30 em­pre­sas par­ti­ci­pa­rían en li­ci­ta­ción de fi­chas clí­ni­cas di­gi­ta­les

Con un au­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de ac­to­res en la in­dus­tria, que­da po­co más de dos se­ma­nas pa­ra que se cie­rre la li­ci­ta­ción Si­dra 2, con la que se bus­ca ro­bus­te­cer el sis­te­ma de salud en ma­te­ria di­gi­tal, ade­más de me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas y

Pulso - - Especial - Un re­por­ta­je de PAULA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

EL 9 de ju­nio fi­na­li­za el pla­zo pa­ra par­ti­ci­par de la li­ci­ta­ción de la se­gun­da fa­se del Sis­te­ma de In­for­ma­ción de la Red Asis­ten­cial – co­no­ci­do co­mo Si­dra2– del Mi­nis­te­rio de Salud. Mien­tras que en la pri­me­ra eta­pa só­lo par­ti­ci­pa­ron tres em­pre­sas, en el con­cur­so ac­tual se es­pe­ra que más de 30 lo ha­gan, lo que da cuen­ta no só­lo del in­te­rés por ha­cer cre­cer el área de la salud, sino tam­bién que el mer­ca­do TIC se ex­pan­de de for­ma sus­tan­ti­va.

El Sis­te­ma de In­for­ma­ción de la Red Asis­ten­cial y Fi­cha Mé­di­ca Elec­tró­ni­ca es con­si­de­ra­do co­mo el pri­mer pa­so al his­to­rial clí­ni­co com­par­ti­do, una eta­pa más en la es­tra­te­gia de Salud Co­nec­ta­da, que a su vez es uno de los pi­la­res en agen­da di­gi­tal con mi­ras al 2020. És­ta ade­más con­tem­pla mo­ni­to­reo a dis­tan­cia de per­so­nas con en­fer­me­da­des cró­ni­cas com­ple­jas; plan de me­jo­ra­mien­to de la pla­ta­for­ma tec­no­ló­gi­ca de Fo­na­sa; Sis­te­ma In­te­gral de In­for­ma­ción y Aten­ción Ciu­da­da­na (SIAC); sis­te­ma de vi­gi­lan­cia en salud pú­bli­ca y aler­tas sa­ni­ta­rias, y el sis­te­ma de in­for­ma­ción pa­ra la ges­tión de emer­gen­cia y desas­tre. Con la fi­cha mé­di­ca elec­tró­ni­ca lo que se bus­ca es que los an­te­ce­den­tes de ca­da pa­cien­te es­tén di­gi­ta­li­za­dos. De es­te mo­do se ase­gu­ra la con­ti­nui­dad de aten­ción, sin im­por­tar el ni­vel asis­ten­cial y me­jo­ran­do la to­ma de de­ci­sio­nes clí­ni­cas.

“Si­dra es un im­por­tan­te pa­so pa­ra avan­zar a una salud co­nec­ta­da, es­tan­da­ri­zan­do así los pro­ce­sos de la in­for­ma­ción de los ser­vi­cios asis­ten­cia­les del país. Con es­ta se­gun­da eta­pa se per­mi­ti­rá otor­gar la con­ti­nui­dad del cui­da­do del pa­cien­te, con una his­to­ria clí­ni­ca com­par­ti­da a ni­vel nacional, re­du­cir lis­tas de es­pe­ra, en­tre otros as­pec­tos, que con­tri­bu­yan al em­po­de­ra­mien­to y la me­jo­ra de la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas”, di­ce Car­los No­guei­ra, group di­rec­tor and ma­na­ging di­rec­tor La­tam de In­te­rSys­tems. La cla­ve: fi­cha mé­di­ca úni­ca Es­te ti­po de do­cu­men­to di­gi­tal per­mi­te al pa­cien­te ma­ne­jar sus an­te­ce­den­tes con la li­ber­tad de ex­hi­bir­los al pro­fe­sio­nal que pre­fie­ra, cam­bián­do­se de mé­di­co tra­tan­te, de ciudad o de país sin per­der los da­tos de su his­to­rial. Se­gún de­ta­lla No­guei­ra, ac­tual­men­te, en Chi­le se en­cuen­tra pre­sen­te en ocho ser­vi­cios de salud, 55 hos­pi­ta­les, 144 cen­tros de asis­ten­cia pri­ma­ria. Ade­más, cuen­ta con 17 mil usua- rios ac­ti­vos, en­tre mé­di­cos, en­fer­me­ras, y ad­mi­nis­tra­ti­vos. “Gra­cias a es­tos avan­ces a los usua­rios se les fa­ci­li­ta óp­ti­ma­men­te la aten­ción, ya que per­mi­ten al doc­tor ac­ce­der a to­da la in­for­ma­ción, his­to­rial de exá­me­nes y un resumen de to­das las aten­cio­nes mé­di­cas que han te­ni­do los pa­cien­tes”, en­fa­ti­za.

