pa­sa­do? Con el ob­je­ti­vo de re­du­cir los ac­ci­den­tes e im­pac­to am­bien­tal, au­men­tar la se­gu­ri­dad y op­ti­mi­zar los tiem­pos so­bre los vehícu­los.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? ción per­mi­ten emi­tir in­for­ma­ción mó­vil en cual­quier lu­gar y en tiem­po real.

CA­SO ALE­MÁN. Ho­lan­da y Ale­ma­nia son dos de las na­cio­nes pio­ne­ras en la im­ple­men­ta­ción de ca­rre­te­ras in­te­li­gen­tes. Ham­bur­go desa­rro­lló su Smar­tRoad don­de su­ma­do a los sis­te­mas de trans­por­te in­te­li­gen­te, in­cor­po­ra el con­cep­to de In­ter­net de las Co­sas (IoT) pa­ra pro­veer in­for­ma­ción a vehícu­los y con­duc­to­res. En su cons­truc­ción se tu­vo en cuen­ta tan­to la ges­tión del trá­fi­co den­so que pue­de pro­du­cir­se en cier­tas oca­sio­nes, La prue­ba se reali­zó con Cis­co que bus­ca­ba una re­duc­ción de cos­tos ope­ra­cio­na­les del 70% en sie­te años. como la ilu­mi­na­ción in­te­li­gen­te adap­ta­da a las con­di­cio­nes de la cal­za­da, sen­so­res es­truc­tu­ra­les y otros de ca­rác­ter am­bien­tal.

Es­to per­mi­te re­gis­trar to­dos los da­tos po­si­bles y ofre­cer al con­duc­tor y a las au­to­ri­da­des de trá­fi­co to­da la in­for­ma­ción po­si­ble con el ob­je­ti­vo de me­jo­rar la flui­dez y la con­duc­ción en la ca­rre­te­ra. En su di­se­ño, la se­gu­ri­dad ha si­do una de las cla­ves, don­de no só­lo se bus­ca dis­mi­nuir la can­ti­dad de ac­ci­den­tes, sino tam­bién in­cor­po­rar pro­to­co­los que cui­den la pri­va­ci­dad de las per­so­nas. Eso lo con­si­guen a tra­vés de un sis­te­ma de cá­ma­ras que difumina las ca­ras de quie­nes pa­san por ella, lo mis­mo ocu­rre con las pa­ten­tes de los vehícu­los.

PIN­TU­RA DI­NÁ­MI­CA. Otros paí­ses como Ho­lan­da han ex­pe­ri­men­ta­do tam­bién con las “pin­tu­ras di­ná­mi­cas”. En la pri­me­ra fa­se han desa­rro­lla­do pin­tu­ra fo­to­sen­si­ble que per­mi­te ilu­mi­nar la ru­ta sin ne­ce­si­dad de elec­tri­ci- dad. Del mis­mo mo­do, per­mi­te cam­biar los sím­bo­los en el pa­vi­men­to de acuer­do a las ne­ce­si­da­des de la con­duc­ción. Pa­ra la im­ple­men­ta­ción exi­to­sa de es­te ti­po de au­to­pis­tas “es in­dis­pen­sa­ble con­tar con un soft­wa­re es­pe­cí­fi­co pa­ra la ges­tión del trans­por­te y así op­ti­mi­zar los pla­nes de trans­por­te dia­rios y se­ma­na­les, con­so­li­dan­do car­poo­ling, se­lec­cio­na­do el trans­por­te in­te­gran­do tan­to el trans­por­te de lle­ga­da como el de sa­li­da, y la or­ga­ni­za­ción de las ru­tas”, di­ce Pau­lo Pa­drao, VP So­la de In­for.

La idea es que en el fu­tu­ro, por es­tas ca­lles lle­guen in­clu­so a tran­si­tar vehícu­los au­tó­no­mos (ver recuadro).

TEC­NO­LO­GÍAS. Pa­drao se­ña­la ade­más que hay una se­rie de tec­no­lo­gías que ha­cen más efi­cien­te es­tos pro­ce­sos: self­ser­vi­ce bu­si­ness in­te­lli­gen­ce, con la que los usua­rios pue­den ana­li­zar los da­tos y ge­ne­rar sus pro­pios re­por­tes, ex­por­tan­do da­tos a otras he­rra­mien­tas se­gún su pre­fe­ren­cia; in­ter­faz grá­fi­ca ba­sa­da en ma­pas, per­mi­te re­pre­sen­tar las ope­ra­cio­nes en un ma­pa y ma­ni­pu­lar di­rec­ta­men­te los ob­je­tos como or­de­nes, si­tios y ru­tas en la mis­ma pan­ta­lla.

Es­ta apli­ca­ción tam­bién cuen­ta con me­nús que per­mi­ten ac­ce­der in­me­dia­ta­men­te a co­man­dos re­la­cio­na­dos; mo­de­la­do de emi­sio­nes, per­mi­te ver y mo­de­lar las emi­sio­nes ti­po GEI, con ello se pue­de adap­tar­las pa­ra cum­plir con ob­je­ti­vos de sus­ten­ta­bi­li­dad y del me­dioam­bien­te, es­ta­ble­cien­do lí­mi­tes de emi­sio­nes y ge­ne­ran­do re­por­tes de las emi­sio­nes pa­ra ana­li­zar.

pop ups

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.