“No veo ra­zo­nes pa­ra que Cen­co­sud no pue­da ser el prin­ci­pal ven­de­dor di­gi­tal de food en la re­gión”

En el mer­ca­do una de las du­das que ge­ne­ra Cen­co­sud es el te­ma de la su­ce­sión, ¿qué va a pa­sar cuan­do Horst Paulmann no es­té? ¿Có­mo ima­gi­na Cen­co­sud en el lar­go pla­zo, una vez su­pe­ra­da es­ta eta­pa de efi­cien­cias? Y en lo re­gio­nal, ¿cree que Cen­co­sud va a es

Pulso - - En Portada -

—Los hi­jos de don Horst na­cie­ron en es­ta com­pa­ñía, la co­no­cen bien, dos de ellos for­man par­te del di­rec­to­rio y ade­más de los co­mi­tés. Exis­te un go­bierno cor­po­ra­ti­vo, con di­rec­to­res in­de­pen­dien­tes, exis­te un ma­na­ge­ment com­pe­ten­te que he­mos ido re­for­zan­do, y hoy es­toy tran­qui­lo con el ni­vel de pro­fe­sio­na­les con los cua­les cuen­ta Cen­co­sud. Y es­pe­ro que don Horst es­te mu­cho más tiem­po. Eso te pue­do con­tes­tar.

La in­quie­tud va por el ni­vel de pro­ta­go­nis­mo de Paulmann, y que la em­pre­sa se sim­bo­li­za mu­cho en él.

te y es el lí­der na­tu­ral, pe­ro hay un gru­po de eje­cu­ti­vos que sa­be ha­cer su tra­ba­jo y bien. —Me ima­gino siem­pre a Cen­co­sud con una mi­ra­da más fit, es una cul­tu­ra que que­re­mos ins­ta­lar pa­ra siem­pre. Acom­pa­ñan­do ese con­cep­to, es­ta siem­pre ha si­do una com­pa­ñía clien­te cén­tri­ca, ob­se­sio­na­da en la mi­ra­da de con­su­mi­do­res y en los pe­que­ños de­ta­lles, y el con­su­mi­dor va evo­lu­cio­nan­do y el mo­de­lo de ne­go­cios va cam­bian­do. Y den­tro del re­tail el prin­ci­pal cam­bio al mo­de­lo es la om­ni­ca­na­li­dad, don­de la ex­pec­ta­ti­va del con­su­mi­dor es te­ner una ex­pe­rien­cia úni­ca y con­sis­ten­te con la mar­ca, cual­quie­ra sea el pun­to de con­tac­to. Ya de­jó de ser só­lo una re­la­ción fí­si­ca en el pun­to de ven­ta, es­to pa­sa a ser una re­la­ción cons­tan­te a tra­vés del lap­top, del ce­lu­lar, 24/7. Vie­ne una re­vo­lu­ción del co­mer­cio, don­de el on con el off se jun­tan, y el que lo­gre desa­rro­llar me­jor es­te te­ma de la om­ni­ca­na­li­dad va a in­ter­pre­tar de me­jor ma­ne­ra lo que es­tá pa­san­do con nues­tros con­su­mi­do­res. Yo no veo ra­zo­nes pa­ra que Cen­co­sud no pue­da ser el prin­ci­pal ven­de­dor di­gi­tal de food en la re­gión, nos es­ta­mos pre­pa­ran­do pa­ra ello. Cen­co­sud y la ca­pi­la­ri­dad de nues­tros lo­ca­les de­ben per­mi­tir que en el fu­tu­ro el clien­te pue­da por eje com­prar en la web de Pa­ris o Easy y re­ti­rar en el lo­cal de San­ta Isa­bel que quie­ra. —Hoy nos sen­ti­mos có­mo­dos en los mer­ca­dos don­de ope­ra­mos. Si hay opor­tu­ni­da­des a fu­tu­ro se eva­lua­rán. En el ne­go­cio, ope­ra­mos cin­co uni­da­des di­fe­ren­tes, pe­ro so­mos prin­ci­pal­men­te una em­pre­sa de su­per­mer­ca­dos, de ali­men­ta­ción, eso no se nos ol­vi­da nun­ca, y ade­más ope­ra­mos tien­da por de­par­ta­men­tos, me­jo­ra­mien­to pa­ra el ho­gar y cen­tros co­mer­cia­les, ade­más de in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra. Esos son nues­tros ne­go­cios co­re y no veo a la com­pa­ñía en otros ne­go­cios.

¿Le gus­ta­ría ser me­nos de­pen­dien­te de su­per­mer­ca­dos?

—La ver­dad es que no veo la ne­ce­si­dad, por­que la ali­men­ta­ción es una ne­ce­si­dad bá­si­ca en la pi­rá­mi­de y per­mea bas­tan­te me­jor en los mo­men­tos bue­nos de la economía, sien­do mu­cho más de­fen­si­va en los mo­men­tos un po­co más com­ple­jos o en las cri­sis. El ADN de la com­pa­ñía par­te en el ne­go­cio de su­per­mer­ca­dos. La cul­tu­ra de es­ta com­pa­ñía na­ce en el Jum­bo, el res­to de nues­tras mar­cas sien­ten or­gu­llo por es­to y tra­ba­jan pa­ra que es­te ejem­plo de ex­pe­rien­cia de clien­tes per­mee en to­da la or­ga­ni­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.