Fis­ca­lía ofi­cia a corredoras por Ro­drí­guez & Aso­cia­dos

El jue­ves los so­cios de R&A de­ci­die­ron le­van­tar el se­cre­to ban­ca­rio, tras lo cual el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co in­cau­tó cer­ca de US$1 mi­llón de tres cuen­tas en el país.

Pulso - - Portada - BÁR­BA­RA SI­FÓN ANDALAFT

—Sa­ber exac­ta­men­te cuál es la re­la­ción que exis­te en­tre las corredoras de bol­sa y la fir­ma Ro­drí­guez & Aso­cia­dos (R&A), ade­más del ni­vel de co­no­ci­mien­to que te­nían las in­ter­me­dia­rias res­pec­to de la for­ma en que la em­pre­sa ope­ra­ba, es el ob­je­ti­vo de la Fis­ca­lía Me­tro­po­li­ta­na Orien­te.

El jue­ves, mis­mo día en que to­mó du­ran­te cer­ca de diez ho­ras de­cla­ra­ción -co­men­zó cer­ca de las 11 de la ma­ña­na y fi­na­li­zó pa­sa­das las 9 de la no­che- a los dos so­cios de la fir­ma que el lu­nes pa­sa­do se au­to­de­nun­cia­ron an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co tras no po­der se­guir pa­gán­do­le a sus in­ver­sio­nis­tas, el fis­cal je­fe de la fis­ca­lía de al­ta com­ple­ji­dad, Car­los Ga­jar­do en­vió un ofi­cio a las tres corredoras con las que, se­gún se sa­be has­ta aho­ra, la fir­ma ope­ra­ba: BTG Pac­tual, Ne­va­sa y Se­cu­rity.

En el do­cu­men­to, que sa­lió des­de las ofi­ci­nas de la Fis­ca­lía en Ñu­ñoa, se pi­de a las in­ter­me­dia­rias que en­tre­guen to­da la in­for­ma­ción que ten­gan res­pec­to de R&A y pe­se a que fue di­ri­gi­do só­lo a tres corredoras, fuentes re­la­cio­na­das con la in­ves­ti­ga­ción no des­car­tan que pue­dan ha­ber tran­sa­do con más ope­ra­do­res.

El do­cu­men­to que re­ci­bie­ron las corredoras de­be ser res­pon­di­do “a la bre­ve­dad po­si­ble”, lo que im­pli­ca un pla­zo no su­pe­rior a 10 días.

Al ser con­sul­ta­dos por PUL­SO, des­de Ne­va­sa ase­gu­ra­ron que “no te­ne­mos ex­po­si­ción con ellos, ni con clien­tes de­ri­va­dos por ellos”. En BTG Co­rre­do­res Bol­sa, di­je­ron que “la com­pa­ñía re­ci­bió el ofi­cio y lo res­pon­de­rá en su mé­ri­to a la bre­ve­dad”. En to­do ca­so, fuentes ase­gu­ran que la in­ter­me­dia­ria ha­bría

¿Qué ha pa­sa­do? Tres corredoras de Bol­sa fue­ron ofi­cia­das por la Fis­ca­lía pa­ra que en­tre­guen to­da la in­for­ma­ción res­pec­to de su re­la­ción la­bo­ral con Ro­drí­guez y Aso­cia­dos.

¿Por qué ha pa­sa­do? Las in­ter­me­dia­rias es­ta­rían a car­go de ope­ra­cio­nes de co­rre­ta­je de la fir­ma.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? BTG, Se­cu­rity y Ne­va­sa tie­nen 10 días pa­ra res­pon­der al ofi­cio en­via­do el jue­ves por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. Ade­más de ofre­cer in­ver­sión di­rec­ta, R&A en­via­ba fo­lle­tos en los que pro­mo­cio­na­ba ase­so­ría de in­ver­sión. de­ja­do de ope­rar con la com­pa­ñía en ma­yo de 2014. Des­de Se­cu­rity sos­tu­vie­ron que “has­ta el 6 de ju­lio de 2015, Ro­drí­guez y Aso­cia­dos Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros ope­ró en for­wards co­mo clien­te de Va­lo­res Se­cu­rity S.A. Co­rre­do­res de Bol­sa. Des­de esa fe­cha, no han rea­li­za­do ope­ra­cio­nes con es­ta co­rre­do­ra”.

Un eje­cu­ti­vo de la in­dus­tria afir­ma que “el te­ma es que el ac­to de co­rre­ta­je no es de­le­ga­ble por par­te de las corredoras y, por tan­to, si Ro­drí­guez & Aso­cia­dos es­ta­ba ope­ran­do cuen­tas de clien­tes en las corredoras, la in­ter­me­dia­ria no pue­de ha­ber de­le­ga­do en ellos el te­ma del co­rre­ta­je, que en es­te ca­so eran for­wards, por­que lo que di­ce R&A es que ellos só­lo ase­so­ra­ban a sus clien­tes y, en ese ca­so, las in­ter­me­dia­rias de­be­rían ha­ber he­cho un con­tra­to con ca­da uno de los clien­tes y no con Ro­drí­guez & Aso­cia­dos”.

La so­li­ci­tud se da al tiem­po que un gru­po de in­ver­sio­nis­tas de R&A ana­li­za to­mar me­di­das le­ga­les con­tra las corredoras, ya que és­tas ha­brían ope­ra­do cuen­tas de clien­tes a tra­vés de R&A sin te­ner au­to­ri­za­ción ne­ce­sa­ria de ca­da uno de los in­vo­lu­cra­dos.

De to­das for­mas, el ofi­cio ema­na­do des­de el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co no fue la úni­ca di­li­gen­cia rea­li­za­da el jue­ves de la se­ma­na pa­sa­da. Du­ran­te su de­cla­ra­ción, los her­ma­nos Car­los y Clau­dio Ro­drí­guez de­ci­die­ron le­van­tar su se­cre­to ban­ca­rio, lo que per­mi­tió al fis­cal Ga­jar­do in­cau­tar cer­ca de US$1 mi­llón de tres cuen­tas ban­ca­rias en el país. El mon­to se su­ma­ría a otra US$1 mi­llón que los her­ma­nos ha­brían com­pro­me­ti­do a po­ner a dis­po­si­ción del per­se­cu­tor.

Quie­nes co­no­cen del pro­ce- Car­los Ro­drí­guez, so­cio en Ro­drí­guez & Aso­cia­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.