Di­me dón­de tra­ba­jas y te di­ré quién eres

Pulso - - Opinion - CRISTIÁN CER­NA

POR QUÉ LAS per­so­nas en Chi­le pre­fie­ren desa­rro­llar ca­rre­ras cor­po­ra­ti­vas en vez de de­ci­dir­se a em­pren­der? ¿Por qué en Chi­le es tan di­fí­cil em­pren­der? Sin du­da que re­sul­ta más fá­cil ha­blar de un tra­ba­jo co­mo eje­cu­ti­vo de tal o cual cor­po­ra­ción que co­men­tar ser em­pren­de­dor o eje­cu­ti­vo in­de­pen­dien­te, pues es­to úl­ti­mo sue­le aso­ciar­se a la ines­ta­bi­li­dad, al fra­ca­so y a la in­cer­ti­dum­bre. Por el con­tra­rio, tra­ba­jar en una com­pa­ñía nos da “chapa”, nos “viste”, nos ha­ce ver se­gu­ros y, más aún, con un in­gre­so cier­to a fin de mes. Pe­ro lo que mu­chas per­so­nas sa­ben y no quie­ren re­co­no­cer es que hoy la per­ma­nen­cia en un pues­to cor­po­ra­ti­vo se li­mi­ta a un pro­me­dio de cua­tro a cin­co años, si es que ocu­po un car­go al­to den­tro de la fir­ma, y si es­toy en un man­do me­dio es­te pro­me­dio ba­ja a tres o cua­tro años, es de­cir, exis­te una al­ta pro­ba­bi­li­dad de que en la vi­da la­bo­ral ex­pe­ri­men­te al me­nos unos sie­te u ocho cam­bios de em­plea­dor. Ello, con los ries­gos que es­to tam­bién im­pli­ca. Em­pren­der re­sal­ta la crea­ti­vi­dad, ge­ne­ra nue­vas re­des, me­jo­ra la au­to­es­ti­ma y po­si­bi­li­ta la opor­tu­ni­dad de ob­te­ner en­tre dos a cua­tro me­ses me­jo­res in­gre­sos que cuan­do uno es cor­po­ra­ti­vo, pe­ro efec­ti­va­men­te se re­quie­re mu­cha con­vic­ción, per­se­ve­ran­cia, au­to­con­trol, ini­cia­ti­va y dis­ci­pli­na de tra­ba­jo. Tam­bién se re­quie­re de vi­sión, res­pon­sa­bi­li­dad, ha­cer las co­sas bien… y la in­fal­ta­ble cuo­ta de for­tu­na. Quie­nes han si­do exi­to­sos en em­pren­der, ex­pe­ri­men­tan la sa­tis­fac­ción úni­ca de ha­ber si­do au­to­res de su pro­pio triun­fo. Hay va­ria­bles de ries­go, por su­pues­to; la fal­ta de cla­ri­dad pa­ra di­se­ñar un mo­de­lo de ne­go­cios que ge­ne­re ca­ja en el cor­to pla­zo, la re­ser­va de ca­pi­tal que se ten­ga y el apo­yo de la ban­ca, siem­pre es­ca­sa al mo­men­to de in­de­pen­di­zar­se, son al­gu­nas de ellas. Pe­ro de­be­mos cam­biar la men­ta­li­dad, las opor­tu­ni­da­des de em­pren­der siem­pre es­tán, y hoy es­pe­cial­men­te la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca lo pro­pi­cia. Hay que per­der el mie­do, to­mar la de­ci­sión y so­bre to­do ol­vi­dar­se del qué di­rán. Al­gún día en Chi­le de­ja­re­mos de pensar “di­me dón­de tra­ba­jas y te di­ré quién eres”.

El au­tor es so­cio di­rec­tor Al­taDi­rec­ción Ca­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.