Ban­coEs­ta­do bus­ca crear una fi­lial de pa­gos mó­vi­les jun­to a so­cio internacional

El pre­si­den­te de la en­ti­dad es­ta­tal in­di­có que “lle­va­mos va­rios me­ses tra­ba­jan­do con un so­cio internacional, que es­ta­mos a pun­to de pre­sen­tar a la SBIF pa­ra ini­ciar los trá­mi­tes y oja­lá el pró­xi­mo año es­te­mos en con­di­cio­nes de par­tir”.

Pulso - - Portada - MA­XI­MI­LI­ANO VI­LLE­NA

—Ban­coEs­ta­do es­tá tra­ba­jan­do pa­ra in­cor­po­rar a más de 100 mil pe­que­ños em­pre­sa­rios a una red de ad­qui- ren­cia que per­mi­ta pa­gar con el te­lé­fono mó­vil. Pa­ra ello de­be­rá crear una fi­lial en la que com­par­ti­rá la pro­pie­dad con un ac­tor ex­tran­je­ro.

—En las úl­ti­mas de­fi­ni­cio­nes de su nue­vo pro­yec­to se en­cuen­tra Ban­coEs­ta­do. La en­ti­dad es­ta­tal alis­ta la im­ple­men­ta­ción de una aplicación que cum­pli­rá un rol ad­qui­rien­te pa­ra que pe­que­ños co­mer­cios, ini­cia­ti­va que en las pró­xi­mas se­ma­nas se­rá pre­sen­ta­da an­te la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ban­cos.

El pre­si­den­te del Ban­co, Jorge Ro­drí­guez, ex­pli­ca que “no­so­tros es­ta­mos tra­ba­jan­do mu­cho más fuer­te en otro pro­yec­to que tie­ne que ver con in­cor­po­rar a más de 100.000 pe­que­ños em­pre­sa­rios a una red de ad­qui­ren­cia que per­mi­ta pa­gar con te­lé­fono, y esa es una ini­cia­ti­va que nos va a lle­var a for­mar una fi­lial. Ya lle­va­mos va­rios me­ses tra­ba­jan­do con un so­cio internacional, que es­ta­mos a pun­to de pre­sen­tar a la SBIF pa­ra ini­ciar los trá­mi­tes y oja­lá el pró­xi­mo año es­te­mos en con­di­cio­nes de par­tir”.

El di­rec­ti­vo agre­ga que le- gal­men­te se cons­ti­tui­rá co­mo una fi­lial, y que el so­cio apor­ta­rá el soft­wa­re y cuen­ta con “ex­pe­rien­cia internacional de tra­ba­jar con pe­que­ños ne­go­cios. No­so­tros ten­dre­mos un po­co más del 50%”.

Ac­tual­men­te Ban­coEs­ta­do tie­ne un 8,7% en la pro­pie­dad de Trans­bank, so­cie­dad per­te­ne­cien­te a los ban­cos pri­va­dos y que tam­bién tie­ne un rol ad­qui­rien­te. Con­sul­ta­do so­bre ese even­tual con­flic­to, Ro­drí­guez pre­ci­só que no lo ve “por­que con lo que hay, va­mos a me­ter es­ta red usan­do a Trans­bank co­mo ins­tru­men­to de con­ci­lia­ción de mo­vi­mien­tos de re­cur­sos, y si ma­ña­na hay al­ter­na­ti­vas me­jo­res las usa­re­mos. Pe­ro no nos mo­les­ta, y ade­más creo que con Trans­bank no com­pe­ti­mos en la gran ma­yo­ría de es­tos ne­go­cios, va­mos al pe­que­ño em­pre­sa­rio”.

Con to­do, és­ta no es la pri­me­ra ini­cia­ti­va de la ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra en el área. Ya en 2014 ha­bía anun­cia­do la aper­tu­ra de Ca­ja Ve­ci­na me­dian­te un rol ad­qui­rien­te, el cual sin em­bar­go se des­car­tó tras el re­cha­zo de la SBIF.

En oc­tu­bre de 2015, el vi­ce­pre­si­den­te de la en­ti­dad, En­ri­que Mars­hall, se­ña­ló a PUL­SO que “la Su­pe­rin­ten­den­cia (de Ban­cos) hi­zo ob­je­cio­nes por­que di­jo que es­te pro­yec­to apun­ta en es­ta di­rec­ción y us­ted no pue­de lle­gar y me­ter un ele­men­to ajeno a Ca­ja Ve­ci­na, co­mo es la ad­qui­ren­cia; ten­dría que re­or­ga­ni­zar las so­cie­da­des. En­ton­ces, de al­gu­na ma­ne­ra ese pro­yec­to, en los tér­mi­nos en que es­ta­ba plan­tea­do, se desechó. Pe­ro la idea de avan­zar ha­cia una ad­qui­ren­cia ma­si­va en co­mer­cios pe­que­ños si­gue com­ple­ta­men­te vi­gen­te, el ban­co lo ha re­to­ma­do y es­ta­mos avan­zan­do”.

La ini­cia­ti­va pre­ten­día am­pliar la co­ber­tu­ra de pun­tos POS en el país a tra­vés de sus co­rres­pon­sa­lías jus­ta­men­te en aque­llos pun­tos don­de Trans­bank no es­tá pre­sen­te. De he­cho, só­lo un 12% de los pun­tos de Ca­ja Ve­ci­na se to­pan con los POS de la red pri­va­da, con­tan­do así con 13.500 pun­tos, de los cua­les el 68% es­tá en re­gio­nes.

TRANS­BANK. Pe­ro la ini­cia­ti­va de con­ver­tir a los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes en ter­mi­na­les POS no só­lo vie­ne de par­te de Ban­coEs­ta­do.

El jue­ves, Trans­bank in­for­mó la im­ple­men­ta­ción del mPOS, un pun­to de ven­ta que con­vier­te un smartp­ho­ne o ta­blet en un ter­mi­nal y que po­see las mis­mas fun­cio­na­li­da­des que el equi­po tra­di­cio­nal. El sis­te­ma fun­cio­na a tra­vés de una aplicación, que se des­car­ga en el mó­vil, y un Pin­pad con lec­tor de tar­je­tas (con chip, ban­da mag­né­ti­ca y/ o Con­tactless) que se co­nec­ta al ce­lu­lar vía Blue­tooth. P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.