En el ám­bi­to pri­va­do, si bien mu­chas clí­ni­cas y cen­tros mé­di­cos ya cuen­tan con sis­te­mas de in­for­ma­ción, es­tos no tie­nen la ca­pa­ci­dad aún de ali­men­tar un re­gis­tro clí­ni­co elec­tró­ni­co que es­té dis­po­ni­ble pa­ra sus pa­cien­tes una vez que han si­do aten­di­dos. “Es im­por­tan­te la con­tri­bu­ción que pue­dan ha­cer pa­ra lo­grar te­ner un re­gis­tro clí­ni­co uni­fi­ca­do pa­ra que to­das las per­so­nas ase­gu­ren su con­ti­nui­dad asis­ten­cial, in­de­pen­di­zán­do­se del lu­gar don­de se atien­den”, di­ce Fran­cis­co Bec­ker, res­pon­sa­ble Health Eve­ris Chi­le. Él se­ña­la que en el ám­bi­to pú­bli­co, des­de ha­ce años se es­tá tra­ba­jan­do en lo­grar que las re­des asis­ten­cia­les cuen­ten con sis­te­mas de in­for­ma­ción pa­ra to­dos los ni­ve­les de aten­ción. ¿Qué es lo que vie­ne? Una de las ten­den­cias más fuer­tes tie­ne que ver con la in­ter­ope­ra­bi­li­dad en­tre los di­ver­sos ac­to­res que tra­ba­jan en TICs pa­ra el sec­tor salud. Es­to per­mi­ti­rá te­ner ac­ce­so a la in­for­ma­ción clí­ni­ca de ma­ne­ra uni­fi­ca­da. “Es apa­sio­nan­te pensar que no im­por­tan­do en el lu­gar que te atien­das el re­gis­tro clí­ni­co, la evo­lu­ción y tra­ta­mien­to mé­di­co, es­ta­rán dis­po­ni­ble pa­ra que sea uti­li­za­da por los pro­fe­sio­na­les asis­ten­cia­les, cuan­do la re­quie­ran”, ma­ni­fies­ta Bec­ker. A su vez, es­to se ha con­fi­gu­ra­do co­mo un gran desafío pa­ra el mun­do de la salud pe­ro, so­bre to­do, pa­ra el mun­do tec­no­ló­gi­co. Pa­ra lo­grar que los pres­ta­do­res de salud, tan­to del ám­bi­to pú­bli­co co­mo pri­va­do, ten­gan la ca­pa­ci­dad de in­ter­ope­rar en­tre ellos, ya hay ini­cia­ti­vas im­por­tan­tes del Mi­nis­te­rio de Salud que bus­can la nor­ma­li­za­ción y ho­mo­lo­ga­ción de la in­for­ma­ción que se uti­li­za pa­ra el re­gis­tro clí­ni­co, don­de to­dos los ac­to­res asis­ten­cia­les y ad­mi­nis­tra­ti­vos se­rán par­tí­ci­pes.

Uno de los ca­sos de éxi­to es lo que ocu­rre con los Ser­vi­cios de Salud de Tal­cahuano y Con­cep­ción, que son ca­pa­ces de in­ter­cam­biar elec­tró­ni­ca­men­te in­for­ma­ción clí­ni­ca de sus pa­cien­tes, aún cuan­do sus sis­te­mas in­for­má­ti­cos son di­fe­ren­tes. Así, los pro­fe­sio­na­les clí­ni­cos del Hos­pi­tal Gui­ller­mo Grant Be­na­ven­te, de Con­cep­ción, pue­den ac­ce­der al his­to­rial mé­di­co de pa­cien­tes que se atien­den en el Hos­pi­tal Las Hi­gue­ras de Tal­cahuano. De es­ta for­ma, los es­ta­ble­ci­mien­tos de la Red Asis­ten­cial del SST cuen­tan con ac­ce­so a las con­tra-re­fe­ren­cias de los pa­cien­tes aten­di­dos en el HGGB.

Otro desafío no me­nor, es lo­grar que los pa­cien­tes ten­gan ac­ce­so a su in­for­ma­ción clí­ni­ca y que es­té dis­po­ni­ble en cual­quier mo­men­to que la re­quie­ran, per­mi­tien­do me­jo­rar la aten­ción mé­di­ca. “Los ac­tua­les desafíos en el área de la salud, han he­cho que las com­pa­ñías de tec­no­lo­gía es­tén desa­rro­llan­do fuer­te­men­te ini­cia­ti­vas en torno a te­le­me­di­ci­na, imagen di­gi­tal, re­ce­tas elec­tró­ni­cas e his­to­ria de salud elec­tró­ni­ca”, ex­pre­sa Federico Bur­gos, ge­ren­te de sa­ni­dad de In­dra.

Si bien, la opor­tu­ni­dad que pre­sen­ta la im­ple­men­ta­ción de es­tas pla­ta­for­mas es muy im­por­tan­te, ca­be se­ña­lar que los de­re­chos del pa­cien­te res­pec­to a pri­va­ci­dad de da­tos son ma­te­ria en que se ha pro­fun­di­za­do en lu­ga­res don­de es­tán pre­sen­te.

Si­dra y Fi­cha Mé­di­ca Elec­tró­ni­ca son con­si­de­ra­dos co­mo el pri­mer pa­so al his­to­rial clí­ni­co com­par­ti­do.

Per­mi­te al pa­cien­te ma­ne­jar sus an­te­ce­den­tes con la li­ber­tad de ex­hi­bir­los al pro­fe­sio­nal que pre­fie­ra.

Con es­to, los pres­ta­do­res de salud pú­bli­cos co­mo pri­va­dos tie­nen la ca­pa­ci­dad de in­ter­ope­rar en­tre sí.

FO­TO: NEC

Los pa­cien­tes cró­ni­cos pue­den ser con­tro­la­dos a dis­tan­cia por sus mé­di­cos tra­tan­tes con la te­le­me­di­ci­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.