- O te adap­tas, o mue­res, por Ma­nu Chatla­ni

Pulso - - Portada - MA­NU CHATLA­NI

SI CREES que tu ne­go­cio du­ra­rá pa­ra siem­pre, ya per­dis­te. Si pien­sas que tu mar­ca y em­pre­sa no es­tán ba­jo ame­na­za per­ma­nen­te por la tec­no­lo­gía e in­no­va­ción, te ten­go una no­ti­cia: es­tás a pun­to de per­der­lo to­do. Eres co­mo esos jue­gos de un shoo­ter en Plays­ta­tion don­de te que­da una vi­da y lo que ha­ces es aga­za­par­te y es­con­der­te de­trás de una roca, es­pe­ran­do que no te vean los ma­los. Pe­ro te ve­rán. Y to­do ter­mi­nó. La his­to­ria de los ne­go­cios lo de­mues­tra. Los ven­de­do­res de ca­ba­llos se que­da­ron pas­ma­dos cuan­do apa­re­ció el pri­mer Ford. Una sen­sa­ción de im­po­ten­cia de­be ha­ber te­ni­do la ra­dio co­mo in­dus­tria cuan­do em­pe­zó la ma­si­fi­ca­ción de la te­le­vi­sión. La lle­ga­da de in­ter­net sa­cu­dió va­rios ti­pos de ne­go­cio que de­pen­dían del in­ter­me­dia­rio (ejem­plo: ¡agencias de via­jes!).

Ama­zon hi­zo que las tien­das fí­si­cas se pon­gan las pi­las. Naps­ter pri­me­ro y lue­go iTu­nes, Spo­tify y Dee­zer cam­bia­ron la in­dus­tria de la mú­si­ca. Y tras le­ves pa­ta­le­tas - to­dos las tie­nen- to­das las mar­cas ame­na­za­das asu­men que de­ben se­guir in­no­van­do pa­ra pe­lear. O sim­ple­men­te re­sis­tir­se y afe­rrar­se a una ta­bla de ace­ro en me­dio del mar. Des­apa­re­cer o vi­vir al bor­de de la ex­tin­ción.

Pien­so en có­mo Block­bus­ter lo per­dió to­do an­te Net­flix. Có­mo el im­pe­rio de Blac­kBerry se des­plo­mó con el de­but del iPho­ne. Fa­ce­book cam­bió la for­ma en que los ami­gos se co­mu­ni­can. What­sApp “ma­tó” al SMS. El mail se­pul­tó las car­tas a mano (ho­nes­ta­men­te, ¿cuán­do fue la úl­ti­ma vez que es­cri­bis­te una?). ¿Qué ha­cer? Se­guir. Cam­biar. In­no­var. Per­ma­nen­te­men­te.

Mien­tras to­do eso pa­sa, en Chi­le se­gui­mos pe­ga­dos con dis­cu­sio­nes bi­zan­ti­nas. Si Uber es le­gal o no y co­mo fre­nar­lo pa­ra siem­pre. Ese no es el ca­mino. Afe­rrar­se a al­go que his­tó­ri­ca­men­te fue es per­der. Siem­pre. Las per­so­nas cam­bian rá­pi­da­men­te con la tec­no­lo­gía. Te adap­tas o mue­res.

El au­tor es di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Jelly (@ma­nu­chat).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.