Bra­sil: Te­mer lan­za en­mien­da a la Cons­ti­tu­ción pa­ra re­du­cir el gas­to pú­bli­co

En­tre los cam­bios se con­tem­plan mo­di­fi­ca­cio­nes a la cons­ti­tu­ción, una trans­fe­ren­cia del BNDES al Te­so­ro y el cie­rre de su fon­do so­be­rano.

Pulso - - Economia & Dinero - F. GUE­RRE­RO/ AGENCIAS

— El pre­si­den­te in­te­ri­no de Bra­sil, Mi­chel Te­mer, bus­ca­rá la apro­ba­ción de una en­mien­da cons­ti­tu­cio­nal pa­ra re­du­cir el gas­to pú­bli­co, al tiem­po que su Gobierno re­ve­ló una se­rie de me­di­das de aus­te­ri­dad pa­ra ce­rrar un dé­fi­cit fis­cal ré­cord y re­cu­pe­rar la con­fian­za de los in­ver­sio­nis­tas.

Du­ran­te una pre­sen­ta­ción en el Con­gre­so bra­si­le­ño, Te­mer ase­gu­ró que la en­mien­da li­mi­ta­ría el in­cre­men­to de los des­em­bol­sos. “El gobierno está tra­ba­jan­do con el ob­je­ti­vo cen­tral de re­to­mar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país, re­du­cir el des­em­pleo y ha­cer que aque­llos que es­tán en la po­bre­za ab­so­lu­ta se con­vier­tan en cla­se me­dia”, ase­gu­ró el man­da­ta­rio ante los par­la­men­ta­rios, al tiem- po que les ad­vir­tió que “Bra­sil no sal­drá de la crisis en un pla­zo de 12 días o dos me­ses”.

Se­gún el je­fe de Es­ta­do, la en­mien­da es la me­jor for­ma de re­du­cir las ta­sas de in­te­rés y res­ta­ble­cer la po­si­ción cre­di­ti­cia del país, que vi­ve su ma­yor re­ce­sión en varias dé­ca­das.

Ade­más, in­di­có que su Gobierno está re­vi­san­do la le­ga­li­dad de la rea­li­za­ción de una trans­fe­ren­cia de 100.000 mi­llo­nes de reales (US$28.000 mi­llo­nes) des­de el Ban­co Na­cio­nal de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co y Na­cio­nal (BNDES) al Te­so­ro na­cio­nal, con el ob­je­ti­vo de dis­mi­nuir la bre­cha fis­cal. Tam­bién pen­san­do en for­ta­le­cer las finanzas del Te­so­ro, el pre­si­den­te in­te­ri­no di­jo que Bra­sil es­tu­dia el cie­rre de su fon­do so­be­rano.

Por otra par­te, Te­mer anun­ció la im­ple­men­ta­ción de nor­mas téc­ni­cas rí­gi­das pa­ra eje­cu­ti­vos que sean di­rec­to­res de fon­dos de pen­sio­nes y em­pre­sas es­ta­ta­les. En cuan- to a Pe­tro­bras, afir­mó que su Gobierno ana­li­za si la pe­tro­le­ra ma­ne­ja­da por el Es­ta­do de­bía man­te­ner par­ti­ci­pa­cio­nes en las re­ser­vas sub sal en aguas pro­fun­das.

Pa­ra Alberto Ra­mos, eco­no­mis­ta de Gold­man Sachs, “el én­fa­sis del gobierno so­bre las me­di­das es­truc­tu­ra­les fis­ca­les son po­si­ti­vas en la me­di­da en po­drían ayu­dar a me­jo­rar la ba­ja efi­cien­cia glo­bal del gas­to pú­bli­co y tam­bién con­tri­buir a evi­tar un ma­yor de­te­rio­ro de la si­tua­ción fis­cal”.

En Ca­pi­tal Eco­no­mics no se mos­tra­ron tan po­si­ti­vos. Su eco­no­mis­ta de mer­ca­dos emer­gen­tes, Neil Shea­ring, in­di­có en una no­ta que “los pla­nes son muy am­bi­cio­sos, pero has­ta el mo­men­to ca­re­cen de de­ta­lles”, por lo que a su pa­re­cer “per­sis­ten las preo­cu­pa­cio­nes de que la reali­dad po­lí­ti­ca ter­mi­ne por di­luir las am­bi­cio­nes eco­nó­mi­cas”.

El mer­ca­do tu­vo una ti­bia reac­ción a los anun­cios. Ayer, los CDS (se­gu­ros contra ries­go de im­pa­go) a 5 años de Bra­sil ca­ye­ron des­de 356,6 pun­tos has­ta 355,8, mien­tras que el Bo­ves­pa se man­tu­vo prác­ti­ca­men­te plano con un al­za de 0,03%.

SI­GUEN LAS INDAGATORIAS. Por otra par­te, la po­li­cía bra­si­le­ña se­ña­ló ayer que in­ves­ti­gó a las uni­da­des lo­ca­les de tres si­de­rúr­gi­cas in­ter­na­cio­na­les, du­ran­te el se­gun­do día de alla­na­mien­tos en el mar­co del ca­so de co­rrup­ción de Pe­tro­bras.

Los fis­ca­les y la po­li­cía di­cen que Apo­lo Tu­bu­lars, pro­pie­dad en un 50% de la fir­ma Uni­ted Sta­tes Steel, y Con­fab, unidad bra­si­le­ña de Te­na­ris, es­ta­ban in­vo­lu­cra­das en un es­que­ma de so­bor­nos que te­nía lu­gar en la pe­tro­le­ra es­ta­tal. Gru­po al que se su­ma In­te­roil Re­pre­sen­tações, em­pre­sa que tie­ne el 5% de la unidad lo­cal de la com­pa­ñía ale­ma­na de tan­ques de pe­tró­leo Oil­tan­king Gm­bH.

De las fir­mas men­cio­na­das, la úni­ca que res­pon­dió a las acu­sa­cio­nes fue Con­fab, que in­di­có no con­tar con evi­den­cia de que sus em­plea­dos pa­ga­ran so­bor­nos y que está co­la­bo­ran­do con las au­to­ri­da­des.

En tan­to, la po­li­cía se­ña­ló que no tie­ne prue­bas contra el fa­bri­can­te de duc­tos fran­cés Va­llou­rec SA pero que con­ti­núa su in­ves­ti­ga­ción de la unidad de la com­pa­ñía en Bra­sil, conocida co­mo V&M.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.